RevistaWeb

‘La burbuja en la que viven los políticos catalanes les impide ver que este tipo de protestas oficiales [por el reportaje del The Economist] son propias de países como Corea del Norte o Birmania, en los que no hay políticos, sino dueños de fincas’

[&hellip

Redacción
Sábado, 15 de noviembre de 2008 | 16:59

Félix de Azúa, escritor, el 15 de noviembre de 2008 en El Periódico:

‘[…] La burbuja en la que viven los políticos catalanes les impide ver que este tipo de protestas oficiales [por el reportaje del The Economist] son propias de países como Corea del Norte o Birmania, en los que no hay políticos, sino dueños de fincas. Y que suponen un ridículo pavoroso. Las carcajadas de los europeos han debido de ser pantagruélicas.’

3 Comments en “‘La burbuja en la que viven los políticos catalanes les impide ver que este tipo de protestas oficiales [por el reportaje del The Economist] son propias de países como Corea del Norte o Birmania, en los que no hay políticos, sino dueños de fincas’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. D. - Sábado, 15 de noviembre de 2008 a las 22:31

    No se puede decir mejor y más claro. Si es que en el fondo es sencillo.

  2. Todos contra el CAC - Domingo, 16 de noviembre de 2008 a las 09:38

    El vídeo CASABLANCA DEL LLOBREGAT refleja con sentido tragicómico lo que representa el tripartit en Cataluña.
    Inspirado a raíz de ‘la caza de brujas’ del CAC en el barrio de Sans en Barcelona y el cierre de la Cope en Gerona y Lérida.

    Dura unos minutos, absolutamente genial.(Para verlos dos veces, se puede perder algún detalle a la primera.)

    (unir las dos líneas si salen cortadas)
    http://www.youtube.com/watch?v=mEQS....#038;eurl=

    Se ruega su difusión. Gracias

  3. Llordi - Domingo, 16 de noviembre de 2008 a las 23:17

    Lo malo de todo es que en Cataluña tenemos una relación de “normalidad” algo que no es normal.

    Pero, desde la frialdad de un análisis somero, estoy completamente de acuerdo con el Sr. de Azúa. Los europeos estarán desayunando con la noticia tan absurda como surrealista, por culpa de una mediocridad, instalada en forma de poder en nuestra región catalana.

    ¡¡Bienvenidos a la realidad!!

    ¡¡Y lo real es que, las verdades ofenden!!

    ¡¡Lógica reacción de nuestra mediocre clase política catalanista de segunda clase!!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.