Cataluña

Benach pide disculpas y anuncia que retirará los ‘extras’ de su coche

[&hellip

Agencias / Redacción
Lunes, 27 de octubre de 2008 | 20:58

Ernest BenachEl presidente del Parlamento autonómico de Cataluña, Ernest Benach, ha pedido este lunes disculpas a los ciudadanos que puedan haberse ofendido por el gasto de 9.200 euros en los polémicos accesorios para su coche, y ha anunciado que los retirará del vehículo.

Mientras dure la crisis económica, se suspenderá también la renovación automática de vehículos adscritos a los cargos representantivos de la Cámara autonómica, analizando caso por caso cada coche teniendo en cuenta su kilometraje y su estado general de conservación.

Así lo ha comunicado este lunes en declaración institucional el propio Benach, quien ha añadido: “Me duele especialmente que esto haya podido molestar a muchos ciudadanos y familias que tienen dificultades económicas, agravadas por el momento actual de crisis, y que haya podido afectar a la imagen de esfuerzo de austeridad y contención en la gestión de los presupuestos del Parlamento”.

Benach ha explicado que ha hablado de la polémica con el presidente de la Generalidad, José Montilla, y que se siente respaldado por su partido y por la Mesa del Parlamento.

Sin embargo, ha querido dejar claro que los accesorios no eran “lujos innecesarios”, sino herramientas que le permiten trabajar mejor en sus desplazamientos, y ha remarcado que en la pasada legislatura hizo unas 500 salidas por el territorio. “La idea era hacer del coche una oficina móvil”, ha argumentado.

Según Benach, ha habido “ahorros muy importantes” de dinero público en el Parlamento autonómico gracias a la adopción del sistema del ‘renting’ para el mantenimiento, la gestión y la renovación del parque móvil.

7 Comments en “Benach pide disculpas y anuncia que retirará los ‘extras’ de su coche”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Carlos - Lunes, 27 de octubre de 2008 a las 21:00
  2. Iliemo - Lunes, 27 de octubre de 2008 a las 21:02

    Lo más decente que podría hacer este individuo es dimitir. Y, de paso, dejar de ir a menús de 120 euros con el Carod a costa de los contribuyentes. Sólo hay que ver lo que se han engordado todos los cargos de ERC desde que están en el gobierno.

  3. Peret - Lunes, 27 de octubre de 2008 a las 21:25

    Han engordado y no abandonan la moqueta y coche oficial ni hartos de vino.

  4. Llordi - Lunes, 27 de octubre de 2008 a las 21:55

    ¡¡Y de lo que nos falta por saber que chupáis a nuestra costa!!

    Claro que, sin información crítica, -para eso subvencionáis medios de manipulación- no hay crítica posible… A menos que alguien, se pueda meter a bucear en vuestras manipuladoras mentiras.

    ¡¡Por eso, a este gobierno no le interesa ni la existencia de C’s ni su mensaje, ni nada que pueda hacerle poner en ridículo!! … Los otros, ¡¡a callar!! ¡¡y a obedecer!! … Que luego tendrán su recompensa…

  5. Polites - Martes, 28 de octubre de 2008 a las 09:39

    Será caradura!! Lo que tiene que hacer este señor al que pagamos los lujos entre todos es dimitir. Pero ya se sabe, en este país no dimite ni dios.

  6. Iliemo - Martes, 28 de octubre de 2008 a las 10:22

    El Mundo 28 de octubre de 2008
    Los libros de texto de Cataluña y Galicia ridiculizan a los que hablan en castellano
    Copiar enlace

    28 de octubre de 2008
    Los libros de texto de Cataluña y Galicia ridiculizan a los que hablan en castellano
    La editorial Castellnou identifica a los marcianos como hablantes de español; Anaya recurre a viñetas con claro contenido racista, y Xerais presenta el castellano como un idioma invasor
    MANUEL ROMERO. Especial para EL MUNDO

    MADRID.- Gran parte de los libros de texto de Cataluña y de Galicia cumplen la máxima de que no hay desprecio con satisfacción si no va acompañado de burla.

