RevistaWeb

“[La nueva Ley del Cine] aborda la garantía del derecho real a decidir qué obras consumir y en qué lengua consumirlas”

[&hellip

Redacción
Jueves, 22 de octubre de 2009 | 09:53

Anna Simó, portavoz de ERC en el Parlamento autonómico de Cataluña, en una rueda de prensa el 21 de octubre de 2009:

“Felicitarnos porque después de treinta años de autogobierno [con la nueva Ley del Cine] se corrige una anomalía de muchas décadas. [Esta ley] aborda la garantía del derecho real a decidir qué obras consumir y en qué lengua consumirlas. Por tanto, libertad de las personas usuarias del cine en Cataluña. […] Lo que sí que queda claro es que, cuando hay oferta, la demanda está. […] A pesar de la oferta más que residual [de cine] en catalán, los datos evidencian que las copias en versión catalana rinden mucho más que las españolas y atraen proporcionalmente mucho más público”.

16 Comments en ““[La nueva Ley del Cine] aborda la garantía del derecho real a decidir qué obras consumir y en qué lengua consumirlas””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. DLM - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 09:55

    Cinismo puro y duro.
    Hasta ahora y después de unos años de experiencia, ha habido una oferta de cine en catalán que no ha recibido la demanda que se esperaba. Según la información que se ha publicado, la asistencia a las salas que han ofrecido películas en catalán no ha llegado al 30% de la capacidad. Es decir, ha habido una oferta excesiva para la demanda existente. A pesar de esto, los gobernantes siguen insistiendo y me temo que otorgando más subvenciones a cargo de nuestros impuestos.

  2. Víctor - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 10:07

    En las palabras de Simó hay una falsedad. Os dejo más abajo las palabras del Gremio de Empresarios de salas de cines de Cataluña a LA VANGUARDIA (5-03-2009) explicando por qué es falsa la afirmación siguiente de Simó para justificar la ley: ” A pesar de la oferta más que residual [de cine] en catalán, los datos evidencian que las copias en versión catalana rinden mucho más que las españolas y atraen proporcionalmente mucho más público”.

    Respuesta de empresarios:
    “No se trata de un problema de oferta”, prosiguió el gremio, que en un comunicado emitido hoy apuntó a que la Conselleria de Cultura y Mitjans de Comunicació ha utilizado unas cifras “no comparativas” y que “no reflejan la realidad” en la redacción de las bases de la futura ley del cine catalán.
    La Conselleria asegura en el documento que en 2007 la media de espectadores por sesión ascendía a 30,9 en catalán, mientras que a las sesiones en castellano acudió una media de 28,1 espectadores. En este sentido, destacaron que actualmente se doblan al catalán las películas que pueden tener un éxito comercial “importante”, mientras que “un gran número de títulos poco comerciales” se estrenan únicamente en castellano, cosa que hace bajar la media de recaudación por sesión.
    “Por este motivo, es lógico estadísticamente que la ratio media de espectadores por proyección sea superior en las películas de cine en catalán que en castellano”, aseguró el gremio.

  3. Víctor - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 10:10

    Y aquí os cuelgo el artículo entero con la información real que nunca os dará Clara Simó ni ningún político de los que apoyan esta ley:
    Noticia:

    LA VANGUARDIA
    5-03-2009
    Empresarios del cine, en “desacuerdo” con la ley, avisan que la demanda en catalán es del 21%
    “No se trata de un problema de oferta”, replica el gremio a la Conselleria de Cultura

    Barcelona. (EUROPA PRESS).- El Gremio de Empresarios de Cines de Catalunya (GEC) avisó de que la demanda actual de la sociedad catalana de películas en catalán es inferior al 50 por ciento, ya que cuando se proyecta una película a la vez en castellano y en catalán, la primera versión tiene una audiencia media de 78,2 por ciento, y la segunda, del 21,8 por ciento.
    Polémica por la nueva Ley del Cine

    Los dobladores catalanes temen por su trabajo ante el fomento del subtitulado
    Los distribuidores se oponen frontalmente al aumento de películas en catalán
    La nueva Ley del Cine creará un fondo para fomentar la exhibición en catalán en las salas privadas
    La Academia de Cine considera “razonable” la iniciativa de la Generalitat y apuesta por los subtítulos
    El tripartito confía en convencer a la industria del cine sobre el uso del catalán
    Todas las películas que se estrenen en Catalunya deberán doblarse o subtitularse también en catalán

    La nueva ley del cine catalán, que promueve la Generalitat, obligará a doblar al catalán todas las películas que se doblen al castellano y a distribuir en catalán la mitad de las cintas (“al menos”).
    “No se trata de un problema de oferta”, prosiguió el gremio, que en un comunicado emitido hoy apuntó a que la Conselleria de Cultura y Mitjans de Comunicació ha utilizado unas cifras “no comparativas” y que “no reflejan la realidad” en la redacción de las bases de la futura ley del cine catalán.
    La Conselleria asegura en el documento que en 2007 la media de espectadores por sesión ascendía a 30,9 en catalán, mientras que a las sesiones en castellano acudió una media de 28,1 espectadores. En este sentido, destacaron que actualmente se doblan al catalán las películas que pueden tener un éxito comercial “importante”, mientras que “un gran número de títulos poco comerciales” se estrenan únicamente en castellano, cosa que hace bajar la media de recaudación por sesión.
    “Por este motivo, es lógico estadísticamente que la ratio media de espectadores por proyección sea superior en las películas de cine en catalán que en castellano”, aseguró el gremio.
    Por todo esto, el gremio se mostró “en desacuerdo” con los datos de las bases de la ley, en las que se hablan además de “anomalía” entre otras ofertas culturales en catalán y la de cine que es “inexistente”, ya que según el Barómetro de la Comunicación y la Cultura, realizado por la Fundación Audiències de la Comunicació i la Cultura, el consumo de prensa diaria en catalán es del 27,5 por ciento, y de televisión, un 20,5 por ciento. El resto son consumos en castellano.
    Tras preguntarse por qué quieren imponer cuotas en el cine si éstos sectores culturales no las tienen, el GEC pidió que primero se defienda el cine “y su supervivencia” -”el mercado ha caído un 27 por ciento en los últimos cuatro años”-, y luego se estudien fórmulas para aumentar la demanda de cine en catalán.

