Cataluña

Montilla: la respuesta al Constitucional será “proporcional a la sentencia”

[&hellip

Redacción
Lunes, 11 de enero de 2010 | 17:43

José Montilla

El presidente de la Generalidad de Cataluña, José Montilla, ha adverido este lunes en una entrevista en TV3 que “la respuesta [a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto] ha de ir en función del contenido de la sentencia. La respuesta es respuesta a la sentencia, por tanto, tiene que ser proporcional a la sentencia. Tampoco se trata de aplicar la ley del talión, pero sí del sentido de la proporcionalidad”.

El líder del PSC ha dicho que “seguramente un Tribunal [Constitucional] nuevo tendría más legitimidad moral, podríamos decir, que el actual”, pero ha instado a no especular más, puesto que desconoce cuándo se producirá la sentencia, ni cuál será su contenido.

Montilla a justificado su carta a 200 instituciones y asociaciones catalanas animándoles a dar ‘una respuesta clara y unitaria’ al Tribunal Constitucional señalando que “es bueno es que se perciba, en nuestra casa y fuera también, en el resto de España, la opinión que hay respecto al Estatuto y a su constitucionalidad”.

“En este sentido creo que ha sido positivo el editorial de los diarios y también el eco que ha habido en una parte significativa de la sociedad respecto a la defensa de la constitucionalidad del Estatuto”, ha añadido.

Para el presidente autonómico, “seguramente la actitud del PP y de la derecha española -sustentada por sectores económicos y mediáticos- hace más por la independencia de lo que han hecho muchos dirigentes independentistas catalanes”.

Respecto a la polémica con Alfonso Guerra, Montilla ha manifestado que aquel no representa a la voz del socialismo español actual y ha recordado que “votó [a favor] del Estatuto”. Tanto a Guerra como a Joaquín Leguina, los ha calificado de “periféricos”, “anecdóticos dentro del socialismo español” y pertenecientes al “pasado”.

12 Comments en “Montilla: la respuesta al Constitucional será “proporcional a la sentencia””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Mariacruz - Lunes, 11 de enero de 2010 a las 18:17

    Eureka! EURECA!
    ,,Pinto,pinto,gorgorito,en esta manita està el chavito,,!
    Cuantas vueltas daràn por no aceptar lo evidente!.
    O les van a hacer el Genoma humano ,,catalàn,,para seleccionar?.
    Si muchos de ellos son como la Giralda!

  2. Ufrasico - Lunes, 11 de enero de 2010 a las 18:48

    A ver si es verdad, y si el TC es respetuoso con la Constitución y con la Soberanía del Pueblo Español y le da un buen tijeratezo el Estatut, ese, con un poco de suerte debería dimitir el sociata, Zetapé, por avalar un texto anticonstitucional, y el personal saldría ganando por duplicado.

  3. Ufrasico - Lunes, 11 de enero de 2010 a las 19:59

    Aunque el sociata, Zetapé, y su cuadrilla de barandas mediocres y/o inútiles para la gestión publica, pero muy sectarios y manipuladores de la realidad, cuentan con la gran mayoría de los medios masivos de manipulación de masas, afortunadamente, no toda España sufre el ignominioso y tribal “invierno mediático” impuesto en esa taifa catalana, a base de millones de subvenciones públicas, digno de cualquier dictadura, como se ha visto recientemente al plegarse todos los medios de manipulación de esa taifa a la consigna del “tripartito”, intentando chantajear al TC.
    En buena parte de España, exceptuando la citada taifa catalana, y también la andaluza, existe cierta pluralidad informativa, aunque muy desigual a favor de los voceros del gobierno sociata, pero suficiente como para que cada vez exista más personal que le empieza ver el plumero del sectarismo, la ineptitud y el autoritarismo a los sociatas de esta hornada zapaterina, por lo que es bastante probable que, en vista de las sucesivas encuestas de intención de voto que vayab apareciendo y de la radicalidad y delirio de los socios separatistas del sociata Zetapé, incluso dentro de la secta sociata se plateen echar al sociata, Zetapé, y poner otro baranda más digerible y, sobre todo, menos asquerosamente sectario, para poder mantenerse en el poder, o, por lo menos, evitar perder muchas poltronas.

  4. fanderubianes - Lunes, 11 de enero de 2010 a las 20:42

    Em sembla que el President s’equivoca. Aquest tribunal caducat (només 6 dels jutges estàn dins el perióde de 9 que la constitució els hi adjudica) i nommenat a dit pels espanyols no ha de tocar ni una coma.

