La Miranda

El ocaso del minotauro

[&hellip

Carina Mejías
Miércoles, 23 de diciembre de 2009 | 00:11

Cuenta la leyenda que el minotauro, mitad hombre y mitad toro, vivía en un laberinto cercano a Cnosos, capital de Creta. El joven Teseo, hijo del rey ateniense, se ofreció a enfrentar y dar muerte al minotauro. Después de ardua lucha logró atravesar el corazón del monstruo con el puñal que le entregara la bella Ariadna. El minotauro expiró entre convulsiones. Teseo recibió los vítores de la gente.

Encantadoras o aborrecibles, las corridas de toros, con su virtud y sus símbolos han formado parte indisociable de nuestra historia y han servido de inspiración a numerosos artistas. Pintores como Goya, Picasso o el catalán August Puig, de poetas como Lorca, Manuel Machado o Rafael Alberti. Dicen que los primeros comparan su soledad ante el lienzo con la del torero en la plaza, y que los segundos describen el arte de torear como el único arte en el que se arriesga siempre la vida.

Son sólo algunas de las enormes huellas que la tauromaquia ha dejado en nuestra historia, algo que nos distingue y nos une a quienes han heredado nuestra cultura y no pretenden renegar de ella.

Así lo declaran en su manifiesto el colectivo de alcaldes, senadores y diputados del sur de Francia, alarmados ante la decisión de prohibir las corridas de toros en Cataluña. Nos recuerdan que las sociedades catalana y francesa son ejemplos de libertad, democracia, pluralismo y respeto por las minorías, recordando también la importancia de preservar la libertad del individuo y la necesidad de respetar el gusto por las aficiones y tradiciones culturales de cada uno, a la vez que recuerdan que en el sur de Francia las corridas de toros son una de las manifestaciones de catalanidad más importantes. Sería en otros tiempos.

Una lección de cultura y tradición que esta semana el Parlamento autonómico ha pretendido echar por tierra.

El debate de los toros va mucho más allá de la tauromaquia.

No era un planteamiento historicista o plástico. Los toros, por sí mismos, han vuelto a ser un símbolo y no de españolidad, si no de libertad.

La libertad del individuo sobre lo que quiere pensar, lo que quiere ser, o lo que quiere hacer una vez más se ha visto amenazada por el intervencionismo insistente de unos pocos.

Abolicionistas o antitaurinos, herederos del prohibido prohibir, se han convertido hoy en los garantes de los derechos de los animales y contrarios a los derechos del individuo a quién obligan cada día más a vivir con limitaciones: en el pensar, en el hacer o en el decidir. Tan sensibles al sufrimiento del toro, tan insensibles ante el sufrimiento del no nacido. Tan contrarios a la cultura de la muerte, tan favorables a facilitarla en otros casos. Tan libertarios para unas cosas, tan represores para otras, olvidan con facilidad aquello por lo que en otros casos luchan con pasión. La libertad, el derecho a decidir, la cultura o la tradición, tienen sólo una dirección, aquella que sirve a los intereses de la Cataluña que no existe. Lo demás se prohíbe, se silencia o se ignora.

Del prohibido prohibir al prohibicionismo de todo cuanto no les gusta, imbuidos de una falsa superioridad moral, de una ética limitada, del animalismo respetable pero no excesivo que usan para disfrazar con ello su disgusto por lo español.

Si en tiempos de la dictadura, nuestro destino de ocio era Perpiñán, en tiempos de la democracia, ¿permitiremos que lo vuelva a ser? Aún está por ver.

Carina Mejías es diputada del PP en el Parlamento autonómico de Cataluña, también se la puede leer en su blog personal.

6 Comments en “El ocaso del minotauro”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Insumisión - Miércoles, 23 de diciembre de 2009 a las 17:48

    Impuestos NO . Gracias

    Aviso a los políticos.

    Ciudadanos españoles No pagueis impuestos ( Facturas sin IVA, etc , etc) porque están desmembrado nuestra Nación : ESPAÑA

    No les demos ni un duro , si es posible: cuélate en el metro y autobús, no pagues Iva , etc , etc, hasta que el sistema cambie y España sea España de verdad.

