RevistaWeb

‘Pero las críticas más sorprendentes son las que vienen del catalanismo de oposición a la Generalitat. Estas sólo se entienden desde la inquietud, o incluso la envidia, que puede generar en las filas de la federación conservadora el hecho de ver que el actual gobierno hace en política exterior lo que ellos no consiguieron hacer en dos décadas’

[&hellip

Redacción
Lunes, 2 de febrero de 2009 | 09:19

Josep-Lluís Carod-Rovira, vicepresidente de la Generalidad, el 29 de enero de 2009 en un artículo en La Vanguardia:

‘[…] Naturalmente, como toda actuación gubernamental, la apertura de las delegaciones ha despertado algunas críticas, sobre todo referidas a su costo, aunque sólo representan el 0,0059% del presupuesto de la Generalitat. Algunas críticas, las que provienen del españolismo, son coherentes ideológicamente, como las que exponía en este mismo diario Francesc de Carreras, impulsor de Ciudadanos, partido que en las últimas elecciones al Parlament obtuvo el 3% de los votos. Al españolismo le molesta que Catalunya tenga política exterior, e incluso política interior.

Las críticas que recibe ahora la creación de las delegaciones de la Generalitat en el exterior son las mismas que recibió en su momento TV3 o la creación de los Mossos d´Esquadra. Desde el españolismo nunca se ha asumido la existencia del autogobierno de Catalunya y nunca se asumirá. Todo lo que tenga que ver con la creación de una estructura de autogobierno, será visto como innecesario y criticado por ser un gasto evitable. Desde ese sector, en cambio, no se cuestiona nunca que el Estado mantenga ministerios, las competencias de los cuales ya están traspasadas parcial o íntegramente a las comunidades autónomas, como por ejemplo los de Cultura, Vivienda o Igualdad. Ni a nadie se le ocurre plantear que, en época de crisis, España cierre sus embajadas o bien que desista de abrir otras nuevas.

Pero las críticas más sorprendentes son las que vienen del catalanismo de oposición a la Generalitat. Estas sólo se entienden desde la inquietud, o incluso la envidia, que puede generar en las filas de la federación conservadora el hecho de ver que el actual gobierno hace en política exterior lo que ellos no consiguieron hacer en dos décadas. Es difícil comprender que una formación catalanista, que tiene tímidos intentos de flirteo con el soberanismo, critique los costos de apertura de las delegaciones de la Generalitat en el exterior, cuando con el ahorro que ha supuesto el cierre de la Maison de la Catalogne abierta en París durante el gobierno de CiU (367.784 euros anuales) se puede pagar el alquiler de las cuatro nuevas delegaciones abiertas esta legislatura: Londres, París, Berlín y Nueva York. Y es que la falta de sentido de Estado, la ausencia de una visión nacional estratégica y el provincianismo pesan todavía demasiado en la política catalana‘.

3 Comments en “‘Pero las críticas más sorprendentes son las que vienen del catalanismo de oposición a la Generalitat. Estas sólo se entienden desde la inquietud, o incluso la envidia, que puede generar en las filas de la federación conservadora el hecho de ver que el actual gobierno hace en política exterior lo que ellos no consiguieron hacer en dos décadas’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Wictor-Bcn - Lunes, 2 de febrero de 2009 a las 09:30

    Cierto, envidia del sueldazo y el poco trabajo que tiene el hermanisimo Apeles en Paris.

  2. habilitado - Lunes, 2 de febrero de 2009 a las 18:44

    Si, exactamente es eso, Sr. Rovira Pérez, hacer el ídículo exterior y gastar el dinero inutilmente en aras a su excentricidades y egolatría. Eso es lo que no hizo la oposición en 25 años. Tine Vd. razón.

  3. Montse - Martes, 3 de febrero de 2009 a las 19:18

    Que se puede esperar de un tio que renuncia a sus raices y al apellido de su padre?
    Este señor, por llamarle algo, estaría mejor en su casita, en vez de ir por todo el mundo malgastando el dinero de los contribuyentes y avergonzándonos con las gilipolleces que dice.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.