RevistaWeb

‘Muy pocos se han atrevido a protestar porque late la amenaza de represalias, profesionales, civiles o incluso violentas’

[&hellip

Redacción
Miércoles, 25 de junio de 2008 | 07:17

Hermann Tertsch, periodista, el 24 de junio de 2008 en ABC:

‘En medios educativos e intelectuales europeos no pueden dar crédito a las noticias que les llegan sobre la sistemática, contumaz y obsesiva persecución a que es sometida la lengua común de los españoles, hablada por más de 450 millones de habitantes de este mundo, una de las que goza de mayor crecimiento y prestigio fuera de nuestras fronteras. Nadie entiende que, en aras de ideologías etnicistas o tribales decimonónicas, en la España del siglo XXI se haya desatado un insólito pogromo contra la lengua española, organizado por instituciones del Estado y financiado con dinero público. Es imposible de explicar fuera de Carpetovetonia que en dichas regiones españoles operen -engullendo millones de euros del erario público- inmensos aparatos integrados por maestros, profesores, funcionarios, comisarios lingüísticos, policías mediáticos y cancerberos ideológicos cuyo objetivo máximo es desterrar en su zona de influencia todo vestigio de la lengua común. Resulta incomprensible ese afán por arrebatar a las nuevas generaciones la lengua más útil para su desarrollo personal y profesional en un mundo globalizado. Más lo es si cabe la escasa resistencia habida hasta ahora ante esta masiva violación de los derechos humanos y culturales. Muy pocos se han atrevido a protestar porque late la amenaza de represalias, profesionales, civiles o incluso violentas. El llamamiento de ayer es quizás el mejor acicate para una revuelta civil en defensa de nuestros derechos ciudadanos y del futuro de nuestros hijos y nietos. Bendito sería este punto de inflexión en nuestra historia reciente’.

No hay comentarios en “‘Muy pocos se han atrevido a protestar porque late la amenaza de represalias, profesionales, civiles o incluso violentas’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.