Crónicas desde Kakania

¡Viva La Constitución!

[&hellip

Jordi Cañas
Martes, 8 de diciembre de 2009 | 00:36

Este pasado 6 de diciembre nuestra Constitución cumplió 31 años. Como cada año, Ciudadanos volvió a salir a la calle, en un ambiente festivo y pedagógico, para celebrar el aniversario de la aprobación por referendo de nuestra Carta Magna el día 6 de diciembre de 1978. Y como hay cosas que nunca cambian, como cada año también volvimos a estar solos en esta conmemoración, ya que en Cataluña sus instituciones de gobierno, cuya legitimidad está sustentada en nuestra Constitución, no le rinden el homenaje que merece.

Sin embargo esta actitud irrespetuosa no es criticable, si aquellos que la amenazan, violentan, acosan e incumplen cada día actuaran de manera contraria sería una demostración de hipocresía política. Una actitud que, a estas alturas de la película, los nacionalistas y su cómplice, el PSC, ya no creen que sea necesario forzar.

Ciudadanos sale a la calle porque celebrar el día de la Constitución Española significa honrar un momento de nuestra historia donde finalmente la concordia triunfó frente a la discordia. El acuerdo frente al desacuerdo. El consenso frente al enfrentamiento. El interés de todos frente a los intereses de una minoría. La fraternidad sobre la desunión. Que por primera vez nos regimos por una norma fundamental elaborada y aceptada por todos, gracias a un espíritu de colaboración y consenso que han permitido una etapa sin precedentes en nuestra historia de expansión de las libertades, del bienestar social y de la democracia.

Celebramos que en un día como este los ciudadanos debemos sentirnos orgullosos de que nuestra Constitución acrisole e integre los valores que han definido la tradición democrática occidental: la proclamación de los derechos fundamentales y las libertades de los ciudadanos, la división de poderes y la soberanía popular. Del pueblo español emanan todos los poderes de un Estado social y democrático de derecho que garantiza sus derechos individuales y los defiende frente a cualquier tentación totalitaria.

Y salimos a la calle porque, como una maldición eterna, los viejos fantasmas que han amenazado la convivencia en nuestro país retornan con fuerza. Después de treinta años de democracia en España, el marco de convivencia creado por sus ciudadanos e instituciones y que tiene en la Constitución su piedra angular, está siendo amenazado por los desafíos que los partidos nacionalistas y sus cómplices están sometiendo a los ciudadanos, a las instituciones democráticas españolas y a la legalidad constitucional.

Esta situación, que busca dinamitar el proyecto de convivencia en común, no es más que el resultado de décadas de ingenua estrategia de integración en el marco democrático y de convivencia común de los partidos nacionalistas. Éstos, lejos de responder con lealtad a este esfuerzo integrador, lo han instrumentalizado hasta alcanzar su verdadero objetivo: la secesión. Un nacionalismo que, por fin, se ha quitado la máscara y muestra definitivamente lo que siempre ha sido: una nueva forma de totalitarismo político que la inercia post-franquista y el amparo de una izquierda, incapaz de descubrir su verdadera ideología reaccionaria, habían ocultado.

El escenario que vivimos en nuestro país es especialmente grave porque este pensamiento único totalitario ha calado profundamente en las CCAA gobernadas por los partidos nacionalistas y sus cómplices, y ha saturado la vida pública hasta envenenar la convivencia. En estas comunidades se ha impuesto una lógica en la que todo aquel que no comparte las coordenadas identitarias definidas por el nacionalismo se convierte automáticamente en un en enemigo.

Porque para los nacionalistas el enemigo no sólo es España, sino también todos aquellos que siendo sus conciudadanos no comparten sus ideas políticas ni sus criterios identitarios. Estos ciudadanos rebeldes son doblemente peligrosos, porque cuestionan desde la individualidad su proyecto totalitario. Porque rompen el esquema simplista y reduccionista del nosotros contra ellos. Porque ese nosotros homogéneo y mitificado deviene heterogéneo, plural, poliédrico, y eso es un peligro que no debe ser tolerado, porque puede derrumbar lo que tan cuidadosa y obstinadamente han construido: el otro, como enemigo.

