RevistaWeb

‘La fotografía de esta semana de José Tomás, el verdugo madrileño, mostrando una bandera catalana con sangre de toro para reivindicar las corridas de toros en Barcelona, fue un insulto inaceptable’

[&hellip

Redacción
Miércoles, 1 de octubre de 2008 | 10:43

Agustí Bordas Cuscó, consejero de políticas del Gobierno Federal de Canadá, el 24 de septiembre de 2008 en El Singular Digital:

‘La fotografía de esta semana de José Tomás, el verdugo madrileño, mostrando una bandera catalana con sangre de toro para reivindicar las corridas de toros en Barcelona, fue un insulto inaceptable. Si bien todavía puede haber algunos catalanes que apoyen esta barbarie, es horade que el Parlamento de Cataluña recoja el sentimiento de una amplia mayoría de la población catalana y prohíba las corridas de toros. Nuestros parlamentarios ya llegan tarde’.

12 Comments en “‘La fotografía de esta semana de José Tomás, el verdugo madrileño, mostrando una bandera catalana con sangre de toro para reivindicar las corridas de toros en Barcelona, fue un insulto inaceptable’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. cRAC - Miércoles, 1 de octubre de 2008 a las 12:16

    Sí, aun hay algunos “catalanes” que apoyan las corridas de toros, algo “tan español”.
    Seguramente son los votantes de Rivera, Robles y Domingo

  2. Santi - Miércoles, 1 de octubre de 2008 a las 12:53

    Estimado Mc Troll, si supieras algo de historia no dirías tantas tonterías, Barcelona ha sido la única ciudad con tres plazas de toros, inclusive durante la guerra civil los republicanos montaban corridas de toros para recaudar fondos para la causa, y la plana mayor de ERC era aficionada a la tauromaquia.

    Lo triste es ver los nois de l’odi, tu entre ellos, el único argumento que tienen contra la tauromaquia es: que es española. Ergo… ¿El sur de Francia también es España?: ¡¡Pedazo de analfabeto funcional!!.

  3. cualquiera - Miércoles, 1 de octubre de 2008 a las 15:07

    Se puede estar en contra de las corridas de toros y ser antinacionalista. Se puede estar a favor de las corridas de toros y ser nacionalista.

    Idígoras era un gran aficionado a los toros y como él muchos nacionalistas vascos que corren en los encierros. Porque no se trata de que sean españolas (Cataluña, Navarra y el País Vasco forman parte de España y crían toros bravos, sus plazas son famosas, han dado toreros…), también de muchos otros países.

    Ha habido toreros portugueses, franceses, estadounidenses o de Guinea Ecuatorial. Eso sin contar a los hispanoamericanos. ¿Y catalanes? Quizá el mas famoso haya sido Joaquín Bernadó, muy querido en México por cierto. Y la monumental de Barcelona una de las plazas mas importantes del mundo.

    Otra vez se trata de dirigir nuestras vidas. Si eres catalán no puedes ser aficionado a los toros. Da igual que haya afición o no. Da igual la realidad. Cataluña debe ser como la imagina el nacionalismo.

    Estamos hablando de algo que gusta o disgusta a la gente según sus preferencias. No de algo que guste o disguste según el territorio en que se vive.

  4. Joan - Miércoles, 1 de octubre de 2008 a las 20:18

    Lo que más me gusta de los taurinos es que se pasan la vida denunciando que los antitaurinos atacan el mundo de los toros en base a un montón de incoherencias, cuando ellos son La Incoherencia misma. Lo mejor de todo es cuando dicen que “es una lucha del hombre contra la naturaleza” o que “el toro también tiene la oportunidad de matar al torero”. Flipante. ¿Cuántos toros se han matado en las plazas de Celtiberia en los últimos 10 años y cuantos toreros o bandilleros han matado los toros? La proporción puede que sea de ¿10.000 a uno? Para morirse, pero de risa.

  5. cualquiera - Miércoles, 1 de octubre de 2008 a las 20:36

    Aquí no discutimos a favor o en contra de los toros. Cada uno es muy libre. Aquí lo que se plantea es si un catalán aficionado a los toros es “buen catalán”. (Es lo que viene a decir cRAC)

    Porque no se trata de estar en contra de ellos. Muchas personas de todas las Comunidades Autónomas lo están. Sino de que lo “propio de Cataluña” es ser antitaurino porque los toros es cosa de “España” y por consiguiente incompatible con Cataluña. Otra vez un argumento nacionalista que no se sostiene.

