RevistaWeb

‘Ahora cuando don José Montilla pide a los inmigrantes que hablen en catalán para ser un solo pueblo reconoce implícitamente que la fractura lingüística es una fractura social y que la fractura existe. ¡Con lo que habían trabajado ellos!’

[&hellip

Redacción
Domingo, 28 de diciembre de 2008 | 11:15

Arcadi Espada, escritor y periodista, el 27 de diciembre de 2008 en El Mundo:

‘Días antes había hecho otra notable afirmación en el contexto de los obligatorios protocolos para la emigración que acaba de redactar su gobierno. Dijo, justificando que se exigiera a los inmigrantes el conocimiento de catalán, que era preciso que hablaran catalán (y en público) para ser así un solo pueblo. Insisto en que no estoy del todo seguro de que el presidente catalán sepa lo que dice. No quiero ofenderle: sólo poner en evidencia su piloto automático. Pero a pesar de mis recelos es la frase de una autoridad y tiene efectos performativos al modo de gritar ¡fuego! en un teatro repleto. La frase es el negativo exacto de lo que la izquierda ha venido diciendo (y alardeando) desde la dictadura franquista. Esto es, que la noción de pueblo no era identificable con la lengua; y que no podía, en consecuencia, hablarse de dos comunidades catalanas. El supremo y repetido alarde de la izquierda consistía en recordar que ahí estaba ella para evitar esa fractura. Ahora cuando don José Montilla pide a los inmigrantes que hablen en catalán para ser un solo pueblo reconoce implícitamente que la fractura lingüística es una fractura social y que la fractura existe. ¡Con lo que habían trabajado ellos! Te reconozco que es muy fuerte la tentación de interpretar sus palabras como la franca e imprudente exhibición de lo que la izquierda catalana ha pensado siempre. El final de la comedia bilingüe (¡de la política de mano izquierda!), ahora que Juan Marsé ya ha ganado el Cervantes. Veremos. Por lo pronto, y en el paisaje inmediato de las cuitas financieras asimétricas, resulta un nuevo y desesperado intento de marcar distancias con el resto autonómico y sus innumerables y crecientes lenguas propias. Pero el intento será vano. Cuando los nacionalistas catalanes se mueven, se mueve con estrépito su corte de latas y cencerros. La cencerrada autonómica. Lo que les pasa a los viudos en sus segundas bodas’.

5 Comments en “‘Ahora cuando don José Montilla pide a los inmigrantes que hablen en catalán para ser un solo pueblo reconoce implícitamente que la fractura lingüística es una fractura social y que la fractura existe. ¡Con lo que habían trabajado ellos!’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Llordi - Domingo, 28 de diciembre de 2008 a las 11:41

    El Sr. Montilla sigue la estela de CiU, en la que se reúne con sus “africanos” para convencer de las bondades de aprender catalán, y al poco aparece en la Tele de la Generalitat tratando de convencer al público de la integración de estas personas, en “buenos catalanes”.

    Buenos: Porque se suman al Mono-Lingüismo.
    Buenos: Porque se atacan a lo español.
    Buenos: Porque cantan “El Canto de la Bandera” / “Los Segadores” / “El Himno del Barsa” y acaban con un pan con tomate, y su tradicional “Castillo”.

    En fín… Montilla lo tiene mal por esta senda.

    Lo sabe él, lo saben los de ERC y los de CiU, pero, por el momento NO hay nadie en CAT que se atreva a lanzar su voz más allá de donde ellos lo permiten.

    Precisamente, los “catalanistas” se han preocupado mucho de evitar interferencias a través de los medios de comunicación que discrepan de su mala gestión, de su mentira y manipulación informativa…

    Y es ahí que, gracias a The Economist, a las Naciones Unidas, ó a diarios españoles como El Mundo, ó La Cope, sabemos más de los que los políticos catalanes querrían que nos enterásemos.

    Es la grandeza de la democrática Cataluña, en la que discrepar, se ha convertido en todo un símbolo de valentía a costa de perder apoyos sociales, y posibilidades de ascender en lo laboral.

    Feliz Año 2009!!!

  2. brado - Domingo, 28 de diciembre de 2008 a las 13:27

    Eine Sprache, ein Volk, ein Reich. Heil, Montilla !!

    ¿Por qué estos políticos no se escuchan cuando hablan?

  3. fanderubianes - Martes, 30 de diciembre de 2008 a las 13:51

    Supongo que es duro pertenercer a una minoría política sin esperanzas de alcanzar la mayoría en varias generaciones.

    La mayoría de catalanes apoyamos con nuestro voto la inmersión y no sirve de nada lloriquear.

    En democracia, la mayoría aprueba leyes y la minoría… espera su turno.

  4. lynx - Martes, 30 de diciembre de 2008 a las 14:42

    En democracia no existen pactos contra-natura que extirpan de cuajo la posibilidad de representacion de la pluralidad de la ciudadania (lease el PUC) y que producen una anomalia democratica por la cual una minoria pisotea los derechos de todos con los votos robados a una mayoria.
    Ante esto, lo lamentable no es que surgan partidos nuevos para representar otras corrientes de pensamiento politico y asi demostrar la variedad de opinion de cualquier sociedad sana, sino que haya que explicar y justificar esto.

  5. andres - Martes, 30 de diciembre de 2008 a las 14:50

    Creo que yerras en tus apreciaciones, en democracia un sólo diputado puede conseguir más que 175.

    Creo que el futuro te depara muchas sorpresas.

    ¿Cuál es esa mayoría que dices que está a favor de la inmersión? ¿Has hecho encuestas? Yo en mi entorno no conozco a nadie que esté a favor de esa aberración (incluso hay gente de esquerra que dice que se han pasado).

    ¿Porqué no hacen un referendum en un tema tan serio?

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.