RevistaWeb

‘No les invito a imaginar las consecuencias de un Montilla colgado en un cartel de Nuevas Generaciones’

[&hellip

Redacción
Lunes, 30 de noviembre de 2009 | 07:50

Juan Carlos Girauta, escritor, el 28 de noviembre de 2009 en El Mundo:

‘Las JERC cuelgan al rey en un cartel. Cataluña es un espacio de asimetrías, una galería de espejos deformantes del Tibidabo donde las naderías se maximizan y las enormidades se echan a broma. La clave es el quién, no el qué, lo que resulta una desgracia aparte de una inmoralidad. Colgar al rey simbólicamente es un pecadillo, como la quema de su imagen fue libertad de expresión. Estoy cansado de proponer simetrías en un parque consagrado a la deformación, así que no les invito a imaginar las consecuencias de un Montilla colgado en un cartel de Nuevas Generaciones’.

4 Comments en “‘No les invito a imaginar las consecuencias de un Montilla colgado en un cartel de Nuevas Generaciones’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. DLM - Lunes, 30 de noviembre de 2009 a las 10:33

    Creo que no es muy acertada la comparación de Montilla con el Rey ( qué más quisiera Montilla ). Por lo demás, estoy de acuerdo con el sentido del comentario…..sería una afrenta para la sensibilidad de los Nacionalistas, aunque sería mucho mayor si la comparación fuera con Pujol, PADRE Y MADRE de toda esta situación.

  2. KAFKA - Lunes, 30 de noviembre de 2009 a las 16:12

    Totalmente de acuerdo, Girauta. A veces es suficiente con ponerles un espejo.

  3. Carlos - Lunes, 30 de noviembre de 2009 a las 20:21

    No sé si se le quiere o no. Pero durante muchos años ha sido de la personas mejor valoradas en toda España, incluida Cataluña, por supuesto. El que cuatro payasos se dediquen a perder el tiempo con estos jueguecitos no es para alarmarse, ni siquiera para comentarlo. Es algo normal para el nivel de inteligencia y talante democrático de esta gentuza que son, dicho sea de paso, algo bastante residual en Cataluña. Cuando los príncipes fueron a Lérida de visita,les recibieron una treintena de estos aguerridos luchadores por la libertad, para boicotear el acto. Treinta ¿ eh? no 3000 ni 300.
    Joder que tropa ¡¡

  4. Ogro - Miércoles, 2 de diciembre de 2009 a las 10:27

    Ponerles el espejo delante no basta. Luego hay que obligarles a mirarlo. A saber, que si saco un rato, busco un par de fotos y vía GIMP (el photoshop de los pobres), algo haremos.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.