RevistaWeb

‘El señor Puyal hizo una cosa de un gran mérito, hizo la primera retransmisión en catalán. La puedo haber hecho otro cualquiera, pero el mérito es suyo, a partir de ahí hizo algunos programas en televisión, de un cierto renombre, que pertenecen a lo noche de los tiempos ¿Qué más ha hecho el señor Puyal?’

[&hellip

Redacción
Domingo, 31 de agosto de 2008 | 13:26

Manuel Trallero, escritor, el 30 de agosto de 2008 en su blog:

‘[…] El señor Puyal hizo una cosa de un gran mérito, hizo la primera retransmisión en catalán. La puedo haber hecho otro cualquiera, pero el mérito es suyo, a partir de ahí hizo algunos programas en televisión, de un cierto renombre, que pertenecen a lo noche de los tiempos ¿Qué más ha hecho el señor Puyal?

Pues recibir homenajes. Lleva veinte años recibiendo homenajes. Sobre él se han vertido miles de litros de baba patriótica laudatoria. Una práctica corriente en el periodismo catalán.

[Puyal] se ha convertido en el imaginario de los medios catalanes de comunicación en lo que fue Jose Antonio Primo de Rivera, en los primeros años del franquismo: “El Gran Ausente”. Todo el mundo piensa en él, todo el mundo le echa en falta. Pero cuando llega la ocasión “fa figa” o “llufa” y continúa eso sí siendo un gran maestro y recibiendo más homenajes’.

1 comentario en “‘El señor Puyal hizo una cosa de un gran mérito, hizo la primera retransmisión en catalán. La puedo haber hecho otro cualquiera, pero el mérito es suyo, a partir de ahí hizo algunos programas en televisión, de un cierto renombre, que pertenecen a lo noche de los tiempos ¿Qué más ha hecho el señor Puyal?’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Llordi - Lunes, 1 de septiembre de 2008 a las 08:54

    Ésta Sr. Trallero forma parte del “Manual del buén Catalanista”. Y es que, se haga mayúscula la ínfima tarea de lo irrisorio, y, aunque sea carente de tener mérito se le aúpe a los altares cual “Dios del Catalanismo” y se le proyecte a imagen de lo que los catalanes puedan copiar en sus actitudes como ciudadano.

    Y, la Generalidad, como buena gestora del Marketing Catalanista, se ocupa y preocupa que su “difusión se magnifique” hasta los límites más insospechados… ¡¡Aunque se trate de algo que para la mayor parte de la sociedad resulta exquisitamente chauvinista!!… “Ahora toca Puyal”… Antes fué “Pujol”… Palmo más, palmo menos…

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.