Culo al Viento

Honduras

[&hellip

Juan Abreu
Lunes, 6 de julio de 2009 | 13:35

He estado mirando unos vídeos de Zelaya, el depuesto presidente de Honduras. Conclusión: un payaso. Peor: un payaso vendido a Chávez y a los Castro. Ya estaba llenando el país de maestros cubanos y ya el chimpancé venezolano (debe ser un récord Guiness, el único país del mundo gobernado por un chimpancé) lo había incluido en su corte de delincuentes revolucionarios adoradores de la religión fidelista.

Como se sabe, Zelaya planeaba eternizarse en el poder siguiendo las huellas de Chávez y Evo el cocalero. Violando la Constitución hondureña y usando la libertad democrática para erradicarla. Eso no se puede permitir. El presidente electo de un país es un ciudadano como otro cualquiera ante la ley. No puede violar la Constitución ni pasar por encima del poder judicial. No puede imponer una dictadura mediante las urnas.

Olviden a la pandilla de hipócritas de la OEA, a Zapatero el progre profesional y a los demás socialisteros: lo mejor que puede pasarle al pueblo hondureño es que Zelaya se convierta en recadero o limpia culo oficial de Chávez y no regrese a Honduras. Es penoso ver al Gobierno de Estados Unidos alineado con esa tropa de dictadores (Castro), demagogos golpistas (Chávez), y delincuentes pederastas (Ortega). De la presidenta Kirchner nada hay que decir. Sólo recordemos las maletas llenas de dinero en efectivo que llegaban de Venezuela para financiar su campaña.

Insulza, secretario general de la OEA, acaba de declarar públicamente su admiración por su mentor Fidel Castro. Sin el menor pudor, mientras trata de aislar al Gobierno hondureño. Esa es la calaña de este burgués fidelista.

¿Golpe de estado? Bueno, sí, pero golpe de estado democrático. Los militares no se han apoderado del poder. Golpe de estado para preservar la democracia, en todo caso. Los militares actuaron basándose en una orden judicial. Zelaya, confabulado con Chávez y los Castro planeaba quebrantar el Estado de Derecho. Había que pararle los pies. ¿Quiénes iban a hacerlo? ¿Zapatero? ¿La Unión Europea? Grandes carcajadas. Tenía que hacerlo el ejército hondureño. Me parece excelente.

Expulsar a Zelaya del país fue un error. Cierto. Tenía que quedarse y afrontar un proceso legal por violar la Constitución que juró defender y respetar. Ahora bien, ya que fue expulsado, lo mejor es que no regrese. No regresará. Estos bufones conocen muy bien sus límites. No regresará por lo mismo que los Castro nunca han invadido la Base Naval de Guantánamo. Una cosa es vociferar en plan gran macho populista ante un millón de corderos y otra muy distinta poner la vida en la línea de fuego.

En todo este asunto, lo más divertido es la hipocresía infinita del Gobierno español. Ayer vi al presidente en la tele. Zapatero parecía a punto de ordenar la invasión de Honduras. Qué payaso. Es el mismo Zapatero que hace de correveidile a la tiranía castrista en el Parlamento Europeo. El mismo Zapatero que abandona a la disidencia cubana. El mismo Zapatero que, sin quitarse nunca de la cara la sonrisa bobalicona, envía eminentes cirujanos a La Habana para salvar la vida del tirano. El mismo Zapatero, en fin, que se comporta como un sucio cómplice de una de las tiranías más antiguas y siniestras del planeta.

Los hondureños no deben ceder ante la presión de estos progres de salón, vergonzosamente alineados con caudillos antidemocráticos como Castro, Chávez, Morales, y Ortega el pedófilo. Deben mantenerse firmes. Zelaya no es más que un nuevo peón de la corte chavista.

¿Por qué habría de permitir el pueblo hondureño que su país sea convertido en una pieza más de los simiescos delirios de grandeza de Chávez?

Menos mal que en Honduras hay aún gente dispuesta a defender la democracia.

Juan Abreu es escritor y autor del blog Emanaciones.

