Culo al Viento

Menos mal

[&hellip

Juan Abreu
Martes, 8 de septiembre de 2009 | 09:41

Según un diario inglés, los médicos que examinaron a Abdelbaset Alí Mohamed Al Megrahi, el terrorista condenado por hacer estallar un avión de Pan Am (murieron las 259 personas a bordo), los pagó Libia. Como sabemos, este buen señor fue liberado hace poco “por motivos humanitarios”. Cumplió ocho años de cárcel. A la luz de estas nuevas informaciones, lo del cáncer y los tres meses de vida tal vez no sea más que un invento de los gobiernos inglés y escocés para poder liberar al asesino. A cambio, recibieron jugosos contratos.

No me extraña. El nivel al que ha llegado la degradación de los políticos occidentales lo hace perfectamente posible.

Qué mundo nos ha tocado. Los valores de occidente, tan duramente conquistados, puestos a la venta por una pandilla de politiqueros corruptos y en algunos casos no sólo malvados sino francamente imbéciles. También los hay hijos de perra. Qué es sino Miguel D´Escoto, presidente de la Asamblea General de la ONU, que acaba de decir:

“Me tocó el privilegio de estar cerca (de Fidel) y de observarlo, verlo y encontrar un hombre enamorado de la justicia, la fraternidad y la solidaridad. Cuba es donde se encarnan más que en ningún otro lugar esos valores indispensables para salvar al mundo”.

Agobiado por este panorama desolador, encuentro cierto consuelo al pensar que aún nos queda Israel. Menos mal que tenemos a los israelíes, me digo y recupero un poco el resuello.

Hace poco, en Sudán, convirtieron en papilla un convoy lleno de misiles. Se los mandaban a los terroristas palestinos desde Libia, Irán o algún otro de esos países gobernados por terroristas. Qué bien. Y ahora nos enteramos que interceptaron un barco ruso que posiblemente llevaba misiles para los terroristas palestinos u otros de semejante ralea. Sencillamente, asaltaron el barco en pleno océano. En estos tiempos de cobardía gubernamental generalizada y políticas suicidas de entendimiento con enemigos declarados… ¡qué maravilla que existe alguien capaz de trazar una línea en la arena y decir hasta aquí, si cruzan esa línea es la guerra!

Es reconfortante.

Con Europa, por supuesto, para defender la causa de la libertad y la conservación de los logros alcanzados por Occidente, no se puede contar. Qué panda de cobardes culosgordos. Europa ha llegado a niveles de abyección difícilmente emulables. Este domingo, me encuentro un artículo en El País. Foto en portada de un aguerrido talibán. Fotografiado en estética Vogue. Allá fueron a entrevistar al asesino de dos soldados españoles. El pie de foto de la portada es indescriptible. ‘Así habla Fath Mohamed, el mulá talibán que ordenó la muerte de dos soldados españoles’. Ese contemporizador, casi comprensivo ‘que ordenó’. No el asesino de dos soldados españoles, sino el ‘que ordenó’. Me imagino que próximamente entrevistarán al que ‘puso a punto los explosivos’, un tipo que jamás será el asesino de nadie, sólo una entelequia que manipula unos objetos que ¡no me diga!, explotan.

Ya son cobardes hasta en el idioma que usan para tratar de calmar a sus futuros verdugos.

¿Qué podemos esperar?

Y ahí no queda la cosa, dentro del artículo, los recaderos del asesino talibán ponen el mensaje del asesino dirigido a las madres de los soldados asesinados: “Tengo un mensaje para los españoles, en especial para las familias de los dos soldados que murieron. Deberían pedirle al gobierno español que se retire de Afganistán, porque este es un país musulmán, un país islámico, y estamos en contra de los extranjeros”.

Un mensaje de los asesinos a las familias de los asesinados, cortesía de El País. Todo un detalle.

¡La Alianza de Civilizaciones!

Da asco.

Menos mal que existe Israel.

Uno se acuesta más tranquilo sabiendo que ahí están los israelíes listos para intervenir y salvarnos el trasero. Espero que ya tengan listo el misil que le caerá en la cabeza a Ahmadinejad.

Juan Abreu es escritor y autor del blog Emanaciones.

1 comentario en “Menos mal”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Carlos - Domingo, 13 de septiembre de 2009 a las 21:21

    EPÍTOME
    De aquellos polvos estos lodos. Ante el petróleo, el gas, u otras bicocas, nos bajamos los pantalones. La ética se pliega ante los intereses.
    Se recibe al mono rojo bajo palio y ahora Evo. Solo nos falta Mugabe, y al iraní de marras. Tenemos lo que nos merecemos. Cuando en este país se vote con la razón y no por la inercia, a lo mejor se resuelve algo.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.