  2. DLM - Miércoles, 23 de diciembre de 2009 a las 21:27

    Todo este asunto nada tiene que ver con la defensa de los animales y evitar su sufrimento en la Plaza de Toros. El tema es ESPAÑA y cómo se la excluye de la vida en Catalunya; ese es el tema y es bien conocido desde hace años, aunque en los últimos tiempos todo se haya acelerado y agravado con la llegada de Zapatero al Poder. Desde el principio de nuestra historia democrática reciente, los nacionalistas tenían muy claro qué querian hacer y no solo me refiero a Ezquerra Republicana, también incluyo a CIU y a una parte del PSC. La Constitución y su contenido, así como la Ley Electoral incluyen concesiones que NUNCA se debieron aceptar y si a esto añadimos la debilidad de los distintos Gobiernos de España, pues tenemos todos los ingredientes que han propiciado la actual situación. Ahora ya todo se precipita, se utiliza la estrategia de los hechos consumados y a ver quién es el valiente que se atreve a normalizar todo este desaguisado. España se ha convertido en un Estado ingobernable, sin un respeto a las Instituciones, sin un respeto y amparo a los derechos de sus ciudadanos, con una corrupción galopante y todo esto aderezado con unos políticos ( la mayoría ) que tienen un bajísimo nivel y que no se comprende cómo han podido llegar a los puestos de responsabilidad a los que han llegado. Pero esto, en muchos casos no es su problema, ellos viven de la política con unos privilegios económicos y sociales que se han otorgado ellos mismos. En este punto deseo aclarar que claro que existen políticos sacrificados que están en la política por vocación y que incluso arriesgan sus vidas por llevar adelante esa actividad, para ellos mi admiración y mi respeto….pero para los demás, la mayoría, mi repulsa y mi desprecio. Lo que lamento es que, ellos, el casi único riesgo que corren es que, algún día, únicamente les juzguen las urnas a pesar que por su desastrosa gestión y en algunos casos por otras cosas …..merecerían pasar por los Juzgados y terminar, más de uno, con sus huesos en la cárcel.
    El planteamiento que hace Carina Mejías es muy correcto, no podría ser de otra manera, pero creo que se puede resumir fácilmente….para esta gentuza el problema es España.
    Saludos y Feliz Navidad.

  3. LluisC - Jueves, 24 de diciembre de 2009 a las 11:09

    Amb un parell de retroexcavadores i una brigada de demolició, us sol.lucion-ho el problema en menys d’una setmana.

  4. Reforma ley electoral - Lunes, 11 de enero de 2010 a las 12:03

    EL FRACASO DE LAS AUTONOMÍAS EN ESPAÑA… “LAS NUEVAS TAIFAS”

    HACE FALTA REFORMAR LA LEY ELECTORAL PARA EVITAR EL CHANTAJE PERMANENTE DE LOS PARTIDOS SEPARATISTAS

    Me temo y a la vista de lo que estamos viendo o padeciendo, que en España pasa ya aquello de que… “mientras más gatos más ratones”. Las autonomías han fracasado en muchas cosas y esperemos no terminen en un gran y estrepitoso fracaso total; puesto que las han convertido en “autonosuyas” (como dejara escrito un famoso escritor contemporáneo: Vizcaíno Casas) y es claro, que lo que empezó siendo un Estado centralizado en excesivo; se ha convertido o va en vías de ello… “en un conglomerado de partes o taifas, donde cada reyezuelo se atribuye todos los poderes y muchos más”; sin que las leyes en uso o vigentes, tengan la fuerza que debieran tener para que las aguas vuelvan a unos niveles aceptables y sin renunciar a la autonomía conveniente, que el Estado no tenga que ser una especie de lacayo al servicio de todos estos tinglados montados y que no entendemos… “o entendemos muy bien”.
    Puesto que las autonomías , no han rducido el número de funcionarios existente, sino que lo han duplicado, triplicado, cuadruplicado o vete a saber; por lo que se deduce que han servido principalmente, o simplemente, para aumentar los ejércitos de parásitos estatales y que se dan en cualquier nación que se descuide… imaginemos aquí que ya el Estado, se ha convertido en diecinueve “estados” y veinte parlamentos (senado incluido, que para nada sirve).
    Por otra parte los servicios que recibimos los súbditos (que no ciudadanos) no han mejorado, ni mucho menos… veamos los apagones recientes en Cataluña y otras; los ya habituales y devastadores incendios, los igualmente crónicos embotellamientos de la circulación por carreteras, la cada vez más desprestigiada sanidad oficial; aeropuertos etc. y en fin… “que en casa que mandan muchos al final no manda nadie y cada cual hace lo que le sale de los güe”. Consecuencia de todo ello, es esa ya enorme costra nacional de corrupciones de todo tipo y de las que nos enteramos por cuenta gotas y muchas veces, por cuanto a “alguien le interesa destapar basuras en beneficio propio y no nacional”.

