RevistaWeb

‘La extensión del catalán es, qué duda cabe, una causa que personalmente no voy a negligir. Pero si esa extensión debe apoyarse en multas y sanciones y no en la persuasión y el prestigio, entonces me siento representando a una lengua antipática y a una imposición tan irracional como lo fue el castellano en los tiempos antiguos’

[&hellip

Redacción
Viernes, 29 de enero de 2010 | 11:26

Joan Barril, escritor y periodista, el 29 de enero de 2010 en El Periódico:

‘Nadie lo ha destacado, pero probablemente nos encontramos ante la primera huelga de un colectivo que se organiza en contra de un criterio de política lingüística. Se añade a las manifestaciones de algunos ciudadanos que se declaran contrarios a las multas por motivos de lengua. Este tipo de protestas son inmediatamente aprovechadas por los demagogos capitalinos y, al final, el ruido nos impide pensar correctamente. Es así como la lengua, esa herramienta que debería servir para razonar, se convierte en acto de fe y en estandarte de la identidad.

Mi lengua fundamental es el catalán y, desde mi humilde trabajo de escritor, miro de prestigiarla, de aprenderla y de cuidarla. Forma parte de mi identidad, es cierto. Pero mi identidad no acaba ni empieza en la lengua que hablo, sino en el pensamiento que expreso y en los afectos que siento. Me irrita esa gente que se niega a comprender, pero también me preocupa esa otra gente que desde el poder intenta que las leyes entren con multa. La extensión del catalán es, qué duda cabe, una causa que personalmente no voy a negligir. Pero si esa extensión debe apoyarse en multas y sanciones y no en la persuasión y el prestigio, entonces me siento representando a una lengua antipática y a una imposición tan irracional como lo fue el castellano en los tiempos antiguos.

En política democrática, la justicia de una iniciativa no basta. En ciertos casos ni siquiera basta refugiarse en la idea aritmética de la mayoría simple de la población. Cuando una ley es justa es cuando se consigue el consenso. Y ese consenso a menudo tarda más que las urgencias electorales. Las multas son necesarias para prevenir daños y para que se paguen responsabilidades. Pero, ¿realmente el prestigio de una lengua se consigue siendo fuerte con los débiles y débil ante los fuertes? Yo no me sentiré mejor ante un extranjero que use el catalán por miedo a la multa. Y es que el miedo siempre nos impide pensar claro’.

21 Comments en “‘La extensión del catalán es, qué duda cabe, una causa que personalmente no voy a negligir. Pero si esa extensión debe apoyarse en multas y sanciones y no en la persuasión y el prestigio, entonces me siento representando a una lengua antipática y a una imposición tan irracional como lo fue el castellano en los tiempos antiguos’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Mati - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 11:39

    «…me preocupa esa otra gente que desde el poder intenta que las leyes entren con multa.»

    Más bien “que la lengua entre por leyes”.

  2. Víctor - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 11:48

    Bueno, un catalanista con el mínimo espíritu democrático para criticar la imposición del catalán.
    Gracias a dios hay al menos uno.

  3. fan de rubianes - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 12:38

    El curiós és que Barril en una societat normal seria, sense cap ànim d’insultar-lo, un espanyolista. Em refereixo a que és partidari de que la societat catalana segueixi dins l’estat espanyol i l’espanyol sigui considerada una llengua d’aquí al costat del català.

    El problema del Barril és que ha hi ha un anticatalanisme tan visceral, que pretén senzillament la substitució de la nostra cultura per la de la meseta sense fer soroll.

    És el típic federalista català de bona fe que no troba espanyolistes de bona fe per dederar-se. Aquesta gent acaben tots a l’independentisme després de predicar en el desert durant tota la vida.

  4. Chim - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 12:57

    Muy cierto, Fan de Rubianes. Los españolistas son fanáticos, salvajes, violentos. No hay un solo españolista educado, culto, inteligente o tolerante como, por ejemplo, ninotdefalla. O tú mismo.

    Aunque resulta algo curioso que hagas estas profundas e interesantísimas observaciones precisamente en un hilo en que todos los españolistas de mala fe le damos la razón al señor Barril.

  5. Jaumot - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 13:29

    He tenido que releer varias veces el artículo para creerlo.

    Podría ser el inicio de la revolución interna desde el propio colectivo de profesionales de la información que se avergüenzan de que haya que imponer el catalán a base de multas y no a base de crear afecciones.

