RevistaWeb

“No queríamos espiarles, sino protegerlos. […] Estamos hablando de una auditoría de seguridad, que es una cosa absolutamente normal”

[&hellip

Redacción
Jueves, 24 de septiembre de 2009 | 17:00

Joan Oliver, director general del F.C. Barcelona y ex director de TV3, en una rueda de prensa tras el escándalo del espionaje a los aspirantes a presidir el club:

No queríamos espiarles, sino protegerlos. La prueba de que no hay nada que indique que es irregular u ofensivo por parte de nadie es que hoy se ha hecho público y no ha habido actuación alguna por parte de nadie. […] Estamos hablando de una auditoría de seguridad, que es una cosa absolutamente normal, que se hace absolutamente dentro de los parámetros de la ley, en la cuál no hay nada que no sea perfectamente legal. […] Básicamente, la auditoría consiste en verificar las informaciones que hay en los registros y lugares públicos sobre una persona y en preguntar en diversos ambientes si hay una información relevante sobre la persona. Sobre todo hay que aclarar qué no es, y es que no contiene ningún seguimiento a las personas, no contiene ninguna actividad relacionada con las comunicaciones, teléfonos, correo…”

10 Comments en ““No queríamos espiarles, sino protegerlos. […] Estamos hablando de una auditoría de seguridad, que es una cosa absolutamente normal””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. josé - Jueves, 24 de septiembre de 2009 a las 18:25

    A lo mejor, si se lo hubieran hecho a un tal Millet…

  2. Carlos - Jueves, 24 de septiembre de 2009 a las 18:34

    La Gestapo también lo hacía. Cuidado que es caradura ¡¡

  3. Angel - Jueves, 24 de septiembre de 2009 a las 20:47

    ¿Tan tontos nos creen los del regimen de la “costra” que tenemos en cataluña a los que no somos nacionalistas?.

  4. iliemo - Jueves, 24 de septiembre de 2009 a las 21:21

    Este ha pasado de la Casa nostra a la mafia, o al revés…

  5. Angel - Jueves, 24 de septiembre de 2009 a las 21:31

    Joan Oliver:”No queriamos espiarles,sino eliminarlos”.

  6. xavi - Jueves, 24 de septiembre de 2009 a las 22:28

    Espias, ladrones, comisionistas, alborotadores, caraduras, esa es la clase dirigente de Catalunya.. y yo que pensaba que solo habia espias en el PP!!!, Y aquí tenemos a la crem de la crem!!!

  7. Libertad, libertad, querida libertad - Sábado, 26 de septiembre de 2009 a las 02:37

    El poeta catalán de la Real Academia Española, Pere Gimferrer, ha firmado su propio manifiesto en defensa de los toros en Barcelona, un hermoso texto por la Libertad. Cuando la Feria de la Merced trae temerosos sonidos de un posible adiós al toreo, ante el inminente inicio de los trámites parlamentarios de la Ley Antitaurina, Gimferrer ha blandido la escritura como escudo: «Queremos, con ocasión de esta Fira de la Mercé que reunirá a decenas de miles de personas en el histórico coso de Barcelona, hacer un llamamiento a todos los ciudadanos de Catalunya. No sólo a los aficionados, sino a todos sin excepción: taurinos, antitaurinos e indiferentes ante la fiesta de los toros. Queremos recordar a todos los catalanes que con la prohibición de la fiesta de los toros lo que podría ser prohibido es una parte de libertad, es un espacio de libertad lo que todos perderíamos». Y sigue el autor de «Arde el mar» con armamento cargado solamente de sentido común: «Cada vez que la libertad de alguien se ve negada o limitada, la libertad de todos pierde peso, se debilita, se empequeñece. Queremos recordarlo ante todo a nuestros representantes parlamentarios que han de tomar la decisión: no sólo es la realidad cultural, festiva, tradicional, económica y social de los toros lo que está en juego: es la propia libertad».

  8. Víctor - Sábado, 26 de septiembre de 2009 a las 16:42

    Este caradura total, manipulador y mentiroso es el que afirmó racistamente hace no tanto en la radio que: “Els espanyols són xoriços”.
    Es demasiado pal cuerpo.

