Cataluña

El tripartito encargó un informe en 2007 para controlar a los periodistas

[&hellip

Redacción
Miércoles, 23 de septiembre de 2009 | 07:37

CensuraEl diputado de CiU, Jordi Turull, ha denunciado este martes en la Comisión de Economía del Parlamento autonómico de Cataluña que el departamento de Presidencia de la Generalidad encargó un informe en 2007 para conocer la afinidad de determinados periodistas con el Ejecutivo.

Según ha recogido El Mundo, el informe ‘Comunicación estrategia de la acción del Govern y elaboración de mensajes y eslóganes institucionales’ fue realizado por Josep Isern Diego de la empresa DIC y tuvo un coste de 27.000 euros.

A modo de ejemplo, Turull ha leído algún extracto del mismo: “El periodista X hace una valoración positiva de los primeros pasos del Govern, si bien al principio se mostraba escéptico, parece que poco a poco el presidente Montilla le va convenciendo, pero lo expresa con prudencia”.

“De otro dice: ‘menos moderado y más radical’ es muestra el escritor tal, para él el tripartito es la solución fácil”, ha añadido el diputado de CiU, quien ha asegurado que este tipo de afirmaciones se hacen sobre muchos articulistas de periódicos con comentarios “entre sabrosos, ridículos y preocupantes”, así como otras valoraciones generales de los medios.

En mayo de 2004 otro escándalo similar sacudió al primer Gobierno PSC-ERC-ICV cuando se desveló el Informe Sellarès (2 y 3) para controlar a los medios de comunicación, que terminó con la dimisión del entonces secretario de Comunicación de la Generalidad, el polémico Miquel Sellarès, amigo personal de Josep-Lluís Carod-Rovira.

7 Comments en “El tripartito encargó un informe en 2007 para controlar a los periodistas”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Víctor - Miércoles, 23 de septiembre de 2009 a las 09:44

    Jordi Pujol hizo lo mismo. Pero claro, si no saben cómo piensan los periodistas, ¿cómo van a saber a quién darle o no subvenciones? Sin las subvenciones a los medios privados no se puede entender nada de lo que está ocurriendo en Cataluña en los últimos años. De ahí viene la poca oposición que encuentran los de la “construcció nacional catalana”.

  2. KAFKA - Miércoles, 23 de septiembre de 2009 a las 11:14

    Los que encargaron el informe deberían ser procesados. Sólo en regímenes totalitarios uno puede hacer ese tipo de cosas y quedar impune.
    ¡A la trena!

  3. Mariacruz - Miércoles, 23 de septiembre de 2009 a las 12:54

    ,,Gran Hermano,, al aparato.
    Y ,,Échale cara,,a la escucha y lectura de e-mails y faxes.
    Y se quejan y acuerdan de Franco y la censura y la dictadura!.Y SE CREEN QUE HAY DEMOCRACIA Y LIBERTAD! ja,ja,ja!.,,Para Cuba me voy..(canciòn).

  4. Iliemo - Miércoles, 23 de septiembre de 2009 a las 16:35

    El oasis apesta.

  5. oido al parche! - Miércoles, 23 de septiembre de 2009 a las 20:00

    A los periodistas de esta prensa no vais a recibir ni un euro de subvenciones, con todo lo que soltáis del guvern del tripartit.

    Tiene que haber el 4º poder, el periodístico, sin cobrar de ningún político, por eso de la libertad y la investigación.

    Propongo un informe de ese tipo.

  6. Carlos - Miércoles, 23 de septiembre de 2009 a las 20:22

    Leed la prensa de hoy. Las aventuras de Montilla Boys pagando informes que no sirven para nada. Las “familias” de Millet y de alguno de sus empleados.

  7. cervera - Domingo, 27 de septiembre de 2009 a las 14:15

    Yo me considero hispana, habitante de Hispania, y considero que todos somos hispanos, seamos valencianos, catalanes, portugueses, aragoneses, vascos, andaluces, gallegos, murcianos, madriñelos, o castellanos. Geográficamente no hay límites en la Península Ibérica, el problema es que las personas no están a la altura, Hispania es un proyecto de envergadura.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.