  4. The Modorro - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 10:14

    Para la lengua vehicular en la escuela juegan al fútbol con el reglamento del baloncesto, ahora, con el cine, juegan al baloncesto con el reglamento del tiro con arco. Despotismo que llevan en la sangre.

  5. MERY - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 10:51

    Si en las tribus salvajes todo “quisqui” ha de hacer lo que dice el chamán, en esa taifa catalana se sabe, por encuestas reiterativas, que alrededor del 75% de los ciudadanos se consideran españoles y catalanes, y solo alrededor del 20% solo catalanes, y tambien se sabe que la gente va a ver las películas en el idioma que le da la gana, que, curiósamente, es el castellano.

    Estos elementos separatistas autoritarios, retrógrados t cavernículas pueden creerse que esa taifa es una tribu a la que pueden regulárselo todo, incluso asuntos personales y privados, cosa lógica porque el personal esta muy adocenado y sin conciencia crítica por el invierno mediático y la manipulación gigantesca llevada a cabo por los medios de manipulación de masas, subvencionados, pero el personal seguiráviendo las películas que les de la gana y seguirá despreciendo a los chamanes.

  6. Carlos - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 10:58

    No hay más que ir a ver las colas y las salas de exhibición para darse cuenta de que la Consellería tiene toda la razón. Por donde amargan los pepinos.

  7. Carlos - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 11:57

    Leyendo lo que dice esta buena mujer te quedas anonadado. Vive en Cataluña esta señora? No le dicen nada las estadísticas ni las opniones de los empresarios? Que dija que se hace esta ley por que si y se acabó y que se ahorre sus fantasías

  8. pau - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 17:20

    No entenc com persones que es manifesten partidaries del bilingüisme,critiquen una mesura que vol que els que vulguin veure les pel.lícules en català ho poguin fer.Es evident que si no hi oferta de un producte no es pot consumir.Que els exhibidors s,hi resisteixin es normal,cap empresa vol que posin controls a la seva activitat.

  9. CIUDADANO NO NACIONALISTA - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 21:20

    Sí, pero sería mucho más interesante que nuestros estudiantes pudieran escoger estudiar en las dos lenguas oficiales…Este gentuza siempre coge la sartén por donde más les interesa.Lo dicho ,señores, a votar no nacionalismo en las próximas elecciones. Ejemplo:CIUDADANOS

  10. pau - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 21:51

    Ciudadano no nacionalista:Ciudadanos no es un partit no nacionalista,es nacionalista espanyol.Quan parles de “gentuza” en deus està mirant al mirall,suposo.

  11. NO con mi dinero - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 22:30

    Senyor Ferran, la nostra societat JA és bilingüe en llibertat i sense necessitat que els polítics s’hi fiquin.

    Els bilingüistes no reclamen que tot sigui bilingüe, el que es reclama és que el que és de TOTS, LES INSTITUCIONS PÚBLIQUES, L’EDUCACIÓ, ho siguin.

    I els que han de crear riquesa que facin el que vulguin.

    Efectivament, el cinema (activitat privada en principi) és predominantment en castellà, ja ho sabem. Però on jo visc, tot, per exemple les botigues, és predominantment en català, i ningú no demana compensacions ni accions polítiques per corregir-ho. És la llibertat del comerciant. Del que ens queixem és de que les institucions siguin propietat d’uns (els catalanistes) i els altres s’han de fotre. Això no és democràcia.

  12. fanderubianes - Jueves, 22 de octubre de 2009 a las 22:37

    Sembla que costa molt d’entendre la democràcia.

    No és que ningú tingui la propietat de les institucions, sino que els que defensen polítiques catalanistes arrassen a les urnes fins i tot a les zones on menys es parla català.

    A València pasa el contrari.

    Basicament, és un debat entre demòcrates que guanyen eleccions i no demòcrates que les perden durant 30 anys. Que els perdedors siguin d’una ideologia o una altre és el de menys, simplement mai veuràn la seva política fins que no treegun molts més vots. Per més que s’enfadin.

  13. Angel - Viernes, 23 de octubre de 2009 a las 15:43

    Simo,haz la ley como tu ideologia macionalista quiera,yo hace tiempo que no veo ningun canal de televison,ni escucho ninguna radio,en catalan,por eso me da igual lo que quieras imponer,porque nunca ire a ver una pelicula en catalan.

    El nacionalismo esta en un error,porque quiere imponer el catalan en todo y cada dia mas gente utilizamos solo el catalan en lo imprescindible.

  14. pau - Sábado, 24 de octubre de 2009 a las 23:39

    Aqui ningú vol imposar haver de veure les pel.licules en català,el que es vol es que es puguin veure en català,cosa que ara no es pot.Ara només es poden veure en castellà.

  15. KAFKA - Domingo, 25 de octubre de 2009 a las 22:12

    Mi pregunta sigue sin respuesta: ¿Para cuándo la aplicación de ese principio de 50% en el ámbito de la administración y de las escuelas catalanas?

  16. fanderubianes - Domingo, 25 de octubre de 2009 a las 22:37

    En una democràcia només pot haver una resposata.

    Quan els partidaris de fer-ho aconsegueixin majoria al parlament. Ni un minut abans.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.