Crónicas desde Kakania

Sobre la dignidad

Jordi Cañas
Martes, 1 de diciembre de 2009 | 23:47

El 26 de noviembre de 2009 doce diarios que reciben entre todos ellos más de 20 millones euros anuales procedentes de las arcas públicas y “cuya línea editorial se determina en Catalunya (sic)”, publicaron un editorial titulado La dignidad de Catalunya.

En él que se advertía y presionaba al Tribunal Constitucional (TC) para que este no modificara el nuevo Estatuto con su futura sentencia sobre la constitucionalidad de alguno de sus artículos, por ser esta ley orgánica el fruto de un doble pacto político -Parlamento autonómico de Cataluña y Cortes Generales- y haber sido sancionado por los electores. Decían muchas más cosas, pero fundamentalmente reproducían esa forma de entender Cataluña defendida por los nacionalistas -y su cómplice necesario en esta farsa democrática que vive Cataluña, el PSC- donde son los nacionalistas y sus voceros quienes se arrogan el derecho de hablar en nombre de Cataluña y de todos los catalanes, autodesignándose interlocutores exclusivos sobre todo aquello que sienten, les preocupa o necesitan.

Esta iniciativa periodística, ejemplo contemporáneo de aquellas adhesiones inquebrantables al régimen tan habituales durante el franquismo, solo puede ser calificada por aquellos que mantienen viva la llama de Montesquieu de bochornosa e indigna.

Es bochornosa porque asume con absoluta desvergüenza las tesis involucionistas de unos partidos políticos que han decidido romper con las reglas de juego democrático desde el chantaje y la amenaza al TC. E indigna porque refleja el avance del proceso de imposición en Cataluña por una minoría que controla los resortes políticos, económicos y mediáticos, de un régimen totalitario. Una Cataluña oficial, oligarca y corrupta, caciquil y prepotente, que ha infectado nuestra sociedad putrefactándola con el único objetivo de alcanzar sus objetivos políticos.

La inexistencia de unos medios de comunicación críticos con el poder es uno de los signos que determinan la ausencia o muerte de la democracia real en un país. Cataluña no es un país, pero su marco comunicativo local hace tiempo que ha dejado de ser un contrapoder del poder político para convertirse en la correa de transmisión del mismo.

Unos medios de comunicación que han abandonado su función de informar para convertirse en actores políticos son una anomalía propia de países totalitarios. Su unanimidad en el seguidismo del poder, su actitud lacaya y servil es sencillamente contraria al papel de control de los medios en una sociedad libre. Por ello, estos medios deben explicar a esos ciudadanos de los cuales dicen ser portavoces cómo se ha fraguado ese editorial conjunto, quién lo ha redactado o a instancias de quién, y sobre todo si persiguen, además de coaccionar y chantajear al TC, desviar la atención de los casos de corrupción de los partidos de los que son tributarios y cómplices: el PSC y CiU.

También deberían explicar a los ciudadanos, si tan preocupados están por la dignidad de Cataluña, por ejemplo, ¿por qué no hicieron un editorial conjunto contra la corrupción institucional?, o ¿por qué no hicieron ningún editorial defendiendo su dignidad frente a aquellos que en nombre de Cataluña se enriquecen ilícitamente y roban recursos públicos de todos los ciudadanos?, o ¿por qué no publicaron un editorial unitario liderando la catarsis democrática que necesita nuestra comunidad? ¿Por qué?

La respuesta es evidente, porque la prensa en Cataluña forma parte del poder de una forma inextricable desde esa espesa y tupida red de vínculos familiares, políticos y económicos que asfixian la libertad en nuestra comunidad. Y también, de una forma menos prosaica, porque dependen de las subvenciones y encartes publicitarios de las administraciones para sobrevivir en un momento donde la caída de ventas y de los ingresos por publicidad azota a la prensa escrita.

