Cultura y Libros

Rippert: disparé al avión de Saint Exupéry

Un libro de próxima aparición en Francia desvela que fue un joven alemán de 24 años, Horst Rippert, el que disparó y derribó el avión del escritor de El Principito, durante la II Guerra Mundial

Redacción
Domingo, 16 de marzo de 2008 | 08:18
Comentarios desactivados en Rippert: disparé al avión de Saint Exupéry

Luc VanrellMás de 60 años después, parece que el misterio de la desaparición del escritor Antoine de Saint Exupéry ha llegado a su fin. Horst Rippert ha confesado que fue él quien el 31 de julio de 1944 disparó y abatió al avión que pilotaba el célebre escritor, entre otras obras, de El Principito.

“Me gustaba el personaje. Si lo hubiera sabido no hubiera disparado. No sobre él”, ha asegurado Rippert, según ha publicado este sábado, el diario francés La Provence. Rippert fue piloto de la Luftwave durante la II Guerra Mundial y su testimonio aparecerá recogido en un libro de próxima publicación en Francia titulado Saint Exupéry, el último secreto.

No sigan buscando más, les dijo Rippert

Luc Vanrell -en la imagen- y Jacques Pradel, autores del libro, han asegurado que fue Rippert, actualmente de 88 años y jubilado del periodismo deportivo que ejerció tras la guerra, quien les dijo que no siguieran buscando más sobre el escritor francés puesto que había sido él el que disparó sobre su avión, derribándolo y viéndolo caer al agua, sin que saltase nadie del aeroplano.

Rippert tenía 24 años cuando sucedió el encuentro fatal para Saint Exupéry y era conocedor de la obra más famosa del escritor. El aviador alemán supo al poco tiempo que había derribado a unos de sus héroes de la literatura y esperó siempre “que no fuera él”. Para Vanrell, que llevaba años detrás de la misteriosa -¿suicidio, accidente o derribo en combate?- desaparición del francés, que por aquel entonces tenía 44 años, Rippert mató a su ídolo.

No hay comentarios en “Rippert: disparé al avión de Saint Exupéry”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.