Esta es una situación que una democracia no debe ni puede tolerar. Al amparo de la construcción nacional, el nacionalismo político ha utilizado sistemáticamente el descrédito y ataque directo a las instituciones democráticas y sus símbolos, la manipulación de la educación y de los medios de comunicación públicos como instrumentos de difusión de una doctrina nacionalista impregnada de una pedagogía del odio a lo español, la creación de un lenguaje preñado de perversiones semánticas con el fin de generar asimetrías afectivas, la persecución lingüística y la exclusión de los castellanohablantes de los circuitos oficiales y amenazado la libertad política del individuo desde la coacción, el hostigamiento público y las amenazas directas.

Todo ello de mano de unos políticos moralmente enfermos que ocultan su mala gestión bajo la coartada del victimismo perpetuo, que denuncian un supuesto expolio económico cuando drenan del erario público millones en comisiones, corruptelas y subvenciones multimillonarias para organizaciones que defienden ideas políticas irredentistas, el neo-imperialismo cultural, el monolingüismo de tintes xenófobos o directamente la lucha violenta contra las instituciones democráticas.

Una clase política éticamente miserable que ha creado un sustrato de odio donde fermentan elementos que ponen en riesgo los pilares básicos de la convivencia y que no duda en sacrificar la libertad de sus conciudadanos para conseguir sus objetivos políticos totalitarios creando un nuevo tipo de régimen totalitario y totalizante. Un régimen que quiere dominar y controlar la sociedad moldeándola a la fuerza a una realidad inexistente que se ha impuesto entre nosotros, silenciosamente, a lo largo de los últimos 30 años, que controla los resortes de poder y los medios de comunicación y que ha generado una democracia tutelada.

Sin embargo, en días como el que celebra nuestra Constitución, tenemos que conseguir que de la amenaza no surja la desesperanza. No debemos permitir que la opresión totalitaria que quiere destruir nuestro marco de convivencia triunfe. No renunciaremos a la libertad por propia voluntad. Resistiremos. Los nacionalistas pensaban que de la amenaza nacería la sumisión, pero se han equivocado. De la sociedad que quiere convivir en paz y libertad, ha surgido un movimiento de ciudadanos dispuestos a convertirse en un baluarte de la democracia.

Para nosotros justicia, igualdad y libertad son algo más que palabras, son metas alcanzables dentro de nuestra Constitución y no renunciaremos a ellas. No debemos asumir y confiar en que las cotas de libertad individual no tienen retorno. Sabemos que para los nacionalistas el individuo se supedita a la nación inventada, el ciudadano debe ceder sus derechos frente a un colectivo fantasmal, ya que el propietario de derechos no es el individuo, sino el territorio desarrollado como sujeto, y es ese el motivo por el que los ciudadanos libres son un escollo en el logro de sus objetivos.

La historia pasada y reciente nos alerta del peligro de esta supeditación del individuo al concepto, y nos recuerda que desandar el camino andado es fácil y siempre trágico. Algunos vemos los signos que identifican que ese peligro habita entre nosotros y que está creciendo, y no vamos a dejar que consiga sus objetivos sin oponerle resistencia. Por responsabilidad cívica. Por obligación moral. Porque defender la libertad siempre ha sido cosa de pocos. Porque merece la pena intentarlo.

Jordi Cañas es secretario de Comunicación y portavoz de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, también se le puede leer en el blog del portavoz de Ciudadanos.

22 Comments en “¡Viva La Constitución!”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Josep BCN - Martes, 8 de diciembre de 2009 a las 14:50
  2. Constitucionalista antes que demócrata. - Martes, 8 de diciembre de 2009 a las 19:58

    Viva la la Ley Fundamental! Irrompible, eterna, omnipresente.

    http://www.directe.cat/imatges/cons....anyola.jpg

  3. poti - Martes, 8 de diciembre de 2009 a las 22:51

    Visca Catalunya, Visca la Constitució, y visca el butifarrendum!!!