Estos meses nos han permitido ver la realidad catalana de una forma descarnada: la existencia de una trama de corrupción institucionalizada vinculada al poder, la voluntad de los partidos políticos nacionalistas y sus cómplices por subvertir el orden constitucional y la inexistencia de una prensa libre. Hemos podido ver al régimen nacionalista que gobierna en Cataluña sin tapujos. La Cataluña oficial que copa las instituciones y la sociedad civil, asfixiando y ahogando la Cataluña real en estado puro.

Porque si de dignidad se trata, según estos augures mediáticos, la dignidad de los catalanes no se fundamenta en su grado de bienestar, en si tienen trabajo o no, o en si tienen la educación y sanidad que necesitan. No.

Para estos oráculos de lo que piensan los catalanes, lo que les quita el sueño de verdad, es una sentencia del Tribunal Constitucional que determine que Cataluña no es una nación jurídica, o que conocer el catalán no deba ser una obligación, o que lo símbolos de nuestra comunidad no puedan ser considerados como nacionales. Si no fuera tan peligrosa, defender que el problema de los ciudadanos catalanes es la constitucionalidad de la simbología identitaria nacionalista llamaría al sonrojo y a la vergüenza ajena.

Es a la luz de esta forma de entender la realidad, como podemos afirmar que Cataluña está dividida entre los que defienden la dignidad de Cataluña y la que defiende la dignidad de los catalanes. Entre aquellos que creen en la oligarquía y los que creen en la democracia; entre los que creen que los derechos son de los territorios y los que defienden que son de los ciudadanos; y entre los que creen en que los privilegios y derechos históricos son de una minoría y los que creen en la igualdad y la libertad de todos los ciudadanos.

Y por que esa Cataluña oficial se despliega con absoluta impunidad ante el silencio de la mayoría, ha llegado el momento de que los que callan ante aquellos que amenazan nuestra convivencia den un paso adelante y digan basta. Lo griten sin miedo a las represalias y consecuencias que enfrentarse al nacionalismo en Cataluña supone, y lo hagan con la convicción de que vivimos un momento histórico que puede inclinar la balanza definitivamente del lado de la razón frente a aquellos que quieren perpetuar el dominio de uno pocos sobre la mayoría.

Porque todos aquellos que pensamos que otra Cataluña es posible, una Cataluña de ciudadanos realmente libres, tenemos la obligación cívica de trabajar para que algún día en nuestra comunidad las instituciones públicas, la sociedad civil, y la vida política dejen de ser un día el patrimonio de unos pocos para ser el reflejo fiel de la Cataluña de todos.

Jordi Cañas es secretario de Comunicación y portavoz de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, también se le puede leer en el blog del portavoz de Ciudadanos.

36 comentarios en “Sobre la dignidad”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Víctor - Miércoles, 2 de diciembre de 2009 a las 10:24

    Excelente:
    “Porque si de dignidad se trata, según estos augures mediáticos, la dignidad de los catalanes no se fundamenta en su grado de bienestar, en si tienen trabajo o no, o en si tienen la educación y sanidad que necesitan. No.
    Para estos oráculos de lo que piensan los catalanes, lo que les quita el sueño de verdad, es una sentencia del Tribunal Constitucional que determine que Cataluña no es una nación jurídica, o que conocer el catalán no deba ser una obligación, o que lo símbolos de nuestra comunidad no puedan ser considerados como nacionales. Si no fuera tan peligrosa, defender que el problema de los ciudadanos catalanes es la constitucionalidad de la simbología identitaria nacionalista llamaría al sonrojo y a la vergüenza ajena.”

  2. JUAN - Miércoles, 2 de diciembre de 2009 a las 13:53

    FELICIDADES POR SU TRABAJO, SR. CAÑAS.

  3. Maria - Miércoles, 2 de diciembre de 2009 a las 14:46

    Sin palabras, muchos nos hacemos sus mismas preguntas.

