RevistaWeb

‘El mito de la España lorquiana, clerical y pintoresca, no se corresponde hoy con la realidad y a los catalanes nadie nos paga por serlo’

[&hellip

Redacción
Jueves, 18 de septiembre de 2008 | 17:45

Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional de la UAB, el 18 de septiembre de 2008 en La Vanguardia:

‘Frente a una España atrasada, improductiva, funcionarial y carca, Catalunya era considerada un faro de modernidad, de libertad, de cosmopolitismo: allí empezaba Europa y nuestra capital era París. “Llegará un momento en que los catalanes iremos por el mundo y lo tendremos todo pagado”, profetizó el estrafalario filósofo Francesc Pujols. Hoy España es ya Europa y los catalanes que la visitan quedan asombrados de lo que ven. El mito de la España lorquiana, clerical y pintoresca, no se corresponde hoy con la realidad y a los catalanes nadie nos paga por serlo’.

2 Comments en “‘El mito de la España lorquiana, clerical y pintoresca, no se corresponde hoy con la realidad y a los catalanes nadie nos paga por serlo’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. cualquiera - Jueves, 18 de septiembre de 2008 a las 18:44

    Es totalmente cierto. Ese cosmopolitismo catalán o si se quiere barcelonés se ha perdido. Si sigue siendo Barcelona vanguardista es a pesar del nacionalismo.

    Esta ideología, llevada a los extremos actuales, está llevando a esta Comunidad Autónoma a un ombliguismo y a un rechazo a “lo español” que le conduce irremediablemente a lo “pueblerino”. Lo quiera o no, con el español como lengua universal es como se proyectará hacia el exterior y con el catalán como particularidad como potenciará sus peculiaridades. Querer proyectarse hacia el exterior con el catalán, aparte de los problemas, exclusiones y divisiones que origina entre los propios catalanes no la va a hacer mas conocida y apreciada precisamente porque esa lengua no es universal.

    Hoy España efectivamente es una nación moderna y cuanto antes se dé cuenta el nacionalismo mejor. Ya no vale el discurso de una Cataluña moderna y Europea frente a una España trasnochada. Por eso si quiere seguir siendo la vanguardia de España tiene que hacerlo tirando de España, como hizo siempre. No frente a ella. Y no decir que el proyecto de “modernizar España desde Cataluña” ha fracasado. Eso fue verdad en parte. Hoy ni siquiera en parte. Sin embargo sigue siendo el slogan del catalanismo para justificar sus tendencias separatistas. Pero se niega a ver la realidad.

    Cataluña ya no está por encima en cuanto a modernidad para poder tirar. Tiene que competir con lealtad para mantenerse en cabeza. Y puede hacerlo. Es más debe hacerlo.

  2. Santi - Viernes, 19 de septiembre de 2008 a las 12:26

    Deacuerdo con cualquiera y con el profesor De Carreras. A lo que añado, el pujolismo ha hecho mucho daño a Barcelona y por extensión a Cataluña precisamente por su obsesión de pretender desvincularnos del resto de España, el desarrollo de Cataluña durantes los siglos XVIII, XIX y XX se debe precisamente a su dimensión española, y el cosmopolitismo barcelonés se debe también a ser un referente tanto para toda España como también en algunos casos para los países iberoamericanos.

    Hoy en día desde el provincialismo más rancio, carca y retrógrado se pretende reducir nuestra propia dimensión, y esa reducción tiene su precio. Por la contra otras ciudades como Madrid, Valencia o recientemente Zaragoza aprovechan su dimensión española para proyectarse a escala internacional.

    Tan sólo hace falta imaginar que hubiera sido de Zaragoza si plantea la EXPO en plan baturricos, jamón de Teruel, tambores de Calanda, joticas y promoción de la fabla aragonesa. Los aragoneses no han apostado por una Zaragoza folclórica sino cosmopolita, y por ello la EXPO les ha funcionado.

    Amén de que Felipe González no permitiera a Pujol hacer lo que lue hubiera gustado con los JJOO, sino hubiera sido una vergüenza internacional.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.