  6. Llordi - Jueves, 2 de octubre de 2008 a las 14:47

    Más de lo mismo: Toros = España, ¡malo!… Castellers = Catalanismo, ¡bueno!… ¡¡Vaya “peazo de libertá” catalanista!! ….

    Y, nos tenéis hartos de la misma basura nacionalista. Si no te gustan los toros, lo tienes fácil, ¡no vayas! Tienes la misma libertad tanto para ir, como para no ir. Los toros, a los ruedos, y la política, ¡¡donde toca!! …

  7. Un català - Jueves, 2 de octubre de 2008 a las 18:04

    Las corridas de toros son una salvajada y deberian prohibirse.

    Igual que otras fiestas en las que se maltrata a los animales. Son propias de pueblos atrasados y brutales.

  8. Iliemo - Jueves, 2 de octubre de 2008 a las 18:11

    Hay una tradición que consiste en que un niño de apenas cuatro años se juegue la vida subiendose a un castillo de personas.
    ¿Eso no lo ves como una salvajada?
    ¿Crees que debería prohibirse? O es un tema algo más complicado…

  9. cualquiera - Jueves, 2 de octubre de 2008 a las 18:28

    Yo creo que las corridas de toros irán evolucionando de modo que se evite el sufrimiento del animal. Algo parecido a lo que ocurre en Portugal. Creo que es cuestión de tiempo. Ya han ido evolucionando y muchas suertes hoy no se practican (desjarretar toros, echarles perros, banderillas de fuego, banderillas negras, picar sin peto)

    Lo que no creo que desaparezca es la cultura del toro: Encierros, recortes…Por el amor del hombre al riesgo y por la fuerza de la tradición.

    De todos modos aquí el problema es que se quiere ver como una tradición “ajena” y como siempre falsear la historia y la realidad. “Cataluña antitaurina” “La fiesta non grata”

    ¿También la suprimirían en los “Paisos Catalans”, concretamente en Valencia y Alicante, la Comunidad Autónoma con mas tradición taurina de España después de Andalucía, con mas encierros que en ninguna otra parte, con un elevadísimo porcentaje de toreros y figuras?

  10. Nausica - Viernes, 3 de octubre de 2008 a las 01:03

    Hacer espectáculo público de la tortura y muerte de un animal es, aparte de brutal, una afición que denigra a los seres humanos. Hay muchísima gente que no es catalana y detesta las corridas de toros, lo que pasa es que como se le llama la “fiesta nacional”, es normal que se relacione con la “españolidad”.
    Sí, debería prohibirse, igual que hay leyes para que la gente no torture a su perro , o para que no se celebre la matança del porc. Se ve que los toros no tienen lo mismos derechos que el resto de animales. No hayquine lo entienda.

  11. jorofupamo - Domingo, 5 de octubre de 2008 a las 00:29

    Agustí,no se si bordas.Pero esta vez lo has bordado.

  12. Joan - Martes, 7 de octubre de 2008 a las 22:20

    Iliemo, lo de comparar los toros con los castells es una chorrada tan mayúscula que sólo se le puede ocurrir a un defensor de la tauromaquia. Así que simplemente, cuatro cositas:

    1. En toda la historia de los castells sólo ha habido tres accidentes mortales y se duda de la veracidad del más antiguo. Lamentablemente, el verano de 2006 tuvimos todos la desgracia que falleciera una niña de 12 años que era la segunda víctima en 150 años. Supongo que te dará lo mismo, pero en proporción hay más muertes y lesiones entre los niños que practican el fútbol.

    2. Aparte de estar prohibidísimo que un niño de cuatro años pueda participar en en un castell, es imposible que tenga fuerza física y habilidad para actuar como “enxaneta”.

    3. Una caída o accidente es LO PRIMERO QUE QUEREMOS EVITAR Y LAMENTAMOS. En cambio, vosotros celebráis la tortura de un animal como un festejo y aplaudís a los torturadores.

    4. Y, básicamente, yo siempre pude decidir libremente si quería subir al castell. Lamentablemnte, no conozco ningún toro al que le dejéis elegir su suerte.

    Se me ocurren 50 cosas más que podría añadir, pero has dicho una chorrada tan impresionante que, sinceramente, creo que no hubiera hecho falta ni que aportar ni una. Si tus argumentos contra el catalanismo son del mismo calibre, me parece que las minorías podemos estar tranquilas.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.