La Miranda

El sainete de la financiación autonómica

[&hellip

Carina Mejías
Lunes, 13 de julio de 2009 | 22:57

Entre los muchos titulares publicados en los diarios después de los acuerdos de la nueva financiación autonómica ha habido uno que me ha llamado poderosamente la atención. El líder de ERC se mostraba muy satisfecho por el acuerdo por haber hecho un pulso al Estado y ganar. Así expresaba su triunfo, “¡ahora la independencia!”.

Y no le falta razón. El nuevo sistema de financiación, del que se desconoce absolutamente todo y que ha sido calificado por algunos expertos como una “tortura estadística”, se ha negociado con carácter bilateral entre el Gobierno español y el catalán, dejando como testigos mudos al resto de presidentes de Comunidades Autónomas.

Lo importante era contentar a ERC y con ello garantizar el beneplácito de una formación política que no representa a nadie pero decide por todos y así Zapatero le hace un favor a Montilla y se asegura la estabilidad del Gobierno. Puro tacticismo. Nada le han importado las condiciones del momento de crisis, ni mostrar su debilidad y doblegarse a las exigencias imparables de los republicanos. De nada han servido las publicaciones que estos días anunciaban el enorme déficit público, el desmesurado endeudamiento de las administraciones públicas y los riesgos que la nueva financiación supone para un país en plena crisis económica que fabrica miles de parados a los que no sabe como dar solución.

Aquí lo importante era contentar a ERC para que pueda seguir dilapidando nuestro dinero en cosas que nada tienen que ver con el interés general, o el bienestar de los catalanes si no más bien con sus ansias de independencia. A lo largo de los últimos años de Gobierno tripartito han sido innumerables los ejemplos del mal uso que hacen del dinero de todos.

La creación de embajadas, los pagos de informes innecesarios, las dietas, las subvenciones a amigos y conocidos, el dineral en fomentar el conocimiento del catalán, las selecciones deportivas o el dinero malgastado en cosas absurdas bajo el engaño de la cooperación internacional, son claros ejemplos de por qué su júbilo por el nuevo acuerdo de financiación y la ayuda que ello supone a sus delirios independentistas.

Es hora de decir basta, y el Gobierno español tiene que poner fin a esta escalada de reivindicaciones, al progresivo debilitamiento del Estado y su adelgazamiento progresivo que está provocando su ruina. Es hora de sentar las bases de un acuerdo de Estado entre los dos partidos mayoritarios que ponga fin a los órdagos constantes a que se ve sometido por partidos minoritarios y sus intereses partidistas y personalistas.

Los españoles en conjunto debemos decir basta ante tanta estupidez, reclamar de una vez por todas criterios claros de inversión que hagan fructificar nuestro dinero en interés de todos y exigir de la gestión transparencia y rigor. La cantidad de dinero dilapidado es mucho y las necesidades sociales pendientes de atender improrrogables siendo conscientes de las dificultades por las que atravesamos en tiempos de crisis.

Se acabó el tiempo de los reclamos, este no debe ser el triunfo de unos pocos, sino de todos.

Carina Mejías es diputada del PP en el Parlamento autonómico de Cataluña.

6 Comments en “El sainete de la financiación autonómica”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. DLM - Martes, 14 de julio de 2009 a las 08:48

    Nadie que haya seguido con detenimiento, la trayectoria del Sr. Zapatero desde su llegada al poder, se puede mostrar sorprendido con el desenlace de este nuevo episodio. Es otro más de los muchos que ha protagonizado y en los cuales, ha primado el engaño, la improvisación, la demagogia y el desprecio a todo lo que representa el PP. Enmarcado todo ello, dentro de su principal y casi único objetivo; la permanencia en el PODER. Para el Sr. Zapatero todo vale y se apoya en una carencia de escrupulos muy significativa, una falta del sentido del ridículo que asombra, un cinismo insuperable y un rencor y odio a todo lo que representa el PP preocupante, por no decir alarmante. Considerando todo lo anterior, pedir a estas alturas un Pacto de Estado, se me antoja algo muy alejado a la realidad que nos está tocando vivir. La única solución, pasa por un resultado muy favorable al PP en las urnas, en las próximas Generales, pero resulta algo poco probable, máxime teniendo en cuenta que, el actual Partido Popular, no está en sus mejores momentos y resulta muy evidente, su falta de coherencia interna y su falta de Liderazgo. Tendria que pasar algo realmente sorprendente, para que la Sociedad reaccionara y viera en el PP una alternativa válida, frente a un PSOE que con Zapatero nos está llevando al borde del abismo.

  2. Pep - Martes, 14 de julio de 2009 a las 11:42

    Vinga, Carina, preocupa’t del Bàrcenas y del Camps, y de Coslada i els espies de la Espe, que no ens mamem el dit.

  3. La Destral - Martes, 14 de julio de 2009 a las 21:22

    Està clar que això del finançament és una collonada. El que cal és la independència total i deixem-nos d’històries.

    ERC botiflers.

  4. Wictor-Bcn - Martes, 14 de julio de 2009 a las 23:14

    Eso, que el 18% de los catalanes, que son los que quieren independencia, cojan su 18% de territorio y se independicen, a ver si así dejan de dar por el saco.

  5. fanderubianes - Miércoles, 15 de julio de 2009 a las 01:24

    El pp de Catalunya está en una posición muy incomoda, incluso ridicula.

    Resulta que su partido no para de decir en toda espanya que zapatero está beneficiando a los catalanes y que ERC tiene lo tiene pillad y se lleva los millones a miles a las arcas catalanas.

    Pero aquí, el pp tiene que sostener el discurso totalmente contrario. El acuerdo es muy malo y votar ERC no sirve a los intereses catalanes.

    Apelar al mal uso del dinero no ayuda mucho. Aunque se sumen los gastos de todos los informes, embajadas o lo que sea no deja de ser una parte ridícula del montante total.

    Pero lo peor es que no pueden decir por qué es malo el acuerdo. Por que es demasiado dinero o demasiado poco?

    No pueden decir que es excesivo porque nadie votaría un partido que “lucha” para tener menos recursos. Tampoco puede decir que es poco, como hace con acierto ciu, porque nadie creería que con un president de la Generalitat del pp se hubiera conseguido un euro más.

    Sólo les queda poner cara de tonto.

  6. La Destral - Miércoles, 15 de julio de 2009 a las 01:45

    Sí wictor, agafarem el nostre 18% (que en realitat és més d’un 30%) i la capital del nou territori serà casa teva.

    Jo crec que seria més senzill que el 10% que voleu la unió amb espanya a tota costa, passi el que passi, marxeu a Espanya. Així tots contents.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.