  4. Josep Solé - Miércoles, 2 de diciembre de 2009 a las 17:02

    Es un placer ver a gente como los que componen Ciutadans. Con frases claras, coherentes y dando ejemplo.

    Mi total respeto y apoyo al trabajo realizado por ciutadans. El artículo del sr. Cañas refleja ese aire fresco y ese compromiso con todos los ciudadanos de Cataluña.

    Mucha suerte y cuenten con mi voto.

  5. Carlos - Miércoles, 2 de diciembre de 2009 a las 17:22

    Pues si,estamos de acuerdo. Por supuesto. Esa es la Cataluña que soñamos. La de la excelencia y la honradez en todos los ámbitos.

  6. Vitoo - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 00:30

    romper con las reglas de juego democrático desde el chantaje y la amenaza al TC.

    L’aprovació de l’estatut va seguir curosament les regles de les lleis.
    La ignomínia és quan un partir (o partidet) vol guanyar als despatxos el que no ha guanyat a les urnes.

    una minoría que controla los resortes políticos, económicos y mediáticos, de un régimen totalitario

    Per vosaltres és una “minoria”. Per la resta del mon, la pluralitat catalana correspon molt bé al 90% del parlament que va aprovar un nou estatut. Vosaltres no hi ereu. Però teniu la barra de dir que la minoria són els altres.

    Hemos podido ver al régimen nacionalista que gobierna en Cataluña sin tapujos.

    Fa anys que veiem al cap de la Guardia civil a la presó, o a una comunitat autònoma repetir les eleccions fins que surti el tamayazo.
    Que un espanyolista pretengui donar lliçons als catalans de transparència, és profundament patètic. Només us guia l’odi anticatalà.
    defender que el problema de los ciudadanos catalanes es la constitucionalidad de la simbología identitaria nacionalista llamaría al sonrojo y a la vergüenza ajena.

  7. Vitoo - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 00:35

    Ups! botó equivocat.
    De nou, ara complet

    romper con las reglas de juego democrático desde el chantaje y la amenaza al TC.

    L’aprovació de l’estatut va seguir curosament les regles de les lleis.
    La ignomínia és quan un partit (o partidet) vol guanyar als despatxos el que no ha guanyat a les urnes.

    una minoría que controla los resortes políticos, económicos y mediáticos, de un régimen totalitario

    Per vosaltres és una “minoria”. Per la resta del mon, la pluralitat catalana correspon molt bé al 90% del parlament que va aprovar un nou estatut. Vosaltres no hi ereu. Però teniu la barra de dir que la minoria són els altres.

    Hemos podido ver al régimen nacionalista que gobierna en Cataluña sin tapujos.

    Fa anys que veiem al cap de la Guardia civil a la presó, o a una comunitat autònoma repetir les eleccions fins que surti el tamayazo.
    Que un espanyolista pretengui donar lliçons als catalans de transparència, és profundament patètic. Només us guia l’odi anticatalà.

    defender que el problema de los ciudadanos catalanes es la constitucionalidad de la simbología identitaria nacionalista llamaría al sonrojo y a la vergüenza ajena.

    Si algú no ha parat de fer dels símbols una batalla, ha estat Ciudadanos. A vosaltres us importa molt quines banderes onegen. No heu parat de marranejar al Parlament amb aixó. I teniu la barra de dir que els obsessionats pels símbols són els altres.

    Potser enganyeu a uns pocs.
    A mi no.

  8. Maria - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 01:31

    L’aprovació de l’estatut va seguir curosament les regles de les lleis.
    La ignomínia és quan un partit (o partidet) vol guanyar als despatxos el que no ha guanyat a les urnes.

    Supongo que aquí se incluye el 14% de ERC.

    Lo del 90% hay que explicar a los votantes no independentistas de CIU y PSC, porque este ramalazo lo tiene bien escondido a la hora de salir a la calle a pedir los votos, no salen los números ni con cálculos econométricos, esto es como la cuentas del Palau, no cuadran ni a capón.

