RevistaWeb

‘Yo tengo un amigo, periodista colegiado, del Barça y colombiano de origen, que se abstuvo de votar el Estatut y que descubrió que había votado a favor del editorial. Tres veces: como culé, como periodista e incluso, ya ven, a cuenta de la Fundación de Ateneos Colombianos. Empachado de sociedad civil’

[&hellip

Redacción
Jueves, 28 de enero de 2010 | 15:45

Félix Ovejero, profesor de economía, ética y ciencias sociales de la Unviersidad de Barcelona, el 26 de enero de 2010 en Abc:

‘Yo tengo un amigo, periodista colegiado, del Barça y colombiano de origen, que se abstuvo de votar el Estatut y que descubrió que había votado a favor del editorial. Tres veces: como culé, como periodista e incluso, ya ven, a cuenta de la «Fundación de Ateneos Colombianos». Empachado de sociedad civil.

Que la amenaza no resulte creíble no impide, sin embargo, que sea una amenaza. Sobre eso está casi todo el mundo de acuerdo. En primer lugar no pocos de los destinatarios. Se ha impuesto entre gentes de «Madrid» que uno conoce una resignada interpretación según la cual el Estatut es una insensatez, pero es una insensatez todavía mayor declarar su parcial inconstitucionalidad. Repárese en que las dos insensateces no son de la misma naturaleza. La primera es esencial: sencillamente alguna parte del texto es incompatible con la Constitución. Sobre eso nadie tiene duda informada y menos que nadie el Tripartit. Hasta Pérez Royo, tengo para mí. La otra insensatez es táctica, prudencial: si nos oponemos, será peor. Algo que saben bien los políticos nacionalistas. Desde hace mucho. Ellos proponen cosas desatinadas, a la luz de lo que dijeron ellos mismos no hace tanto tiempo, y sostienen que si no se aceptan sus propuestas, se va a liar una muy gorda: puro chantaje. En esos términos, ante el dilema entre la propuesta y el lío gordo, que no tiene otro sostén que su propia amenaza, ellos aparecen como moderados. Naturalmente, al poco tiempo, como ven que el método funciona, vuelta a empezar. El delirio de un día se convierte en el punto de partida innegociable del siguiente. Y en esa estamos y, que nadie se engañe, estaremos pase lo que pase con el Estatut. No especulo. Lo muestra el cómo hemos llegado hasta aquí y lo anticipan las declaraciones de los nacionalistas en las que ya dan el Estatut por amortizado’.

5 Comments en “‘Yo tengo un amigo, periodista colegiado, del Barça y colombiano de origen, que se abstuvo de votar el Estatut y que descubrió que había votado a favor del editorial. Tres veces: como culé, como periodista e incluso, ya ven, a cuenta de la Fundación de Ateneos Colombianos. Empachado de sociedad civil’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Víctor - Jueves, 28 de enero de 2010 a las 16:45

    Muy buena ironía.
    La sociedad civil es esclava del poder político y no sólo se representa a si misma.

  2. Víctor - Jueves, 28 de enero de 2010 a las 16:46

    quería decir “y sólo se representa a si misma”.

  3. Alwix plus - Jueves, 28 de enero de 2010 a las 20:53

    Fins a la independencia.

  4. Lydia - Jueves, 28 de enero de 2010 a las 21:01

    Alwix, sabes como se escribe el palabro, pero no tienes ni idea de lo que significa. Eres sólo un producto de tú tiempo y de tú espacio. Eres un engendro del Pujolísmo.

  5. Chim - Jueves, 28 de enero de 2010 a las 21:05

    Lydia, en realidad tampoco sabe cómo se escribe el palabro.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.