    La utilización del español está prohibida en todos los ciclos de la enseñanza de esas dos comunidades, pero eso no es obstáculo para que los manuales de lengua autóctona embistan contra el castellano. Lo hacen como si se tratara de un rival o enemigo exterior al que hay que ridiculizar ante los alumnos.

    Algunos libros de catalán se ensañan con la lengua castellana recurriendo a fórmulas poco inocentes, como la inclusión de artículos periodísticos que generen la carcajada unánime de los estudiantes.

    Un ejemplo de ello es la utilización, en el manual de 3º de ESO de Lengua Catalana de la editorial Castellnou, de una crónica del diario independentista Avui titulada Los marcianos hablan español y las marcianas no tienen pechos.

    Su elección para que los alumnos realicen trabajos en torno al texto se presta a la ridiculización del castellano y de aquellos estudiantes que lo usen, que inevitablemente serán considerados como marcianos. Se trata de un botón de muestra de esa pedagogía lingüística.

    Las continuas referencias al español como el idioma del imperio y las repetidas alusiones al franquismo, como exclusivo garante del castellano en Cataluña, se reflejan en numerosas viñetas y fotografías que mezclan lengua y política en los libros de texto.

    Otra forma de aludir al castellano se produce convirtiéndolo en un idioma extranjero, ajeno a Cataluña. Es frecuente que el español se presente, únicamente, como el idioma hablado por los inmigrantes procedentes de América Latina.

    El libro de Lengua Catalana de la editorial La Galera, para 3º de Primaria, señala en un mapamundi el origen de los idiomas que los niños catalanes pueden escuchar en sus calles. El español encuentra su procedencia en países como Colombia y Ecuador, no en España, y se presenta en el mismo nivel que el árabe, de los inmigrantes marroquíes, o el urdú, de los paquistaníes.

    En Galicia, el trato que recibe el español en los libros escolares no es muy diferente.

    El manual de Lengua Galega e Literatura de 2º de Bachillerato, de Anaya, se ensaña con los ciudadanos gallegos que tienen el castellano como idioma materno o habitual en sus relaciones sociales.

    El libro, destinado a jóvenes de 17 años, incluye en sus páginas una tira humorística con evidente contenido racista. Las viñetas, recogidas de La Voz de Galicia, muestran a un hombre que expone el siguiente argumento: «Hablando del problema de normalización lingüística en Cataluña, tengo el orgullo de ser gallego y hablar sólo en castellano». Su interlocutor responde: «Entón como M. Jackson, que é negro e fay forza por parecer branco» («Entonces como M. Jackson, que es negro y hace esfuerzos por parecer blanco»).

    El humor racista está prohibido en la mayoría de los países democráticos. En este caso, también tiene una misión pedagógica. El manual de la editorial Anaya lo justifica presentando a la lengua gallega como una víctima del español. Según el manual, el proceso lingüístico en Galicia camina «hacia la sustitución del gallego por el castellano y esto sólo se puede invertir mediante una política lingüística idónea».

    Los manuales transmiten a los estudiantes, de forma reiterada, la idea de que es el castellano el que amenaza al gallego y que sus hablantes se encuentran en franca desventaja y son sus víctimas.

    El conflicto lingüístico se presenta a los alumnos de forma muy visual en el manual de 1º de Bachillerato de la editorial Xerais. Incluye una señal de tráfico en español con tachaduras de spray hasta convertirla al gallego. Sin embargo, el pie de foto del libro de texto culpa también a la lengua española: «La presión del castellano no sólo tiene consecuencias en el plano social, sino también lingüístico».

    EL ESPAÑOL, ENTRE LOS MARCIANOS Y MICHAEL JACKSON.

    En la imagen superior aparece el artículo del diario Avui, utilizado por el libro de Lengua Catalana de la editorial Castellnou de 3º de ESO, que se refiere al castellano como lengua de los marcianos. En las viñetas de abajo, incluidas en el manual de Lengua Galega de la editorial Anaya, dos personajes ridiculizan a los gallegos que prefieren hablar castellano. Los comparan al cantante Michael Jackson, «que es negro y hace esfuerzos por parecer blanco».

  7. aleatorio - Martes, 28 de octubre de 2008 a las 13:20

    ¿La empresa del coche Va a devolver el dinero por retirar unas extras ya contratados y no sé si instalados?

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.