    En fin un buen motivo para la esperanza

  6. Embrutecimiento cat - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 13:33

    Yo como siempre, discrepo con fan. Lo del Sr. Barril son lágrimas de cocodrilo. Otra cosa es que estemos de acuerdo, en que aunque el codrilo el fan no lo sepan, las lágrimas las estén soltando los engullidos. Al fan y al Sr. Barril que les quiten lo bailao, que en todos estos años no es poco. Menudas fiestas por la patria y para el bolsillo.

  7. fan de rubianes - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 13:39

    Ficar paraules en boca d’un altre és un exercici inútil.

    Jo estic segur de que l’espanya en la que creu Joan Barril funcionaria de manera similar a la Unio Europea. Una unió basada en la cooperació i el consens. Aquesta espanya seria acceptada segurament per bona part del nacionalisme català i de fet durant la transició semblava la formula que s’imposaria poc a poc.

    El que penso és que ara no hi ha de part espanyola cap veu representativa, tret potser de sectors d’Izquierda Unida o els verdes, que ho accepti.

    És un fet que el creixement de l’independentisme es basa en els desencant dels federalistes. Les mateixes enquestes que parlen d’un 20% d’independentistes, parlen d’un altre 30% de catalans que volen que Catalunya sigui un estat federat a les altres autonimies espanyoles.

    Que no hi hagi espanyols federalistes no vol dir que siguin salvatges ni maleducats. D’això n’hi ha a totes bandes.

    I la majoria parla bé de Barril perque el veuen com un catalanista que els hi dona la raó, una esquerda per furga i fer forat.

  8. jose antonio - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 13:52

    Es curioso estos politicos “democraticos” estan utilizando los mismos metodos que Franco para erradicar el catalan………….parece que seguimos sin avanzar nada en la intelectualidad e inteligencia……….es mas empieza haber un rechazo frontal al catalan en niños de 7 años en adelante,en porcentajes altos entre un 40 y 50%, es curioso en 20 años al rechazo se puede convertir en repudio, y eso que estos niños son catalanes……..que inteligentes son nuestros politicos……..nada que sigan “honrando a terroristas de Terra Lliure”

  9. Chim - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 14:10

    “Ficar paraules en boca d’un altre és un exercici inútil.”
    Ah, algo parecido a, por decir algo, “El felino feliz ha resumit de manera molt clara la “doctrina xurde rocamundi””, ¿verdad? Cuántas cosas aprendemos contigo, Fan de Rubianes. Eres nuestro faro, nuestra luz.

    A mí en particular me da bastante igual la España en la que crea Joan Barril, sencillamente aplaudo que, pese a ser políticamente incorrecto, critique las multas lingüísticas.

  10. fan de rubianes - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 14:23

    La diferència és que jo no dic que el xurde hagi dit les paraules del felino feliz. Se’n guardarà prou si vol guanyar un minim suport dels veins.

    Jo dic que comparteixen la doctrina.

    Estar contra les multes no és estar contra el català, en Barril n’és un exemple.

    El que fa el xurde aquest em sembla despreciable. Em sembla un odi patològic contra el català. Si els seus pares haguesin anat a qualsevol democràcia amb qualsevol llengua, seria un ciutadà obedient.

    Però amb el català tothom s’hi atreveix. Pensen que com que no tenim un estat propi, ens poden trepitjar.

    Ja no és que despreci la nostra llengua, és que ni siquiera ens reconeix el dret a legislar democràticament les mesures que pensem que son necessaries perque no desaparegui.

    És la impunitat de la falange, però amb les camises blaves amagades.

  11. fan de rubianes - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 15:16

    ninotdefalla

    El Segadors diu “esmolem ben be les eines…”. Jo esmolo la llengua.

  12. Embrutecimiento cat - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 17:30

    Pues nada, a seguir a aplaudiendo lo que pese al ostensible despliegue de claridad los “españolistas” por temor al demonio no están preparados mentalmente para entender. Si es que la cosa del patrioterismo es muy dificil del entender. Pero el lenguado y el bolsillo ayudan a esclarecer esa intríngulis, reservada a iluminados nacionalistas.

  13. Inès - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 18:43

  14. Chim - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 19:31

    ¿O sea que tu objetivo es vivir en un lugar con leyes aún más restrictivas que las del resto de España? Tú mismo.