  4. dignida epañola - Martes, 8 de diciembre de 2009 a las 23:22
  5. jose bcn - Miércoles, 9 de diciembre de 2009 a las 12:41

    como siempre jordi cañas dejando su buen razonamiento en este articulo,yo tmb digo viva la pepaaaaaaaaaaaaaaaaaaa……….,viva ciudadanos……….

  6. Enric A. - Miércoles, 9 de diciembre de 2009 a las 13:32

    a l’orgia populista s’ha afegit avui Barcelona, amb Laporta (Berlusconi.cat) al capdevant.

    Als ciutadans solamene ens queda protestar i denunciar aquesta deriva perillosa per a la convivència al nostre país a la qual alegrement s’estan sumant partits com el PSC (¡a veure si d’una vegada s’adonen els seus votants!) I els altres partits “seriosos” , CiU, ERC i ICV.

    Però convé no barrejar-nos amb els extremistes nacionalistes esnyols, també antidemocràtics, Aliznza Nacional, Yniestrillas etc …

    Assistim doncs al BUTIFARREDUM A Molins de Rei:

  7. Francesc - Miércoles, 9 de diciembre de 2009 a las 13:59

    Tienen ustedes un gran problema: la sociedad idiotizada y los medios comprados.

    Les deseo suerte, sus ideas lo valen.

  8. Cora - Miércoles, 9 de diciembre de 2009 a las 14:07

    Desde otros lugares de España miramos hacia Cataluña con enorme asombro. Cómo los políticos han renunciado a sus deberes constitucionales y los asumen los propios ciudadanos. Mucho ánimo, sin desandar lo avanzado, porque Ciudadanos tiene razón y no los radicales. El problema es que hay mucho miedo para decirlo, y mucho interés por no perder votos indecisos…

  9. maria - Miércoles, 9 de diciembre de 2009 a las 18:10

    Sr. Jordi, m’agrada el que diu.

  10. sticoAngel - Miércoles, 9 de diciembre de 2009 a las 18:38

    Cora,el problema de cataluña es que partidos como PSC,IU,que eran de ambito nacional,estan haciendo la misma politica que los partidos nacionalistas y utilizan sus votos con el mismo fin que estos,sin que muchos de sus votantes se enteren.

    En cataluña se ha formado un regimen entre PSC,CIU,ERC,IU,cuyos dirigentes tienen como unico sustento el dinero que ganan de la generalitat y hacen pactos entre ellos para seguir cobrando la paga,importandoles poco o nada,lo que piensdan quienes los votan.

    Esto me paso a mi,que incluso llegue a votar a Maragall para presidente de la generalitat pensando que se terminaria la politica nacionalista de Jordi Pujol y lo que paso es que fue la continuidad de la politica nacionalista,apartir de entonces deje de votar socialistas.Pero son miles de votantes socialistas que aun siguen votando al PSC,y este partido con Montilla sigue haciendo la politica nacionalista,increible que le sigan votando quienes no son nacionalistas pero hasta ahora es asi.

  11. Dolors - Miércoles, 9 de diciembre de 2009 a las 19:29

    Sr. Cañas, qui m’havia de dir a mi quan corria davant els grissos que ara estaría passant el mateix però a l’inversa.

    En fi, que estic molt agraida per la seva lluïta.

    Una abraçada,

    Mª Dolors

  12. Nuria M. - Jueves, 10 de diciembre de 2009 a las 09:48

    La verdad es que es increíble la moral que tiene su partido para estar siempre ahí, defendiendo los derechos y libertades de todos. Porque ustedes tienen razón: la Cataluña la formamos todos, los que hablamos castellano, catalán, los que queremos independendia, los que no. Y los políticos tienen que gobernar para todos y no sólo para una minoría.

    Gracias por defender mis derechos. Espero que puedan seguir haciéndolo durante muchísimo tiempo más.