  9. EPÍTOME - Sábado, 26 de septiembre de 2009 a las 20:12

    CON LAPORTA NO ES ORO TODO LO QUE RELUCE

    El presidente más popular en la historia del Barça se ha quedado solo, acosado y apenas rodeado de un grupo muy reducido de fieles.
    Visto de esa forma, el Barça es ahora un club inestable: sus cimientos se han debilitado. La crisis se mide como si el club hubiera sufrido un terremoto. Poco queda alrededor de Joan Laporta.

    Laporta había atravesado con humildad y tenacidad una larga travesía del desierto para convertir una plataforma con aires de revolución ciudadana (el Elefant Blau, Elefante Azul) en una candidatura atractiva que pretendía terminar con los síntomas de agotamiento de un club afectado por 22 años de mandato de Núñez y los últimos coletazos de su sucesor Gaspart, un forofo en funciones de presidente.

    Su dialéctica era optimista, prometía un cambio profundo en las estructuras del club, mayor participación del socio y una modernización en la gestión basada en las últimas actualizaciones de la práctica empresarial.

    Cinco años después, la red se ha roto, aquellos ejecutivos brillantes han abandonado el barco y el modelo se ha modificado por algo tan simple como pasado de moda: queda Laporta rodeado de amigos de la infancia (el perfil de directivo que no pregunta). Es un esquema harto conocido en el mundo del fútbol: el presidente con su junta de floreros.
    Laporta se tendrá que marchar más por sus gestos que por su gestión. Demasiada gente está agazapada esperando su momento: antes quieren ver pasar el cadáver de Laporta.
    Su radicalismo político no era un problema en principio. Sus ideas nacionalistas e independentistas eran conocidas, pero no habrían sido un problema si no las hubiera ligado a sus actividades como presidente.
    Laporta lo hizo mal. Falló en los gestos. Sobraba en su discurso lo de Visca Catalunya Lliure. Ni siquiera era necesario en un club como éste decir Visca Catalunya. Lo apropiado era decir Visca el Barça.
    Sus andanzas comenzaron a hacerse públicas o a correr en voz baja: sucedió el episodio del aeropuerto de El Prat, donde Laporta se bajó los pantalones e increpó a un guardia civil en un control de seguridad. (Y no pasó de una anécdota porque las imágenes de aquella bronca, tenazmente buscadas por algunas televisiones, desaparecieron sin que nadie haya dado una explicación). Sucesos posteriores (apartó a su chófer del volante del coche porque se negó a cruzar un semáforo en ámbar). Empezaron a ser públicos, que no publicables; las relaciones sentimentales de algunos altos cargos con personal del club, y entre ellos el propio presidente.
    Algunas leyendas urbanas corrieron por la ciudad relacionadas con los jugadores, Laporta y algunos de los suyos.
    Los rumores sobre la vida alegre de algunos jugadores no son nuevos. Pero en este caso, se les incorporaba un elemento nuevo: el propio Laporta como si fuera un protagonista más.
    Los rumores sobre su separación matrimonial aumentaron y en esas saltó el episodio del robo de su ordenador. Alguien sustrajo el ordenador del presidente en las oficinas del club. Parece que fue intencionado. Alrededor de ese ordenador y su presunto contenido se han disparado todo tipo de versiones. Como siempre, Laporta estaba en medio. Y el prestigio del Barcelona, en entredicho. (Seguidamente concreto la historia de este ordenador).
    Estemos atentos a la asamblea de compromisarios dentro de un par de meses y en ese periodo el Barcelona no estará todavía en disposición de ganar un título 2009-2010. (Su tabla de salvación). La personalidad extrovertida de Laporta no parece ser la más recomendable para gestionar una etapa tan crítica. Habrá que observar hacia dónde apuntan sus impulsos pero un presidente acosado, actuando a la desesperada, augura un final de partido esquizofrénico.
    DETALLES A TENER EN CUENTA

    Joan Laporta denunció el pasado mes de abril el robo de su ordenador portatil, donde guardaba secretos del Barça. Investigado el caso, finalmente resultó que el robo sólo era un “lío” familiar.

    Sin embargo, una vez investigado el caso y no hallar prueba ninguna del robo, parece que Laporta se ha decidido a contar la verdad, que en su círculo ya se conocía por otras fuentes. Está Laporta metido en un proceso de separación de su esposa y, al parecer, el presidente barcelonista, aunque cuenta con nueva y flamante pareja, no quiere concederle el divorcio definitivo a su ex. En este contexto, Laporta habría acudido a comer con sus suegros, o ex suegros, en la fecha referida y el padre de su legítima aprovechó para exigir al presidente que firmase el divorcio de una vez.

