RevistaWeb

‘La posición de Solbes expresa una visión claramente federal del Estado, conforme con el modelo constitucional. En cambio, la posición de los partidos catalanes expresa una visión confederal, muy alejada de la Constitución. Y ahí está la clave del asunto: es irrazonable y antifederal que cada estatuto establezca su propio modelo de financiación’

[&hellip

Redacción
Lunes, 1 de septiembre de 2008 | 18:49

Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional de la UAB, en La Vanguardia, el 30 de agosto de 2008:

‘La posición de Solbes expresa una visión claramente federal del Estado, conforme con el modelo constitucional. En cambio, la posición de los partidos catalanes expresa una visión confederal, muy alejada de la Constitución. Y ahí está la clave del asunto: es irrazonable y antifederal que cada estatuto establezca su propio modelo de financiación. El modelo debe estar en la Lofca, es decir, en la ley estatal prevista en el artículo 157.3 de la Constitución, y no en los estatutos de autonomía.

En este aspecto, al establecer un modelo de financiación propio, el Estatut claramente se revela inconstitucional. Sus consecuencias son las dificultades y malentendidos actuales. El error, el gran error, está en haber aprobado alegremente un Estatut con los sentimientos y no con la razón, por oportunismo y sin responsabilidad’.

7 Comments en “‘La posición de Solbes expresa una visión claramente federal del Estado, conforme con el modelo constitucional. En cambio, la posición de los partidos catalanes expresa una visión confederal, muy alejada de la Constitución. Y ahí está la clave del asunto: es irrazonable y antifederal que cada estatuto establezca su propio modelo de financiación’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Santi - Lunes, 1 de septiembre de 2008 a las 20:36

    ‘El error, el gran error, está en haber aprobado alegremente un Estatut con los sentimientos y no con la razón, por oportunismo y sin responsabilidad’.

    Chapeau!

  2. Llordi - Lunes, 1 de septiembre de 2008 a las 21:09

    Esa es la cuestión, ¡¡Y EL GRAN PROBLEMA!!…

    Que desde el Catalanismo se azucen los sentimientos mas bajos, para llevar las aguas del resentimiento contra los españoles, el centralismo, Madrid, España… ¡¡Si es lo de siempre!! ¡¡La misma leyenda catalanista!!

  3. Rogeliof Romanof - Lunes, 1 de septiembre de 2008 a las 21:47

    A mi muy apreciado y pelón Santi

    ‘El error, el gran error, está en haber aprobado alegremente un Estatut con los sentimientos y no con la razón, por oportunismo y sin responsabilidad’. Chapeau!
    ***************************************************

    Primero, me ha gustado lo de chapeau, eso demuestra que sabes idiomas, además del castellano.
    Y es mucho. Del catalán tengo mis serias dudas.

    En cuanto a la aprobación “alegre” de l’Estatut, pues qué quieres que te diga; más que alegremente
    fue aprobado por e pueblo catalán con gran esperanza en el futuro y en un cambio de orientación y mejora del anterior Estatuto, en el que se contempla, por fin, que Catalunya es una nación, y en el que se establecen unas bases más justas de financiación.
    Si tú consideras, minucia, que esa aprobación fue alegre, pues para ti la perra gorda.

    Lo que si fue alegre fue la proclamación de la Segunda República. Ahí si que hubo justificada alegría. Pero en nuestro Estatut, con el miserable
    y ruin posicionamiento de Rajoy, no nos alegramos demasiado.

  4. Iliemo - Martes, 2 de septiembre de 2008 a las 11:14

    Es así de obvio. Los partidos nacionalistas no quieren encontrar ninguna solución razonable, porque eso va contra su propia existencia.

  5. Lydia - Martes, 2 de septiembre de 2008 a las 11:41

    Tremendo negocio es el catalanismo, y a cuantas bocas da de comer.

  6. Egarense - Martes, 2 de septiembre de 2008 a las 12:16

    Fets, no paraules: l´estatut de la Moncloa (perquè aquest és el nom que li escau a diferència dels de Núria i Sau) va ser votat només pel 50% dels catalans amb dret a vot; l´altre 50% va votar el següent: en el 20% del casos negativament, en el 5% dels casos va votar en blanc i la resta va votar afirmativament. En resum: 0.5*0.75=0.375*100=37.5%. Es a dir que de cada 100 catalans amb dret a votar només el 37% va estar d´acor amb el text estatutari.

    Ara el vicepresident del nostre país jura que defensarà a mort l´estatut de la Moncloa oblidant que el seu partit hi va fer campanya en contra.

    L´estatut de la Moncloa no resoldrà ni el problema de la desindustrialització ni el problema de la qualitat de l´ensenyament ni les tensions derivades de la immigració (l´exemple paradigmàtic és Vic, el model de convivència on la segona força municipal és PxC)

    A Catalunya no volem veure els problemes reals, perquè el nostres governants, en el fons, no són millors que els seus votants.

  7. Santi - Martes, 2 de septiembre de 2008 a las 15:59

    Nuestro querido troll sigue dando muestras de sus limitaciones, dice:

    Dices – y dices mal- que desde el catalanismo se azuzan los sentimientos más bajos…contra los españoles. ¿Pero no habíamos quedado que los catalanes también éramos españoles? Aquí hay un contrasentido que deberías aclarar.

    Aclaración: que todos los catalanistas (ciudadanos españoles que profesan el catalanismo) sean catalanes (ciudadanos españoles con vecindad civil en Cataluña) no implica que todos los catalanes (ciudadanos españoles con vecindad civil en Cataluña) sean catalanistas (ciudadanos españoles que profesan el catalanismo).

    Buenas tardes.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.