  13. Laia - Jueves, 10 de diciembre de 2009 a las 10:57

    le meva colla i jo anirém al botifarrendum. sempre hem passat dels partits politics perque no creiem en el sistema actual. malgrat això una vegada vaig parlar amb un dels seus i em va agradar molt això que diuen que l’unica forma de trencar desde dins i tambè em va agradar molt lo de esser ciutadà del mon.

    potser no votaré mai però si que aniré a recolçar-vos on faci falta.

  14. Petete - Viernes, 11 de diciembre de 2009 a las 23:11

    Al Sr Cañas y a sus compañeros de Partido.- Gracias por defender esa España que queremos todos!

    P/S.- Menos unos cuanto locos independentistas!

  15. Juan - Domingo, 13 de diciembre de 2009 a las 10:05

    Tedioso. Este Jordi Canyes resulta siempre tedioso, su pluma parece una pluma con eco; con ecos de algo que ya se ha dicho antes. Aburrido.

    El acto de Ciudadanos (C’s) reveló como siempre, desde hace tiempo, que es un partido en franca regresión: en la prensa se hablaba de la participación, en ese último acto que promovieron, en torno a unas decenas de personas, dos personas que los vieron en el momento en que supuestamente más público deberían de haber tenido, me dicen uno que unas cuarenta personas y otro que cincuenta: ¡Qué alejado de aquel acto del Tívoli en el que quedaron tantos en la calle, sin poder acceder al teatro!

    Que descanséis en paz, propietarios de C’s.

  16. Angel - Lunes, 14 de diciembre de 2009 a las 11:48

    Poco a poco con el paso del tiempo cada cual va ocupando su lugar,el nacionalismo catalan,despues de una salida en trompa en los primeros años de democracia,haciendo una gran propaganda utilizando todos los medios sociales y economicos a su alcance,se va estabilizando a lo que realmente es su poder.

    Uno puede vivir todas las fantasias que quiera,pero la vida a cada cual lo pone en el lugar que le corresponde y esto es la unica verdad y la unica realidad.

  17. Maria - Lunes, 14 de diciembre de 2009 a las 14:25

    Por suerte existe Ciudadanos.

    El 6 de diciembre, cuando se celebraba esa constitución que nos dió derechos a todos, allí estaba Ciutadans. Los demás partidos brillaron por su ausencia.

    Yo no pertenezco a ningún partido político pero me apetecía celebrar ese día tan especial, por todos esos familiares mios que murieron antes de que llegara ese día.

    Me acerqué al acto de Ciutadans porque era el único partido que hacía un acto y me encontré con algo muy bonito. El presidente habló brevemente y luego, la gente que pasaba por la calle podía subir a leer un artículo de la constitución. También podías escribir una frase en la portada de una Constitución Gigante que había. y lo mejor de todo fué el pastel, que nos invitaron a todos los que pasábamos por ahí.

    Por ahí he leido de uno que decía que eran pocos. Perdone que le diga, yo no gano nada mintiendo, y le puedo decir que habían cientos de personas porque tuve que hacer una cola de media hora para recoger mi trocito de pastel.

    Es increíble que haya personas que critiquen un acto tan bonito y mientan sobre el único acto que se hizo para conmemorar el aniversario de la Constitución en Barcelona.

    Son gente tan resentida como los independentistas. Ojalá algún día encuentren la paz y bondad que necesitan.

  18. Vitoo - Martes, 15 de diciembre de 2009 a las 00:20

    Quan penseu reconquerir el troç de Catalunya que us falta?
    ;-D

    http://www.catalogne-nord.com/fr/identite1.htm

    “L’identité catalane est un sentiment collectif, une vision du monde commune, une langue, une culture, un style de vie et des comportements similaires présents dans la population. Cette identité, fruit de l’histoire des hommes sur une géographie déterminée, se situe au-dessus des origines culturelles, sociales et religieuses des habitants”