    Transparencia, pues tenemos el 3%, financiación de partidos, subvenciones, dietas a destajo, incrementos patrimoniales, trafico de influencias, manipulación medios de comunicación locales… vamos que somos la flor innata de cómo se tiene que dirigir un país.

    Odio a Cataluña, pues no, al menos por mi parte, lo que si odio y desprecio todos aquellos falsos profetas que expolian Cataluña en nombre del patriotismo catalán, que por cierto no son los culpables los que los creen, sino los sinvergüenzas que deshonestamente les utilizan.

    Basta con observar los dos escenarios, lo que tenían antes y lo que tienen después y todo queda al descubierto.

    Aun queda mucho camino por recorrer pero al menos de momento, este partido no tiene a sus espaldas tan vergonzoso bagaje.

    No es nada personal vitoo, es otra perspectiva de una misma realidad.

  9. fanderubianes - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 01:45

    El que resulta evident és que ciudadanos, upyd i altres similars no han nascut per lluitar contra la corrupció o contra les comisions, sino per reduir la presència pública del català.

    El seu objectiu bàsic és descatalanitzar la vida pública catalana.

  10. Angel - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 09:57

    El nacionalismo catalan cree que su ideologia es la de todos los catalanes,por eso cuando habla un nacionalista habla con frases profundas como si fuera la unica verdad y siempre hacen discursos de propietarios de cataluña.

    Los nacionalistas no entienden que los catalanes nos debemos a la constitucion de la cual el estatuto es parte,pero nunca puede ir contra la constitucion.

  11. Vitoo - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 11:17

    un nacionalista habla con frases profundas como si fuera la unica verdad

    Com per exemple:

    nos debemos a la constitucion de la cual el estatuto es parte,pero nunca puede ir contra la constitucion.

  12. Wictor-Bcn - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 12:21

    Ni caso al troll cropofágico.

  13. Carlos - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 12:21

    Por favor, este Carlos de las 12:18 que cambie el nick, si no le importa, o que al menos deje de dedir sandeces en mi nombre. Gracias

  14. Vitoo - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 12:35

    robando hasta la lengua

    Tú no has deixat de parlar la teva llengua en CAP moment. De fet, NOMÉS parles la teva llengua.

    Ningú et roba res. El que no suportes és que els catalanoparlants pretenem fer el mateix que tú: parlar la nostra llengua amb normalitat.

    creando una Cataluña llena de independentistas

    Segons aquest ridícul argument, l’escola franquista hauria creat una Espanya plena de franquistes.
    Veieu que la societat catalana us dona l’esquena, i preteneu trobar excuses de mal pagador.

  15. Pasquino - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 13:48

    “La dignidad de Cataluña”; “Mi dignidad”…
    dime de qué presumes y te diré de que careces; dime que reivindicas y te diré lo que te falta.

  16. Vitoo - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 13:50

    Pasquino, els teus amics també li deien aixó als jueus europeus als anys 30 …

  17. Carlos - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 13:54

    y vosotros a los catalanes que no piensan según los principios del “moviment”..

  18. Pasquino - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 14:17

    Vitoo, no te entiendo, pero es igual, yo nunca reivindicaría la dignidad de España, porque a saber donde para, sorpresas te da la vida, sino España misma como el actual club político de todos los españoles, España, nación y libertad.

  19. fanderubianes - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 14:26

    Segons l’equesta de la UOC, ja hi ha un 30% de Catalans que està “cansat” d’espanya. Cada cop més, aquest concepte genera una mena de “mandra filosòfica”.

    -PAÑA,PAÑA, PAÑA!!!

    -Oh, altre vegada,bufff!!!!

  20. Vitoo - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 14:30

    Pasquino: http://www.softcatala.org/traductor

    Em sembla molt bé el que pensis sobre Espanya.

