Culo al Viento

Referendo

[&hellip

Juan Abreu
Lunes, 22 de junio de 2009 | 14:27

Cuando escuché la noticia, al momento de producirse el último atentado de ETA, dada la confusión inicial, pensé que un etarra que viajaba a colocar un coche bomba había saltado por los aires accidentalmente. Qué suerte, me dije. Uno de los asesinos se voló a sí mismo.

Magnífico, por una vez Dios está de parte de los buenos.

Pero ya saben ustedes lo poco confiable que es Dios, así que al final fue uno de los buenos el que murió en la explosión.

Siempre me ha llamado la atención que los integrantes de esta pandilla, amén de vulgares asesinos en nombre del terruño, sean también tan cobardes. En cuanto irrumpe la policía se rinden como conejos a pesar de que van armados. En fin, que una cosa es disparar a un periodista en la nuca o poner una bomba en el coche de un concejal y otra muy diferente enfrentarse a las fuerzas del orden.

Estas porquerías sobre piernas son las que pretenden gobernar e imponer sus maneras leninistas a la población española que vive en esa región de España llamada País Vasco. Esperemos que no lo consigan.

Eduardo Puelles, así se llamaba la víctima de ETA esta vez. Deja mujer y dos hijos. La esposa del asesinado, una mujer valiente, llamó la atención durante un acto en honor a su marido, sobre el asqueroso asunto de las subvenciones a los familiares de los asesinos etarras para que visiten a sus criminales cuando estos van a parar a la cárcel. Un asunto asqueroso, ciertamente. Ay, si los políticos no fuesen tan rastreros y estuvieran alguna vez a la altura de los ciudadanos que los votan.

Escuché a Patxi López, el nuevo lendakari socialista. Estuvo bien, pero hay que ver si todo eso no es más que palabrería. No olvidemos que estos mismos socialistas estuvieron hasta hace poco soltando babas en busca de etarras que quisieran dialogar y tratando a asesinos de la talla de Iñaki de Juana Chaos ¡veinticinco muertos! como si fuese un tierno monaguillo. No hay que olvidar que esas estúpidas politiquerías de Zapatero y su corte han sacado a De Juana de la cárcel después de cumplir menos de un año de prisión por cada uno de sus crímenes.

Por otro lado, es absolutamente necesario desarticular y desenmascarar el entramado político de la pandilla terrorista. Que el homenaje a Puelles sea el primero que trasmite en vivo la televisión y la radio vascas (controladas hasta hace poco por el PNV), deja muy claro de parte de quien estaban las autoridades hasta la llegada de los socialistas y los populares al Gobierno del llamado País Vasco.

Toda esa gentuza etarra, disfrazada de políticos, es casi más dañina que los mismos asesinos que llevan a cabo la matanza.

Para acabar con ETA no hacen falta palabras, sino leyes. La primera: prisión perpetua obligatoria por delitos de terrorismo. Creo que la mayoría está de acuerdo en esto. La gente está cansada de que condenen a un terrorista a tres mil años de cárcel y cumpla diez o quince.

¿No?

Convoquen un referendo y verán.

Juan Abreu es escritor y autor del blog Emanaciones.

2 Comments en “Referendo”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. teresa - Jueves, 25 de junio de 2009 a las 09:13

    Juan ¿puedes mandarme un correo?

    Teresa

  2. voltaire - Martes, 30 de junio de 2009 a las 09:00

    Acá es donde hay que darles, despierten y dejen de hacer el vago!!!!!!!!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.