  19. Lydia - Miércoles, 16 de diciembre de 2009 a las 16:12

    Es una lástima que C’s haya acabado en manos de personas como usted sr. Cañas.
    Sea humilde y haga usted examen de los datos. ¿Por qué C’s ha sido un continuo goteo de afiliados saliendo del partido en los últimos años?
    En C’s empezamos fuerte y con ganas. ¿En qué ha quedado el movimiento ciudadano de C´s?
    ¿Qué responsabilidad tiene usted como ´dirigente de C’s en lo que ha pasado? Yo que creo que mucha.
    No se puede manipular a personas adultas como ustedes han hecho sistemáticamente en C´s. Bueno ahora el sr. Rivera y usted mismo, ya tienen un partido tranquilo y que pueden manejar a su gusto, pero se han quedado sin afiliados, sin seguidores y creo que sin votantes. A excepción de los pocos que todavía permanecen en C’s, contra viento y marea. Les admiro, a ellos, por su capacidad de aguante. Han aguantado de ustedes dentro del partido y a los nacionalistas fuera, y éso en mucho aguantar.
    Ustedes en C’s lo tenian todo, capital humano con ganas de trabajar, con ilusiones. Y ustedes se dedicaron a hacer escabechinas en vez de gestionar ese capital humano con coherencia, y lo que es más importante ustedes no respetaron las normas que nos habíamos impuesto como partido democrático, y así se han quedado. Casi solos.
    Pena daba el sr. Rivera el día de la Constitución, me comentaron que tenía los ojos tristes ante el espectáculo de ser tan pocos los convocados, y eso que hubieramos podido ser miles, de no ser por la mala cabeza del Sr. Rivera y de personas como usted. A mi no me dan pena ustedes, pena me da de todos los ciudadanos que teníamos puestas nuestras esperanzas en C’s y que nos fuimos cansados de ver que C’s se había quedado en manos de aprendices de políticos, como usted, y que además eran aprendices de brujos.
    ¿Qué ha pasado en C’s?

  20. Anti constitucionalistes - Jueves, 17 de diciembre de 2009 a las 03:26

    Els talibans de la constitució són pitjors que els talbians moros. Es pensen que la constitució és sagrada, que Déu va venir i ens la va donar. No us enganyeu, la constitució la van fer quatre pringats i la va votar gent que no sabia el que votava.

  21. ghf - Jueves, 17 de diciembre de 2009 a las 10:06

    No la hicieron “quatre pringats”. La redactaron los franquistas juntamente con los que iban de demócratas antifranquistas. ¿Te imaginas que en la redacción de la Constitución alemana hubiese participado gente que había tenido cargos en el III Reich? Fue el gran timo de la “transición”, y aún pretenden hacerla pasar por democrática a la fuerza. La Constitución está manchada por el franquismo des de su primer día. Aquí esto no se puede decir debido al alto nacionalismo español que transita. La Constituión es vista com una divinidad, algo incuestinable, superior y garante de la identidad española.

  22. Pere - Viernes, 18 de diciembre de 2009 a las 22:06

    Un médico Israelita comenta:
    ‘La medicina en Israel está tan avanzada que nosotros le quitamos los
    testículos a una persona, se los ponemos a otra y en seis semanas ya está
    buscando trabajo’.

    Un médico alemán comenta:
    ‘Eso no es nada, en Alemania Le sacamos parte del cerebro a una persona,
    la ponemos en otra, y en cuatro semanas ya está buscando trabajo’.

    Un médico ruso comenta:
    ‘Eso tampoco es nada, en Rusia la medicina esta tan avanzada que le
    sacamos la mitad del corazón a una persona se la ponemos a otra y en dos
    semanas, ambas están buscando trabajo’.

    A lo que el médico ESPAÑOL responde:
    ‘Nada que ver, todos ustedes están muy atrasados!!, fíjense que nosotros
    en ESPAÑA, agarramos a una persona sin cerebro, sin corazón y sin huevos,
    lo pusimos de PRESIDENTE y ahora todo el país está buscando trabajo!!!

    

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.