    Accepta la validesa de les opinions dels demés (i les seves llengües)
    Limita’t a no imposar-nos la teva concepció de l’estat i la teva nació als demés.

  21. Pasquino - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 14:54

    Vitoo, fanderubienaes, ¿no os emocionáis demasiado? Me parece que en la política española sobra emoción y falta racionalidad y respeto a las reglas del club.
    Por ejemplo, ¿un sentimiento, aunque sea o se pretenda colectivo, puede atropellar las leyes vigentes?

  22. fanderubianes - Jueves, 3 de diciembre de 2009 a las 15:06

    Pasquino

    Només han de respectar les normes d’un club els que en volen formar part, excepte si el club és una presó.

  23. CIUDADANOS - Viernes, 4 de diciembre de 2009 a las 12:23

    Tiene razón Jordi Cañas, no se puede aguantar la presión de los nacionalistas en Cataluña. Es una falta de libertad total.

  24. Pasquino - Viernes, 4 de diciembre de 2009 a las 13:07

    fanderubianes, si presó es prisión, ¿oi, nano?, ¿te has preguntado si alguien te preguntó si querías venir a este mundo, si querías ser hombre o mujer, catalán o chino,…? Prisiones… a lo mejor es eso en lo que quiere convertir el catalanismo a Cataluña para aquellos que los que no son nacionalistas.
    Que una cosa es no ser nacionalista y otro ser no-nacionalista, como parece el amigo Usher, que está por el ciudadano universal sin patria y, por lo que dice, sin respeto a las de los demás, porque no tengo contra quienes quieren y tienen a Cataluña por su nación más que que es algo que va contra la historia y limitador, retrógrado, y sin embargo tengo todo contra los habituales procedimientos catalanistas, el atropello de los derechos y libertades de las personas,la falta de normas es la selva, como lo sería por el otro extremo la utópica ciudadanía universal, imposible un código común.
    Resumiendo, una tramposa y emotiva apelación a la dignidad no es un disfraz que tape las vergüenzas de un fraude de ley, el Estatut es básicamente inconstitucional.

  25. Vitoo - Viernes, 4 de diciembre de 2009 a las 20:42

    el Estatut es básicamente inconstitucional.
    És la seva opinió. Diferenta de la majoria dels parlaments català i espanyol.
    Ells tenen radera els vots. Vosté només l’odi anticatalà

  26. Angel - Sábado, 5 de diciembre de 2009 a las 10:32

    El nacionalismo catalan utiliza el lenguaje absurdo que no es otro que guiar la mente hacia algo imposible.

    Cataluña no puede tener dignidad porque solo es el nombre que se le ha dado a un territorio para saber donde esta situado en el Planeta Tierra.

    La dignidad de todos los catalanes no se puede valorar porque cada parsona parte de diferentes realidades y para lo que a un catalan le puede parecer indigno para otro la misma cosa le puede parecer digno.

  27. Maria - Sábado, 5 de diciembre de 2009 a las 11:01

    Aquí dejo un artículo referente a la UOC.

    http://www.abc.es/hemeroteca/historico-19-10-
    2003/abc/Catalunya/estudiar-en-castellano-cuesta-
    el-triple-que-en-catalan-en-la-universitat-oberta-de-catalunya_214892.html

    Pagamos los impuestos todos, castellanos y catalanes que vivimos aquí o hay alguna casilla del IRPF que me he saltado. El que quiera que llame para comprobar si es verdad. La encuesta, la tengo en cuarentena, muy en cuarentena. Catalán si y castellano también. No al monolingüísmo.

  28. Pasquino - Sábado, 5 de diciembre de 2009 a las 13:20

    “l’odi anticatalà” es mal algumento Vitoo, te expones a que te recuerden lo del ladrón y la condición.