    Si el toquen, que facin un nou referendum i a veure quants catalans voten a favor de la vesió d’aquesta colla d’impresentables.

  5. Pedrito - Lunes, 11 de enero de 2010 a las 21:36

    “seguramente la actitud del PP y de la derecha española -sustentada por sectores económicos y mediáticos- hace más por la independencia de lo que han hecho muchos dirigentes independentistas catalanes”. (Montilla dixit)

    Esto es una gran falacia, cuando se ha plantado cara al independentismo éste se ha acorbadado, véase el caso de Euskadi. En cambio cuando se ha recurrido al apaciguamiento mediante concesiones políticas ha sido como echar gasolina al fuego. Quizás Montilla olvida que cuando los desafíos independentistas han sido mas extremos ha sucedido con un gobierno del PSOE en España y PSC en Cataluña.

    Si por ejemplo su gobierno no hubiera tomado la iniciativa en el dislate de las embajadas, ahora aun estarían exigiéndolas, pero ha objetivo cumplido se sube el listón.

  6. fanderubianes - Lunes, 11 de enero de 2010 a las 21:57

    pedrito

    Em sembla que estàs confós. Al Pais Basc ningú s’ha acobardat. Simplement el ministeri de l’interior espanyol i la justicia d’aquesta nació han anul.lat una part considerable dels vots.

    Això, juntament amb el fet que la llei electoral allà no és proporcional, permet que un 29% de vots del cens permeti la majoria absoluta, encara que un 71% esta en contra.

    Suposo que en quan hi hagin unes eleccions normals altre cop, els nacionalistes tornaràn al poder. Espero que llavors canvien la llei electoral per evitar que entrim més ocupes a Ajuriaenea.

  7. petete - Lunes, 11 de enero de 2010 a las 22:39

    Bueno yo me voy a permitir de recordar a este Caballerete de Iznajar al que muchos llaman “Er Tio Pepe” que en España hay una Ley para todos sus ciudadanos y que el como representante politico seria el primero que deberia cumplirla y hacerla cumplir!

    Y en esa Ley Comun esta el artículo nº 504 del Código Penal , que dice :

    1. Incurrirán en la pena de multa de doce a dieciocho meses los que calumnien, injurien o
    amenacen gravemente al Gobierno de la Nación, al Consejo General del Poder Judicial al Tribunal
    Constitucional, al Tribunal Supremo o al Consejo de Gobierno o al Tribunal Superior de Justicia
    de una Comunidad Autónoma.

    http://www.policias.org/legis/cp22.htm

    ¿Dónde está el Sr. Fiscal General del Estado?

  8. Poseidón - Martes, 12 de enero de 2010 a las 11:40

    Hace semanas leí, repetidamente, que uno de los habituales colaboradores de esta web anunciaba que dejaba este foro para dedicar más tiempo a él mismo y para terminar un libro, una publicación que tratará sobre la afamada “endogamia de la burguesía catalana” y por lo tanto se convertirá en el hombre que SIEMPRE DICE LA VERDAD. Seguro que Montilla y sus coleguillas de gobierno van a estar en las páginas de este libro.
    En vista de ello he pensado escribir una especie de cuento que pongo a la consideración de todos Ustedes porque me temo que el ex colaborador mencionado -firmaba como SPQR- se encontrará en la misma situación que el protagonista de la historia. Vean, lean y si el mencionado SPQR pasa por aquí comprenderá que decir, contar exponer la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad es algo que nunca se agradece. Especialmente los protagonistas de la sociedad que se “desnuda” a la curiosidad general.

    El hombre que decía la verdad, toda la verdad y nada más que “su verdad”