    Como eco de esas “autonosuyas”, en los municipios, provincias y resto de organizaciones políticas; todo el que puede y por los medios que sean, impone su particular dictadurilla… eso sí, llenándose la boca de una democracia que esto que estamos viendo, no es. Y así, no se realizan cosas generalmente de interés público y que beneficiarían a todos, sencillamente por cuanto el “reyezuelo” que puede, pone “su bota” encima de la mesa y dice que… “al enemigo ni agua”… aunque el perjudicado seamos el pueblo, que nos da igual en definitiva, quienes gobiernen… lo que queremos es que lo hagan bien, eficaz y económico… puesto que esa es otra… estamos pagando impuestos en tal cantidad que ya es bochornoso lo que nos obligan a pagarles para lo poco que nos retornan justificando tan depredación.
    El Estado central no debe ser tan nefasto, cuando países tan desarrollados como Francia o Inglaterra (y otro igualmente prósperos) no han permitido “autonosuyas”; y si algunos ceden algo, desde luego todo lo que es vital para la conservación de un Estado organizado (que es muchísimo) ello no lo ceden a nadie. En Inglaterra han retirado varias veces las concesiones (mínimas) autonómicas, y el día en que esto escribo, se retira de allí el Ejército inglés, que ha estado 40 años… “pero es que los ingleses tienen güe”… lo han demostrado siempre y de ahí, su imperio y su idioma imperante.
    Por otra parte y lo reitero; el Estado centralizado nos resultaba mucho más económico y bastante más eficaz, puesto que “nos dejaba mucho más dinero del que nosotros ganamos, para administrarlo nosotros”; y ello creó riqueza enorme e ilusionante; hoy todo el mundo sólo piensa en cómo eludir los impuestos que pueda y ello no es otra cosa que los resabios hacia los nuevos señores feudales y las cargas que nos imponen, simplemente buscando sus propias riquezas para hoy y “para mañana”… y el colocar y bien colocadas a todas sus mesnadas, puesto que la política no es hoy un servicio, es simplemente una conquista y en toda conquista… el conquistador la quiere explotar de por vida, e incluso dejarla a sus herederos.

  5. autonomías y ley electoral - Lunes, 11 de enero de 2010 a las 13:27

    El fracaso de las Autonomías y de la Ley electoral

    Por lo que hace a la garantía de la unidad e integridad territorial de España, la Constitución de 1978 no ha traído más que inconvenientes que deberían ser inmediatamente corregidos. El sistema autonómico no ha tenido otro efecto que el aumento del gasto, de la burocracia y de prebendas en beneficio de quienes han hecho de la política su profesión o el medio más eficaz de lucro personal. En las regiones contagiadas del virus separatista y antiespañol el daño ha sido mucho mayor. El inadecuado sistema electoral establecido por la Constitución ha primado la posibilidad de que formaciones políticas minoritarias, cuyo núcleo ideológico es el odio a España, detentan poderes que ejercen abiertamente contra la Constitución y el Estado. Es cierto que las tensiones separatistas provocadas por los nacionalismos periféricos no han surgido ahora, sino a finales del siglo XIX, pero el sistema autonómico no podía servir para contentar a los que ni antes ni ahora merecen un trato de privilegio, sino para aumentar esas tensiones secesionistas. Y no es infundado suponer que un régimen centralista, como el francés, y un sistema electoral mayoritario, con una circunscripción electoral de ámbito estatal, no habría facilitado la llegada al poder de formaciones políticas enemigas de España; y puesto que el actual sistema autonómico no favorece la integridad de la Nación española y ya ni satisface siquiera a aquellos sectores políticos que demandaron la autonomía en la fase constituyente, parece llegado el momento de que las formaciones políticas de ámbito nacional levanten acta de este fracaso y emprendan una reforma constitucional que de verdad y de manera efectiva asegure la unidad e integridad de esta milenaria Nación.

  6. separatismo NO.Gracias - Lunes, 18 de enero de 2010 a las 13:06

    El Estatuto de Cataluña, digan lo que digan y, lo diga quien lo dijere, siempre será ilegal y anticonstitucional. Los españoles están en su derecho de rechazarlo y utilizarlo como papel para sus necesidades fisiológicas.

    El pueblo español ya desconfía de todas las instituciones y aún más de un Tribunal, nombrado por los mismos que rompen a la Patria y, que lleva tres años y pico para dar un fallo, sobre un texto que a todas luces es inconstitucional, sin dejarle a los españoles la opción de pronunciarse sobre un tema de máxima gravedad Nacional.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.