RevistaWeb

‘Si [Carod-Rovira] le entró a la madre de un articulista que podría contarlo, ¿qué no habrá intentado con su jefa de prensa o con su secretaria?’

[&hellip

Redacción
Domingo, 24 de enero de 2010 | 09:55

Salvador Sostres, periodista, el 23 de enero de 2010 en El Mundo:

‘El presidente Pujol nunca tuvo que recurrir a organizar ningún circo de embajadas inútiles para hacerse notar, pero ofrecía cada enero una cena a todos los cónsules de Barcelona, se sabía sus nombres de memoria y, en Europa, Cataluña era respetada por el prestigio de su presidente, y sin cargo alguno a los catalanes. Ahora, con Carod, hacer el ridículo nos sale muy caro.

[…] Al cabo de pocos días, le entrevistaron en TV3. Yo estaba cenando en casa de mis padres, lógicamente sin tener encendida la tele, y cuál fue la sorpresa familiar cuando cerca de medianoche el móvil de mi madre sonó y era Carod, casado y padre de familia, haciéndose el coqueto, preguntándole si le había visto en la tele, si le parecía que había quedado bien y si quería que la pasara a buscar para ir a tomar una copa y comentarlo con más tranquilidad.

Si le entró a la madre de un articulista que podría contarlo, ¿qué no habrá intentado con su jefa de prensa o con su secretaria? Hay pocos casos en el mundo como el de Carod: por lo menos yo, jamás he conocido a nadie que tenga un concepto tan alto de si mismo y con tan pocos motivos.

[…] Así es Carod, tan vaporoso e inconsistente como patético. Cuando cuenta los detalles de la entrevista [con ETA en Perpiñán], siempre te dice lo mismo: «Lo más importante, si algún día vas a entrevistarte con ellos, es que, sobre todo, quedes a mediodía y que te inviten a comer. Hacen un ternasco buenísimo»’.

6 Comments en “‘Si [Carod-Rovira] le entró a la madre de un articulista que podría contarlo, ¿qué no habrá intentado con su jefa de prensa o con su secretaria?’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. nostrus - Domingo, 24 de enero de 2010 a las 13:20

    Me gusto mucho lo de: “jamás he conocido a nadie que tenga un concepto tan alto de si mismo y con tan pocos motivos”.

  2. bustia - Domingo, 24 de enero de 2010 a las 14:43

    Es muy importante lo que dice sobre la entrevista con ETA porque de ahí parte la negociación que intentó Zapatero.El Presidente del Gobierno estuvo siempre al tanto de lo que se hablaba y es verdad que el trabucaire quiso actuar de intermediario.

  3. Víctor - Domingo, 24 de enero de 2010 a las 15:36

    Carod es un impresentable.
    Lo peor sin embargo fue cuando salió en TV pidiéndole a ETA “que mirara mejor en el mapa antes de atentar”.
    Y es vicepresidente de la Generalitat.
    Cuánta miseria moral.

  4. jorofupamo - Lunes, 25 de enero de 2010 a las 15:26

    Y qué? cabe esperar de un filólogo fracasado y acomplejado.Que se molesta si le llaman José Luís (que por cierto es su nombre),nunca he conocido a nadie,amén de ser (entonces se entiende)un nacionalista de pensamiento único obsesionado.Debe de aprovechar cualquier oportunidad para sentirse protagonista.Lástima que como otros tanto dlilapide el dinero de los ciudadános en las neuras-separatistas de tantos y viva a cuerpo de Rey.Al paro,a recuperarse y luego a buscar trabajo y ganarse la vida con honradez.

  5. Juan - Martes, 26 de enero de 2010 a las 19:45

    No hacía falta conocer esta anécdota para tener el concepto que por otras muchas cosas se tiene de ese “tararot”.

    Un personajillo que se disolverá en cuanto no tenga cargo… ¿O es reconocido por algo más?

  6. beni - Martes, 26 de enero de 2010 a las 20:03

    Vaya, resulta que ahora el tal Sostres escribe, con el placet y el dinero de Pedro J. en el Mundo!!!. Cosas veredes…. No hay credebilidad. No me refiero ya al Sr. Sostres sino a El Mundo. ¿El principio del fin?.
    Ah, por cierto, sobre: “jamás he conocido a nadie que tenga un concepto tan alto de si mismo y con tan pocos motivos”. Ud., es uno de ellos.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.