    Súbitamente, despertó. Con una insólita sensación de claridad, miró extrañado el despertador: las agujas fosforecían en las seis en punto de la mañana. Increíble. A esas horas y despierto. Pero había otra cosa; esa extraña percepción de que algo no estaba en su sitio; una ominosa impresión de cambio en su personalidad, de sentirse diferente, “otro”. Perplejo ante aquella catástrofe que modificaba radicalmente su costumbre de pegarse al colchón hasta las 10 de la mañana, decidió dilatarse en el baño y prepararse un desayuno con de todo. Poco antes de las ocho, peinado y oliendo a colonia, bajó al parquing, se subió al coche y aceleró hacia el diario, donde, pensó sonriendo, nadie daría crédito a ver al subdirector en el mismo horario que las señoras de la limpieza. Durante el consejo de redacción, volvió a sentir aquella impresión de otredad que le asaltara de madrugada. ¿Por qué habló de aquel asunto que hasta entonces había mentenido en el secreto que merece lo políticamente incorrecto? Y, sin embargo, eso había que publicarlo. Lo sabía de primera mano: un importante político tenía una amante a la que había favorecido, mediante contratos manipulados, en asuntos muy delicados. A pesar de, primero, la sorpresa, y, después, la prohibición expresa del director, vendido al poder, a últimas horas cambió la apertura de la página y coló la información. Tras salir de la redacción, muy tarde, se acercó a su disco bar habitual. Allí estaba Elena, su novieta, esperándole. Sin saber como, se descubrió a sí mismo contándole como se lo había hecho con dos de sus mejores amigas. Además, siguió, estaba con ella sólo para pasar el rato. La pobre chica, aturdida y llorosa, se fue corriendo del local. Aquella misma noche decidió contarle a su íntimo amigo una vieja traición y, en otro arrebato de inexplicable e imparable sinceridad, descubrirle un jugada vil a un empresario colega de barra terminal.
    Por la la mañana, en el diario, era el caos. Fue destituido fulminantemente y desterrado a sociedad. Allí, durante las siguientes semanas, desveló engaños entre la jet set local, denunció escándalos y escribió terribles verdades que convulsionaron a propios y extraños. Cuando delató a dos de sus compañeros, que cobraban por ciertas informaciones sesgadas, empezó su declive final. Fue expedientado y, a la postre, despedido. Intentó, valiéndose de su anterior prestigio, empezar de nuevo en diversas publicaciones, pero su incontrolable pulsión por contar la verdad lo convirtió en persona non grata en toda la ciudad. Pronto comenzó a ser visto solo, cada vez con peor aspecto e incluso intentando dar sablazos a sus conocidos. Sin amigos, ni conocidos, ni mujer, ni trabajo, desapareció al fin en el anónimo fragor metropolitano.
    La otra tarde me lo encontré, limpiando parabrisas en la Diagonal. Con su vieja sonrisa, se acercó. “¿Cómo te va?”, me espetó, “¿Sabes? El otro día vi pasar a tu mujer, y recordé algo inconfesable sobre ella que deberías saber… No te lo vas a creer, pero…”
    Con el semáforo todavía en rojo, pisé el pedal y huí de allí sin mirar atrás.

    SPQR, ¿es aquí a donde Usted quiere llegar? Si lee este pequeño cuento le agradeceré sus comentarios al respecto y en cualquier caso, gracias por su interés y por lo que durante tanto tiempo, con sus escritos, nos permitió escapar de la atroz rutina de los posts totalitarios, escluyentes e insultantes.

  9. Ufrasico - Martes, 12 de enero de 2010 a las 17:33

    Esperemos que la respuesta del TC sea la justa a la “respuesta” del sociata, ese, por el bien de la mayoría del personal.

  10. mandarinus - Viernes, 15 de enero de 2010 a las 13:14

    Creo que Montilla no está en condiciones de ofrecer la respuesta que se merece esa gente. No me refiero al “Constitucional”, que es otra pantalla más de su sistema engañoso y truculento. La respuesta tiene que venir por parte de la sociedad catalana, que harta, decida cortar por lo sano.

  11. Adolfo - Sábado, 16 de enero de 2010 a las 21:16

    En estos tiempos en que los ciudadanos de todo el mundo civilizado aspira a la desaparición de fronteras y a comunicarse sin obstáculos, aquí en Cataluña, los talibanes de la cultura y la política, unidos a los tontos útiles habituales, a los salvapatrias, a los chaqueteros, antes franquistas y ahora lameculos, a los advenedizos, a los borregos, quieren poner trabas y dividir a la sociedad. No lo van a conseguir hagan lo que hagan. Ni con amenazas, ni con sanciones, ni con nepotismo, ni con las injusticias. El castellano está fuerte en Cataluña y lo seguirá estando. Hagamos un boicot a las imposiciones de los radicales catalanistas presididos por el calzonazos de Montilla I El renegado, prototipo del borrego asimilado y agradecido.

  12. automanías, no - Martes, 19 de enero de 2010 a las 22:15

    LO que hace falta es cambiar la ley electoral y establecer un sistema mayoritario, y así se acaba el cuento de los separatistas, como hacen otros países. Mientras tanto no pagar impuestos.

    FUERA LAS AUTOMANÍAS

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.