    Sobre los votos, Gregorio Peces Barba, que se ve que nos lee, acaba de decir:
    que quien tiene la “última palabra” sobre la constitucionalidad de los estatutos de autonomía, entre ellos el catalán, es el Constitucional.
    Según Europa Press, El padre de la Constitución recalcó que es “irrelevante” la “insistencia” de decir que el Estatut “ya se ha debatido en el Parlament, en el Parlamento español y en referéndum”. “Es el TC”, dijo, “el que tendrá que decir que algunas cosas son inconstitucionales”, en referencia al catalán.

  29. Juan - Sábado, 5 de diciembre de 2009 a las 14:03

    Pues mira qué bien, que la chusma no es tonta y se da cueta cuando los políticos y politicastros quieren engañarle, como lo han pretendido estos de C’s. Según el CEO, C’s conseguiría, de celebrarse en estos momentos las autonómicas, el 1,66% (1,37 puntos meno), o sea, que perdería toda la representación: ¡ni el egocéntrico de Rivera! Y yo, mira por dónde, lo celebro.

  30. elmicalet - Sábado, 5 de diciembre de 2009 a las 14:37

    Pasquino,

    He oido la entrevista a Peces Barba y ha dicho muy claro que Catalunya es una nacion, y que el no ve inconstitucionalidad ninguna en el estatut. Pero el que lo tiene que decir es el TC. Eso es lo que ha dicho Peces Barba.

    Y Herrero de Miñon, tambien dijo que el Estatut es plenamente constitucional, sin lugar a dudas. Dicho poo Herrero de Miñon, otro de los padres de la Constitución.

  31. Pasquino - Sábado, 5 de diciembre de 2009 a las 15:09

    http://www.europapress.es/nacional/....51754.html

    PLASENCIA (CÁCERES), 4 Dic. (EUROPA PRESS) –

    Peces Barba considera que la “última palabra” sobre el Estatuto de Cataluña la tiene el Tribunal Constitucional

    El ex presidente del Congreso de los Diputados Gregorio Peces Barba destacó hoy en Plasencia (Cáceres) que quien tiene la “última palabra” sobre la constitucionalidad de los estatutos de autonomía, entre ellos el de Cataluña, es el Tribunal Constitucional (TC).

    El ‘padre’ de la Constitución recalcó que es “irrelevante” la “insistencia” de decir que el Estatuto de Cataluña “ya se ha debatido en el parlamento (catalán), en el parlamento español y en referéndum”.

    Gregorio Peces Barba puso de manifiesto que el TC “tendrá que decir que algunas cosas son inconstitucionales”, en referencia al catalán, aunque un “estatuto tan amplio” no cree que “sufra mucho” por tener “unos recortes” que derivan del “error cometido al pretender a través de eso modificar la Constitución”.

    Entre algunos ejemplos que puso el ponente constitucional se encuentra, a su juicio, el que “en Cataluña, el defensor del pueblo no puede actuar” o que “la unilateralidad” en la relación entre la comunidad autónoma y Estado que se trataba de una relación “no de un estado federal sino de una federación, que es algo mucho más laxo”, dijo.

    Otro de los “errores” para Gregorio Peces Barba sería el “el que se organice un poder judicial propio de Cataluña” entre otras “muchas cosas”.

    Como responsables de estos aspectos el ex presidente del Congreso destacó en jerga jurídica que son “por culpa ineligendo”, aquellos producidos “al elegir el contenido” y también culpa “in vigilando” que son los que se produjeron en la vigilancia del cumplimiento de la constitucionalidad, hecho este último de la que “no está exenta el gobierno de la nación y su presidente”.

    Gregorio Peces Barba dio esta mañana una conferencia en el IES Pérez Comendador de Plasencia organizado por el AMPA San Fulgencio.

  32. Vitoria 3 Marzo 1976 - Sábado, 5 de diciembre de 2009 a las 15:42

    El Hoy día, Presidente de Honor del Partido Popular, 33 años despues todavia no ha pedido perdón por la muerte de 5 trabajadores en Vitoria y mas de 100 heridos de bala.

