RevistaWeb

‘Una nación sin estado [Cataluña], sometida a las presiones mediáticas de dimensión e intereses estatales, padece de esto. Falta de resortes suficientes para responder y mantener una política activa de desmitificación de las fabulaciones y las distorsiones’

[&hellip

Redacción
Sábado, 29 de noviembre de 2008 | 01:30

Saül Gordillo, director de la Agencia Catalana de Noticias, perteneciente a la Generalidad de Cataluña, el 27 de noviembre de 2008 en su blog:

‘El semanario The Economist publicará este viernes la carta al director que el embajador de Cataluña en el Reino Unido, Xavier Solano, escribió para rebatir los tópicos y las tergiversaciones sobre el país y el ex presidente de la Generalidad Jordi Pujol aparecidas en el reportaje The party’s over. (La carta aparece titulada así: Spain and its regions.) El ataque al más mínimo sentido de la objetividad es brutal, y la reacción del Gobierno ha sido la habitual de la era Gutenberg: la carta al director, hecho, por cierto, que indigna al economista Xavier Sala i Martín. Es lo mismo que hacían los gobiernos de Jordi Pujol cuando el mismo The Economist presentaba (interesadamente) una Cataluña deformada. Carta al director, entonces de Carles Duarte, y tal día hará un año. Una nación sin estado, sometida a las presiones mediáticas de dimensión e intereses estatales, padece de esto. Falta de resortes suficientes para responder y mantener una política activa de desmitificación de las fabulaciones y las distorsiones. Más allá de los anuncios de página entera en la prensa internacional y las cartas al director, poco más se puede hacer en el actual estadio. Otra cosa es que hay que ser conscientes de que en la era digital las lógicas cambian. La red es una gran aliada para desmontar operaciones como esta de The party’s over. En Internet, no hay quien pare la fiesta y las naciones sin estado no están excluidas’.

3 Comments en “‘Una nación sin estado [Cataluña], sometida a las presiones mediáticas de dimensión e intereses estatales, padece de esto. Falta de resortes suficientes para responder y mantener una política activa de desmitificación de las fabulaciones y las distorsiones’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. cualquiera - Sábado, 29 de noviembre de 2008 a las 11:07

    Es cierto, en Internet no hay quien pare la fiesta. Cada vez mas personas desmontan en la red las mentiras del nacionalismo cuyos argumentos se reducen a consignas.

    Y no es cierto que el nacinalismo no tenga poder mediático. Todo lo contrario es el poder mediático el que ha hecho que su ideología cale, junto al reparto de prebendas. Lo que ocurre que no hay “Nación” (con estado o sin estado) que pueda presionar y dominar mediáticamente todo el planeta.

    Y ahí estáis perdidos.

  2. alpanpan - Sábado, 29 de noviembre de 2008 a las 16:09

    ¿Qué entiende Gordillo por nación? Bueno, según lo que yo entiendo por nación (unas personas que han tenido un pasado común, con una sóla cultura he históricamente pertenecientes a un mismo estado) cataluña es una región de la nación española.

  3. Llordi - Sábado, 29 de noviembre de 2008 a las 17:34

    El Sr. Gordillo, como buén catalanista carece del suficiente carácter crítico como para reconocer la realidad y compararla con su deseo.

    Realidad: Cataluña es una región española.

    Deseo: Sus “sueños” que sólo son eso.

    Realidad: Cataluña es una región plural, en lenguas y personas.

    Deseo: La sociedad catalana es “uniforme” “monolingüista” “separatista de España” “del Barça” y “cada domingo baila sardanas” …

    Realidad: Cataluña ha sido gobernada por catalanistas, que con el mayor nivel de competencias, nos han llevado a la ruina económica. Por su mal hacer de gestión. Por su abuso de poder. Y por su abuso de confianza.

    Deseo: La culpa es de España que les ahoga económicamente.

    En fín… ¡¡hay un tratamiento para esa sintomatología!! Les sugiero un buén médico de la Seg. Soc. ¡¡no nacionalista!!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.