Cataluña

El cine en catalán cuesta a las arcas de la Generalidad 85 euros por entrada

[&hellip

Redacción
Sábado, 31 de mayo de 2008 | 10:17

Lengua CatalanaHarry Potter eta Fenixaren ordena, I L’Orde del Fenix, E a orde de Fenix. El famoso mago del cine, entre otros muchos personajes, también habla vasco, catalán y gallego. Y lo hace gracias a las subvenciones millonarias que anualmente dedican los gobiernos autonómicos a la difusión de películas en las lenguas regionales.

En total, las producciones cinematográficas de Cataluña, País Vasco y Galicia manejarán este año cerca de 50 millones de euros. Cataluña es la que más invierte, País Vasco intenta hacerse un hueco y Galicia apenas estrena películas por la falta de demanda.

Según ha publicado este sábado La Razón, el Instituto Catalán de Industrias Culturales (ICIC), en colaboración con TV3, han establecido un presupuesto conjunto para la promoción audiovisual de 36,65 millones de euros, que supera los más de 16 millones destinados a ese fin en 2006. El dinero está destinado a apoyar la producción de películas a través de subvenciones por puntos que valoran la catalanidad del producto. A esa cantidad hay que sumar las subvenciones de la Secretaría de Política Lingüística, que en 2006 sumaron 9,3 millones.

Lo más valorado es que sea una producción rodada en versión original catalana, que recibe 45 puntos de los 180 totales. Si el argumento está basado en textos de autores catalanes o tramas que se desarrollan en Cataluña, eso es otro plus de 24 puntos; si el rodaje se lleva acabo en territorio catalán, la suma son diez puntos más; y si se contratan empresas de servicios, técnicos, y equipo creativo locales, son 45 puntos más. Por último, si los actores son catalanes, la puntuación llega a los 34 y entonces el producto está destinado a llevarse el gran premio. La puntuación máxima se subvenciona con 200.000 euros.

El ICIC justifica esta medida para acabar con las perversiones del antiguo sistema, que permitía, según afirma el secretario de Cultura del departamento de Cultura y Medios de Comunicación, Eduard Voltas, financiar películas en las que solo el diez por ciento de la producción era catalana. El objetivo, según ha publicado La Razón, es reducir el número de producciones que recibieron subvención (de 75 en 2007 a 40 en 2008) y centrar las ayudas sobre todo en cuatro grandes películas que sean capaces de atraer al gran público. Cada una de estas cuatro películas podría obtener hasta un millón de euros.

El año pasado solo hubo doce producciones filmadas en catalán, que obtuvieron una cuota del 0,8% del mercado de cine en Cataluña. Es decir, de los 24.259.625 personas que fueron al cine, solo 194.077 fueron a ver películas en versión original catalana, por lo que cada entrada le costó a la Generalidad de Cataluña unos 85 euros. Esta iniciativa busca dar un salto en este exiguo porcentaje y otorgar mayor solidez a la industria.

Entre las películas catalanas que se estrenaron en 2007 figuran Barcelona (Un mapa ), de Ventura Pons o Raval, Raval, de Antoni Verdaguer. El ICIC es consciente de la poca relevancia social del cine rodado en catalán. Su director, Antoni Lladó, ha admitido que estas producciones están fuera de mercado.

A la espera de la nueva ley del cine catalán, que pretende garantizar un circuito de exhibición para estas películas, los creadores catalanes que ruedan en castellano vuelven a quedar en la sombra.

2 Comments en “El cine en catalán cuesta a las arcas de la Generalidad 85 euros por entrada”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. jose - Sábado, 31 de mayo de 2008 a las 12:17

    Y cuanto dinero dedica en subvenciones al cine en castellano el gobierno español?

  2. creditos - Jueves, 10 de julio de 2008 a las 22:23

    Apoyo para la película “El infierno vasco”

    No es habitual que una película tome postura abiertamente contra el terrorismo. En los últimos años directores como Iñaki Arteta se han atrevido a denunciar en el cine el horror causado por ETA durante años.
    Esto no gusta a los terroristas, pero tampoco al círculo que les rodea. Por ello, se hace necesario apoyar la proyección de la película “El infierno vasco”, la más reciente de Arteta.

    Carlos Menéndez
    http://www.creditomagazine.es

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.