    Fraga, fue Ministro en gobiernos del terrorista Franco, fue colaborador directo de un terrorista como fue Franco, y una vez muerto el terrorista, fue Ministro en la transición, con responsabilidad en todo lo sucedido en Vitoria, al igual que otro pepero como Martin Villa.

    Estos individuos no pidieron perdon por la matanza, y siguen sin hacerlo,que se les aplique la ley de partidos, como a los de HB.

    http://www.youtube.com/watch?v=nIWk....re=related

    http://www.youtube.com/watch?v=gIzOSru79×8

  33. Jordi - Sábado, 5 de diciembre de 2009 a las 19:11

    tiu, ets la canya

    segueix així

  34. petete - Sábado, 5 de diciembre de 2009 a las 19:57

    Por los visto los de la Jihad Catalanista de la Taifaluña quieren convertir a España en cualquiera de estas opciones:

    Un Estado plurinacional,un Estado Confederal, un Estado Pluriestatal, un Estado Planetario Asociado con la Via Láctea,un Estado con Estados Asociados, un Estado con Comunidades Autónomas libres Asociadas…etc… ! Y claro para convertir España es cualquiera de esas opciones no cuentan, ni queren contar con la opinión de los Españoles!!

    Es esa pues la idea de democracia que tienen los vizires de la Taifa Catalana??

    Y ademas segun he leido en los digitales tambien de un sr que nos des-Gobierna y nos miente desde la Moncloa Madrileña!

  35. Pasquino - Lunes, 7 de diciembre de 2009 a las 15:14

    La-ola-de-dignidad-que-nos-invade ha llegado a Castilla-La Mancha. Según informa la Gaceta, la Junta está tramitando una proposición de Ley para modificar el reglamento de las Cortes autonómicas de manera que ningún diputado de la cámara pueda presentar enmiendas, propuesta que se aprobará la semana que viene.
    O sea, un parlamento que no parlamenta, solo mano al botón. La “dignidad” podría ser mayor si nadie pudiese presentar ninguna propuesta de ley ni nada de nada, solo aplaudir al cacique del cacicato, y no sé si lo digo en serio.
    Ustedes vosotros vostés que estáis tan seguros que los españolazos lo somos para fastidiaros, como el contagio de la estupidez y la opresión de un poder sin control son prácticamente ilimitados, ¿es que queréis, porque supongo que os dais cuenta, que acabemos todos –vosotros antes- de serviles súbditos de una dictadura de proximidad?
    Io certamente no.
    Adeu.

  36. Lydia - Lunes, 7 de diciembre de 2009 a las 21:58

    sr. Cañas´

    Si no hubiera conocido su comportamiento en C’s, me hubiera impresionado su artículo, pero después de conocerle, me suena a papel escrito en tinta de calamar sintética y mojado por una fuerte lluvía.
    En la vida y en la polítca no todo vale, y valemos tanto por lo que decimos, como por lo que hacemos.
    Si su discurso escrito hubiera sido igual que su conducta como miembro del equipo de gobierno de C’s,¿Cree usted que C’s hubiera perdido tantos militantes?
    Le invito a que haga usted “examen de concidencia” e intente analizar con distancia ¿Cúal ha sido su papel en la descomposición de C’s?
    Usted ha conseguido lo que quería en cuanto a posicionarse en el partido. Se ha quedado usted casi solo oficiando la misa. Pero usted tan contento.
    Cuando usted se refiere al comportameinto del gobierno catalán para con los ciudadanos de Cataluña, me han entrado ganas de sustituir la palabra Cataluña, por la de C’s. Y créame sr. Cañas que describe a la perfección el comportamiento, que yo pienso, que tuvo el órgano de gobierno de C’s para con sus afiliados, motivo por el cual ustedes perdieron credibilidad, fiabilidad y afiliados.

    Lo dicho: No todo vale.

RSS feed para los comentarios de esta entrada.