10 Comments en “Honduras”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Angel Duarte - Lunes, 6 de julio de 2009 a las 15:51

    Bravo!

  2. Iyabo - Lunes, 6 de julio de 2009 a las 17:46

    Ya tenia yo ganas de leer un análisis como este del tema hondureño. Gracias Abreu.

  3. Wictor-Bcn - Lunes, 6 de julio de 2009 a las 18:00

    Al troll ni agua.

  4. fanderubianes - Lunes, 6 de julio de 2009 a las 21:08

    En una democracia existe separación de poderes.

    Eso significa que la corte suprema no puede cargarse un presidente sin una imputación y un juicio, previa petición de suplicatorio.

    Un parlamento no puede elegir presidente si ya existe uno que no ha sido inhabilitado por una sentencia o cesado de alguna manera prevista en la constitución.

    Tampoco los militares pueden expulsar a un ciudadadano, menos si es presidente, cumpliendo ordenes (un árticulo de la constitución hondureña prohibe la expulsión de ciudadanos).

    Cuando la derecha piensa que puede ocupar el poder en contra de las leyes porque es “malo para la patria” que gobierne alguien que se dice de izquierdas (dudo que zelaya lo sea), deja de ser democrática.

    Por qué razón un izquierdista de Honduras tiene que acatar un gobierno de derechas surgido de las urnas, si la derecha cuando está en la oposición da cuartelazos?

  5. KAFKA - Miércoles, 8 de julio de 2009 a las 01:12

    Creo que está muy claro, el presidente Zelaya quiso perpetuarse en el poder y los jueces lo impidieron, ordenando al ejército actuar. El error fue expulsarlo del país, evitando así un proceso judicial.^
    Por tanto las interpretaciones de paelladeconill son estrechas e interesadas, más falsas que las arenas de un pantano. Algo parecido le ocurre a fanderrruvianes.
    La LEY ES PARA TODOS.

  6. Jaime - Miércoles, 8 de julio de 2009 a las 03:48

    Que no se te olvide el amiguete José Luís alias carod rovira, mas indeseable dictador, criminal, e hipocrita lingüistico imposible. Que olvidadizo!

  7. monalisa - Miércoles, 8 de julio de 2009 a las 09:39

    Pues,si tanto le molesta Franco,le dire que no hay ninguna diferencia con los del circo de Chavez-Evo y demas patanes Dictadores,asesinos y maleantes.Pues que viva Franco!!!

  8. KAFKA - Sábado, 11 de julio de 2009 a las 00:44

    Disculpe, Fanderubianes, perpetuarse en el poder es delito cuando la Constitución de Honduras prohíbe a Zelaya volverse a presentar. NO MANIPULE. Por otra parte, expulsarlo del país fue un error, como bien señala Abreu.

  9. fanderubianes - Sábado, 11 de julio de 2009 a las 01:28

    Cualquiera debería distinguir la diferencia entre violar un artículo de una constitución y sondear a la población para modificarla.

    Recuerdo un artículo de un jurista franquista que decía que suarez no tenía derecho a convocar elecciones generales porque eso contravenía las leyes del movimiento que prohibian las elecciones libres.

    La soberanía de los pueblos reside en la ciudadanía. Si los ciudadanos hondureños pensaban hace 27 años que los presidentes debían estar una sola legislatura y ahora han cambiado de opinión, tienen todo el derecho del mundo a hacerlo.

    Alguien se imagina que zp y los nacionalista introdujeran un artículo en la constitución diciendo que en las escuelas catalans habrá inmersión durante los próximos 300 años y que se inhabilitará a quien quiera cambiarlo?

    Alguien pensaria que rajoy o loca diez no tienen derecho a cambiar dicho artículo?

  10. Jaime - Sábado, 11 de julio de 2009 a las 09:19

    Por supuesto que le pueblo tiene el poder de cambiar las leyes, y los artículos de la constitución, pero todos eeh! no te equivoques chaval, es decir, cataluña no tiene poder para cambiar la constitución de todos los españoles, tenlo en cuenta en tus pesadillas.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.