Opinión

Juno o un Óscar de guión se va al diablo por la huelga

[&hellip

Ricard Nube
Lunes, 24 de marzo de 2008 | 16:28

Juno es una película simpática, entretenida y emotiva. Nos muestra una posible realidad adolescente en una sociedad estadounidense totalmente estereotipada. Una banda sonora más que interesante, una realización formal con un par de detalles destacables, correctas interpretaciones que en ningún caso suponen un reto para los actores y a otra cosa mariposa.

Lo que más sorprende es que Juno sea ganadora de un Óscar al mejor guión. Y no lo digo porque Diablo Cody, la carismática guionista del film, haya escrito una mala película. De hecho parece haber encontrado un equilibrio a la hora de mostrar el mundo de los teens, un camino nuevo alejado de lo absurdo e inverosímil de films estilo Cólega dónde está mi coche y los terribles chavales de las películas de Larry Clark (Kids, Teenage Caveman, Ken Park). Diálogos rápidos, posmodernos, hipertextuales y en bastantes momentos ingeniosos. Poco o nada nuevo aporta la estructura de la narración y dificilmente encontraremos escenas que pasen a la historia del cine por cualquier motivo. Por no entrar al trapo de algún que otro claro fleco en el guión (espasmosas la rapidez y la facilidad con que la chica pasa de tener clara la opción del aborto a rechazarla por completo). En fin, que entre tanta huelga de guionistas y tan poca historia, simplemente no ha sido un buen año para los guiones de Hollywood y de ello se ha beneficiado la nueva diablesa de las películas comerciales con piel de independiente.

En comparación con esta edición de los premios, las anteriores ceremonias mostraban un alto nivel entre los guiones nominados. En los últimos años basta ver los títulos, en mi opinión más interesantes que Juno, que se quedaron a las puertas de conseguir la estatuilla que tanto honor y algún que otro dólar extra proporciona: Memento, Amélie y The Royal Tenenbaums fueron derrotadas en 2001 por Gosford Park, seguramente un año en que el consumo de crack hizo estragos entre los académicos que votaban. Cualquiera de los tres guiones merecería ganar el Óscar por encima de Juno e incluso por encima del cadáver de un Robert Altman que en paz descanse. Nada diremos del Óscar de 2002, ya que cómo no va a conseguir el Óscar alguien que además de escribir un gran guión y realizar una gran película se encomienda a múltiples vírgenes y santos: Hable con ella. Hasta día de hoy, aparte de la nueva oleada de alucinógenos que llevaron a premiar Lost in translation como mejor guión de 2003, merecidos trofeos se llevaron Olvídate de mí! (penosa traducción de The Eternal Sunshine of the Spotless Mind) haciendo justicia por fin a un Charlie Kaufman que no pudo hacerse con el premio por las magníficas Adaptation o Cómo ser John Malkovich (Being John Malkovich); también vencieron y convencieron Crash y la reciente Pequeña Miss Sunshine (Little Miss Sunshine). Y es que aunque no siempre gana el mejor, a veces se hace justicia. Por suerte los hermanos Coen, además del gran regalo que ha sido Anton Chigurn para Bardem, son más autores que guionistas y no estuvieron de huelga a la hora de adaptar, con gran fortuna y estilo, la novela de Cormac McCarthy. Merecido Oscar al guión adaptado y buen nivel.

1 comentario en “Juno o un Óscar de guión se va al diablo por la huelga”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Pájaro - Miércoles, 4 de junio de 2008 a las 16:41

    Sin duda para mi la mejor película del año ha sido Juno. La grandeza de esta película radica en la manera tan acertada de tratar un tema como el aborto.
    Los diálogos son de los más acertados y frescos, ofrecen algo que hasta día de hoy no había visto en el cine, fuerza y novedad.
    No recuerdo una película tan novedosa desde El señor de la guerra.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.