Culo al Viento

Berlusconi

[&hellip

Juan Abreu
Lunes, 15 de junio de 2009 | 14:02

Si algo hay que reprocharle a Ronald Reagan es que fallaran aquellos misiles que le lanzó a Gadafi. Qué pena. La semana pasada estuvo Gadafi en Italia, con Berlusconi y su cara de camello (la de Gadafi) me trajo a la mente aquel horrible error de Reagan. En cuanto a la reunión, todos la vimos normal. Es sabido que los presidentes se reúnen con cualquier delincuente, dictador u asesino si les conviene, haciendo gala de esa absoluta falta de decencia que los caracteriza. A eso llaman Razón de Estado. Si algo nunca falta son nombres rimbombantes para disfrazar las desvergüenzas de los poderosos.

Gadafi y Berlusconi, qué pareja de bandoleros.

Sin embargo, tengo que reconocer que el payaso italiano, gracias a las famosas fotos publicadas por El País, ya no me cae tan mal. Me refiero, claro está, a la publicación en primera plana del diario global de las tetas, pollas y culos desplegados en las fiestas de Berlusconi en su villa de la isla de Cerdeña.

¡Y Zappadu no es un paparazzo! Afirma engolado El País. Hay que reírse. Por cierto, ¿cuánto pagaron a Zappadu por sus fotos?

Culos, tetas, pollas en Villa Berlusconi. Como en cualquier otro lugar en el que se lleven a cabo este tipo de fiestas. Pero al diario global le parece noticia de primera plana. Y de editoriales estilo Conferencia Episcopal.

No hay nada más catolicón que un socialdemócrata.

A mí es que me parecen imprescindibles las orgías. Física y espiritualmente necesarias. Todo el mundo debería asistir al menos a una orgía al mes. El mundo sería más saludable, más sano, menos sucio. Pero qué manía la de los curas, sus manadas y los socialdemócratas con las orgías.

¿Cómo definir una orgía? Como uno de los pocos momentos en que los seres humanos vencen su endémica hipocresía y alcanzan un nivel de honestidad verdaderamente raro y deseable.

Por cierto, ¿para cuando un partido político que tenga en su programa de gobierno un plan de subvenciones para quien organice orgías? Le auguro un éxito fulminante.

A Berlusconi hay que encausarlo por cualquier ilegalidad cometida y les deseo buena suerte. Pero por meterse en una villa con treinta azafatas en bolas creo que deberían darle una medalla. Tiene 72 años, 72, y ahí lo tienen. Las chicas de las fotos, hay que decirlo, se ven de lo más complacidas. Para no hablar de que lucen estupendas. Toman el sol con las tetas al aire, empinan el culo. Mientras, a un señor le pasa lo que a cualquiera que aún pertenezca al reino de los vivos y tenga la suerte de ser invitado a Villa Certosa: se le pone tiesa.

¿A quién no, en semejante situación?

¿Noticia? No lo creo.

Lo que haga el señor Berlusconi con su vida sexual es cuestión del señor Berlusconi y de nadie más. Siempre que todo sea consentido y no haya menores involucrados. ¿Es esto tan difícil de entender? Cualquier persona normal lo ve como se debe. He realizado una pequeña encuesta entre amistades y conocidos y el consenso ha sido el siguiente:

Género masculino: ¡Quién estuviera allí!

Género femenino: El señor de la foto tiene una buena polla.

Sí, ya sé que Berlusconi es un tipo impresentable y probablemente un delincuente de armas tomar. Pero el enfoque es equivocado. Persíganlo por usar los aviones del Gobierno para sus asuntos privados, pero no por rodearse de espléndidas azafatas. Siempre que las pague con su dinero.

La ridiculez de El País alcanza cotas inigualables cuando le cobra a Saramago las páginas de propaganda gratuita que le dedica cada vez que abre la boca o publica algún nuevo bodrio. Y Saramago corresponde ¡faltaría más! con un artículo sobre Berlusconi en ese tono típico de Saramago: el de un obispo con disfunciones eréctiles.

Patético.

Estos santones.

Juan Abreu es escritor y autor del blog Emanaciones.

3 Comments en “Berlusconi”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. fanderubianes - Lunes, 15 de junio de 2009 a las 18:25

    No tengo costumbre de contestar los disparates de gusanoabreu excepto cuando hace muestra de su racista o se burla del asesinato de gente inocente.

    El ataque a gadafi supuso la muerte de 40 personas, entre ellas la de la hija adoptiva de gadafi, de 18 meses.

    Decir que no hay nada reprochable en matar un niño de esa edad es propio de gente muy muy fanatizada.

    Para mi cualquier muerte de un niño es reprochable, incluso entre quienes justifiquen el ataque, se supone que hubieran preferido que no matarán la niña.

    gusanoabreu hace apología del terrorismo. Yo lamento que Fidel no lo confinara en una mazmorra de por vida, por el bien de los niños.

  2. Ciudadano - Domingo, 21 de junio de 2009 a las 10:02

    El análisis que haces de la noticia publicada por el País me parece brillante; la primera parte me sobra. Nos suponemos un país progresista donde no se juzga ni el sexo que tienes ni el que practicas siempre que hagas tu trabajo lo mejor que sepas. Sin embargo, el propio medio de divulgación del progresismo por excelencia, se encarga de derrumbar ese mito socialista. Curioso.
    Sin embargo, esta vara de medir no se utiliza para los políticos españoles,puteros de tradición, que lastran a nuestro país a un 16% de paro. Italia tiene menos de la mitad con más de 60 millones de habitantes. Que venga Berlusconi, ¡ya!

  3. neotonto - Miércoles, 20 de julio de 2011 a las 13:18

    “Sin embargo, esta vara de medir no se utiliza para los políticos españoles,puteros de tradición, que lastran a nuestro país a un 16% de paro. Italia tiene menos de la mitad con más de 60 millones de habitantes. Que venga Berlusconi, ¡ya!”

    Tranquilo muchacho. Que impaciencia. Todo llegará en su justo tiempo…

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.