    El caso es que el barcelonista salió tan airado de la casa que dejó olvidadas algunas pertenencias, entre ellas el traído y llevado portátil. Cuando se dio cuenta del olvido volvió a pedir lo que es suyo y ¡oh, sorpresa! el suegro le dijo: “el portátil por el divorcio” y allí se quedó el aparato.

    Cuando reparo en toda la información sensible referida al Barcelona que tenía en el ordenador decidió que lo mejor era denunciar el robo por si a “alguien” le daba por airear datos. Esto es lo que se cuenta por Internet, ahora os toca a vosotros decidir si puede ser cierto o no…

    (No es ningún secreto para los colaboradores más directos del presidente barcelonista que desde hace un tiempo ya no comparte su vida con su esposa, Constanza Echevarría. La separación creo que es, por ahora, temporal y Laporta ya no vive en la casa de Sant Cugat y se ha instalado en un apartamento en Barcelona. Hay que recordar que el suegro de Laporta, el conocido industrial franquista, Juan Echevarría Puig fue el principal soporte económico que sufragó la campaña del abogado barcelonés a la presidencia del Barcelona y que muchos sectores del club consideraban que el poder de la familia de su esposa era un peaje que se pagaba a cambio de la inclusión de Alejandro Echevarría -miembro de “la Guardia de Franco”, hermano de la todavía esposa de Laporta, en la junta directiva.

    RESUMIENDO PARA CONCLUIR DE MOMENTO. Menudo personaje.

    La brasileña Flavia Massoli formaba parte del equipo de protocolo del Barça, pero también asegura que mantenía una larga y profunda -Dios sabe que quiere decir esto de profunda- relación sentimental con su presidente, Joan Laporta. Asegura que era un hecho público. El viernes asistió a los tribunales por la demanda que le ha presentado por despido.
    Flavia Massoli, brasileña  y ex empleada del departamento de protocolo del Barça, que asegura haber mantenido una larga relación amorosa con el presidente del club, Joan Laporta, denunció este viernes ante un tribunal laboral de Barcelona amenazas de este y de otros miembros de la directiva para que firmara su cese voluntario en el club. Massoli hizo estas afirmaciones en el acto de conciliación fallido con motivo de la demanda presentada contra el club solicitando el seguro desempleo y los meses correspondientes al paro que no ha percibido desde julio del año pasado.
    Representada por sus abogados, Jordi Ribot y Cecilio Oyonarte, del bufete Prosas, insistieron en que ese ‘cese voluntario’ lo aceptó Flavia Massoli bajo presión como consecuencia de las especiales circunstancias personales de su situación, pues admitieron como un hecho de “dominio público silenciado” que mantenía desde hacía varios años una relación sentimental con Joan Laporta.
    Flavia fue invitada primero a iniciar con urgencia sus vacaciones. Ningún empleado del club dudó en aquel momento de los motivos de esa decisión, pues era notoria, reconocida y prácticamente pública su relación personal con el presidente del FC Barcelona, Joan Laporta. De hecho, su ingreso en la plantilla del club si hizo forzando al límite los controles de admisión y selección de personal en aquel momento. A la vuelta de esas vacaciones, Massoli se encontró con la obligación, según han explicado sus abogados, de firmar su propio despido del Barça sin derecho a indemnización ni paro.
    Sin embargo se llegó a un acuerdo de rescisión consensuado entre ambas partes, pero también rumores de que se había producido un tenso tira y afloja solucionado con una cantidad superior al importe de su finiquito real, abonado al margen de la tesorería del club. (Según algunas fuentes, Flavia habría recibido atractivas ofertas monetarias de algunos medios de comunicación relacionados con la prensa del corazón y otras publicaciones sensacionalistas a cambio de contar detalles de su vida sentimental). ¿Por qué extraña razón esta criatura no ha aceptado estas ofertas sustanciosas, sabrosas y muy perjudiciales para Laporta? ¿Presiones a tener muy en cuenta?, ¿amenazas muy claras y comprometidas? Solo ella lo sabe.

