Cataluña

El PSC se ve obligado a salir en defensa de las ‘embajadas’ de la Generalidad

[&hellip

Redacción
Jueves, 29 de enero de 2009 | 11:47

Joan FerranEl portavoz adjunto del PSC en el Parlamento autonómico de Cataluña ha tenido que salir, este miércoles, en defensa de las embajadas de la Generalidad, al ser preguntado por ello. La actividad independentista de ERC está arrastrando al PSC a justificar decisiones contrarias a lo que defiende el PSOE.

Joan Ferran ha tenido que salir en favor del vicepresidente de la Generalidad, Josep-Lluís Carod-Rovira, después de que los periodistas le preguntaran en la rueda de prensa de este miércoles por el anuncio de la apertura de una nueva delegación autonómica en Buenos Aires.

Esta reacción del PSC es una respuesta a las acusaciones que desde PP y Ciudadanos empiezan a dirigir al propio Montilla, presidente autonómico, por respaldar unas embajadas que suponen un coste -además de una situación legal ciertamente dudosa- excesivo.

“Indecente”, para Rivera

Ferran ha asegurado que Cataluña “tiene derecho a tener delegaciones allá donde vea que hay mercado” y ha señalado a la Comunidad Valenciana como ejemplo de autonomía con una red de oficinas en el exterior: “Y no es sospechosa de deriva nacionalista expansionista”.

Para la portavoz del PP en el Parlamento autonómico, Dolors Montserrat, se trata de “un ejemplo bien claro de cómo no se debe hacer frente a la crisis” y ha denunciado que el Gobierno tripartito “no puede estar condicionado por las campañas promocionales de ERC”. Por su parte, Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, ha lamentado que “en época de vacas flacas y de crisis, gastar dinero en cuestiones de partido en lugar de gastarlo en cuestiones autonómicas es indecente“.

6 Comments en “El PSC se ve obligado a salir en defensa de las ‘embajadas’ de la Generalidad”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Wictor-bcn - Jueves, 29 de enero de 2009 a las 17:03

    Que ganas que se presenten PSOE y PSC por separado en las autonómicas.

  2. fanderubianes - Jueves, 29 de enero de 2009 a las 17:16

    Que ganas que se presenten las diferentes sensibilidades de ciutadans se preenten por separado, si no se han matado a puñaladas, antes. (son muy democratas los jodidos)

  3. Manolita Chen - Jueves, 29 de enero de 2009 a las 19:26

    Lo de las embajaditas se corresponde con la idea de estadito que tiene Erc y ha heredado (a la fuerza ahorcan) con entusiasmo los nacionalistas de la cuspide de Psc.

    Y la izquierda donde está¿?

  4. ¿será las concesiones con pactos de ZP? - Jueves, 29 de enero de 2009 a las 19:30

    Si a un dirigente del separatismo corso se le ocurre viajar a Nueva York para abrir una «Embajada de Córcega», a su vuelta sería detenido en el Aeropuerto. No por orden del Presidente de la República francesa, no por indicación del ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno francés, y menos aún por una diligencia imperativa del ministro del Interior. Sería detenido por el jefe de la Gendarmería del Aeropuerto, y puesto a disposición judicial acusado de traición a la nación francesa. Así de sencillo.

    En Francia no se admiten nuestras bromas territoriales, y el único que representa al Presidente de la República, a los ciudadanos y a todos los departamentos, es el Embajador de Francia. Entre el «Lehendakari» vasco, el Tripartito catalán -presidido por un socialista de Córdoba-, y el Gobierno de la «Xunta» de Galicia, están inaugurando y abriendo decenas de embajaditas dispersas por el mundo con pretensión de alto rango.

    Están convirtiendo en legaciones admitidas por el Gobierno de España lo que antaño eran las Casas Regionales. Las embajadas y consulados de España pierden su significado en beneficio de embajaditas y consuladetes que no tienen otro objetivo que desmenuzar el concepto de España fuera de nuestras fronteras.

    Y los promotores de estas gamberradas no son detenidos por traidores, porque ningún policía nacional o guardia civil se atrevería a detener a los principales causantes del desquiciamiento, que no son otros que el Presidente del Gobierno de España y su ministro de Asuntos Exteriores. Centenares de millones de euros, tan necesarios para combatir la pavorosa crisis económica que padece España, están siendo invertidos por los nacionalistas y socialistas vascos, catalanes y gallegos, en nuevas casas regionales con aspiraciones de embajaditas.

    Por supuesto, en ninguna de esas sedes folclóricas ondea ni está presente la Bandera de España, mensaje que no pasa desapercibido en las ciudades donde se ubican esos locales. El siguiente paso será el de exigir competencias consulares, y el último y definitivo, el de alcanzar, mediante la autorización del Gobierno de España, el reconocimiento del rango de embajadas para esos chiringuitos.

    España no es una nación invertebrada, como decía Ortega. España está vertebradísima desde mucho antes de que se vertebraran la mayor parte de las naciones de Europa. Los invertebrados y descerebrados somos los españoles, que hemos llegado a aceptar como hechos normales, situaciones inconcebibles.

    Esos chiringos autonómicos, embajaditas de pega y consuladetes de chiste, tienen que ser clausurados por contundentes motivos. Los vascos, los catalanes y los gallegos son españoles, y por ello, si a algún lugar tiene que acudir fuera de España para solucionar sus problemas es a la Embajada o al Consulado.

    El Embajador de España es el representante del Rey o Jefe de Estado ante la nación que acreditan sus cartas credenciales. Nadie puede usurpar su representatividad. Las relaciones internacionales de las autonomías no pueden ir por un lado y las de España por otro. El gasto de apertura y mantenimiento de esos locales alcanza límites fronterizos con el delito. Y no sirven para nada, excepto para humillar la imagen de España en el exterior.

    Las Embajaditas – Una columna de Alfonso Ussía, en La Razón.

  5. Maño - Jueves, 29 de enero de 2009 a las 22:19

    Da verguenza ajena tener unos politicos vecinos asi. Dicen de los maños que vamos con la boina a rosca… pues estos que os representan en Cataluña, partacen que llevan la boina como un condon!

  6. beni - Domingo, 1 de febrero de 2009 a las 18:57

    Ya no se acuerda de lo de la COSTRA ???

    Especialista en decir una cosa y la contraria al día siguiente y dormir perfectamente cada noche.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.