    PERLAS

    JOAN CARRETERO, DE ‘REAGRUPAMENT’
    “Celebraría que Laporta liderase mi proyecto”

    “Unidos podemos ser invencibles”, afirmó Laporta ante la propuesta de Carretero, líder del movimiento independentista ‘Reagrupament’.

    Laporta, a favor del catalán, pero manda a sus hijos al Liceo Francés

    Joan Laporta (47) ha introducido el catalán como ‘lengua propia’ del Barça, pero a sus hijos prefiere enviarlos al Liceo Francés.

    Hleb contra el Barça: critica a Laporta por la imposición del catalán
    Alexandre Hleb, jugador del F.C. Barcelona cedido actualmente al Stuttgart alemán, ha reconocido su imposibilidad de adaptación en la Ciudad Condal al no hablar catalán. “En el Barça hay que hablar en catalán para ser aceptado. Jugar bien no basta”.

    REFORMARÁ LOS ESTATUTOS DEL CLUB
    Laporta impone el catalán como “lengua propia” del Barça

    Joan Laporta, presidente del Barça, ha introducido un nuevo cambio en los estatutos del club: imponer el catalán como lengua propia.

    SEPARADO DE SU MADRE Y PARTE DE SU FAMILIA
    Messi: “Mi hermanita volvió a Argentina porque en la escuela le hablaban catalán y lloraba”

    Marisol, la hemana pequeña de Messi, la estrella del Barça, se marchó con su madre a Argentina porque no soportaba la inmersión lingüística en catalán. La Generalitat todavía confía en que Messi sea un “embajador del catalán” y los argentinos lo hablen. (MANDA HUEVOS)

    Con todo lo más importante es decir, saber, que Laporta no es el BARÇA

    Lo que no cabe duda es que con estos antecedentes y hábitos, Joan Laporta reúne las mejores condiciones para dedicarse a la política -así, en minúsculas- y que mejor destino para empezar que “reagrupament” de la mano de un “líder” como Joan Carretero. (ERC pero a peor).

    Naturalmente que con Laporta tenemos un filón importante en mi proyecto de hacer pública la endogamia catalana. Es una fuente de relaciones increíbles.

    Pero esta explicación de Joan Oliver -atención a sus ojos y rostro de presunto mafioso- es de una desvergüenza sin límites. Estos son sus actuales escuderos y cómplices.

  10. EPÍTOME - Sábado, 26 de septiembre de 2009 a las 20:25

    JOAN OLIVER (DIRECTOR GENERAL DEL F.C. BARCELONA

    Por sus actos y obras los conoceréis. Así abandonaron a Laporta su primera Junta Directiva que le pidió la dimisión. Él prefirió aguantar y rodearse de los colegiales de su infancia.

    El 10 de julio de 2008 dimitieron ocho de los 17 directivos de la junta directiva del club,6 entre los que estaban tres de los cinco vicepresidentes.

    Los vicepresidentes Albert Vicenç (Area Institucional), Ferran Soriano (Area Económica) y Marc Ingla (Area Deportiva). También renunciaron a sus cargos los vocales Toni Rovira, Xavier Cambra, Claudia Vives-Fierro, Josep Lluís Vilaseca y Evarist Murtra, debido a que el 60,6% de los socios votara contra la gestión de la junta directiva encabezada por Laporta.

    Los dimisionarios intentaron convencer al presidente para que dimitiese para facilitar la dirección del club hasta la convocatoria de elecciones, la fecha resultaría de la próxima asamblea anual de socios compromisarios a celebrar en septiembre de 2008. Laporta se negó a dimitir y desveló su intención de nombrar cuatro nuevos directivos -solo contaba con 10 tras ésta dimisión- para cumplir con los estatutos del club, que dictan el cese de la junta directiva tras la marcha del 75% de los miembros de la junta.

    Por lo tanto el presidente Laporta se mantuvo en el cargo con el “núcleo duro”, es decir, con los vicepresidentes Jaume Ferrer y Alfons Godall, los vocales Albert Perrín, Rafael Yuste, Joan Boix, Joan Franquesa, Jacint Borràs, Josep Cubells y Alfonso Castro. El presidente contacta (a 11 de julio de 2008) para cubrir las vacantes con gente del entorno del ex presidente Joan Gaspart.

    Que huevos, ¿no?

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.