  15. fan de rubianes - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 19:59

    chim

    Suposo que aquesta vegada és la última que et contesto. Ja he dit varies vegades, que no em sembla acceptable anar insultant a la persona amb la que es dialoga.

    Una cosa és que em diguis que “el catalanisme és fanàtic” o que “imposar el català és fanatisme” i l’altre que m’insultis sense que jo t’hagi dit res per mereixer-ho.

    Tampoc ve al cas, però la meva idea del que és un idioma em fa ser molt crític amb les “puristes”. La idea de que una acadèmia formada per unes poques persones ha de decidir que és català o no, sempre m’ha semblat ridícula. Jo, en aquest tema, soc partidari del model anglès. No tenen academia ni falta que els hi fa. I sobre tot, eviten haver d’aguantar que hi hagi gent que continuament intenti dir als altres que s’ha de dir i com s’ha de dir.

    Per últim, jo penso que es pot ser demòcrata i estar en contra del que fa un parlament democràtic. Però només si acceptes canviar les lleis que no t’agraden de manera democràtica.

    Jo vull uns Països Catalans independents i socialistes, però ni se m’acudiria intentar prohibir cap partit polític, ni obligar a cap territori a formar part d’aquest projecte si ho vota en contra. I si la majoria vol lliure merca, jo que no el vull, m’aguantaré.

    Aquí hi ha dos posicions antagòniques sobre el futur de Catalunya, però els democrates només som els que diem que el futur l’hem de votar els catalans.

    La vostra postura és equivalent a la d’un independentista que volgués fer un cop d’estat o ser conquerits per una potència extrangera o comprar polítics a madrit per aconseguir-ho.

    A Anglaterra hi ha la política que guanya al parlament britànic. Però si votessin una llei com la catalana i els hi sortís un inmigrant pakistanès com el xurde, el posarien a lloc.

  16. pablopau - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 20:25

    resulta que al fan que no le parece aceptable insultar, por eso es fan de rubianes

    asi son de solidos los argumentos.

  17. Laura - Viernes, 29 de enero de 2010 a las 20:39

    Fanderubianes,
    Amic, no val la pena fer-nos mala sang amb aquesta gent (tot i que jo no soc la mes indicada per dir-ho, ho reconec)
    Com mes clar parlem, mes ens insulten, es per això que nosaltres som l’objectiu de la seva impotència.

    Som molts els catal@ns que hem cregut que es podia fer un estat espanyol on totes les nacions puguesim viure en igualtat de condicions.
    Actualment ja no s’ho creu ningú, el divorci es només questió de temps..

  18. Kermi_Lopez - Sábado, 30 de enero de 2010 a las 00:08

    Hola,
    Primero de todo reconocer el derecho de quien quira ver cine en catalán debería poder hacerlo, idem para la justicia, iden para todos los ambitos de la vida pública y privada de nosotros los ciudadanos.
    Pero pregúnto porque solo se subenciona el teatro en catalán, porque en la mayoría de los libros infantiles en las bibliotecas públicas son en catalan, porque no podemos escoger que a nuestros hij@s se les eduque en español, sin que esto signifique que no aprendan catalán, por que el español esta erradicadose de la vida pública, yo no lo escucho/veo en los medios de comunicacion catalanes (si tan abiertos/liberales somos)
    Segúndo si uno aplica la inducción cada vez que el catalan ha conseguido entrar en una “jurisdiscion” ha hechado por ley al español cuando este es oficial en nuestro estado, cada uno lo interprete como quiera. Catalanes de hoy es nuestro derecho hablar en Español, en todos los ambitos de nuestra vida en cataluña, tanto pública como privada.
    Otros ejemplos
    ¿por que para tener mi certificado de empadronamiento tengo que solocitarlo en castellano? y no me preguntan en que idioma lo quiero.
    ¿por que cuando me dirijo a los dependientes, reiteradamente en español persisten en contestarme en catalan?
    Saludos y salud para tod@s
    Salutacións i lalut per tot@s

  19. Laura - Sábado, 30 de enero de 2010 a las 01:13

    Andresito!
    Això no s’ho creu ni el teu estimat Franco!!!!
    on es vist que una caixera del Caprabo parli en català? Je je je je je je je je!!!!!!
    Quin sonat!

  20. ñaño - Sábado, 30 de enero de 2010 a las 02:35

    Cuando leí la noticia del Barril éste, me dió por pensar que algo está pasando como para que las personas “adictas al régimen catalanista” empiecen a hablar con una cierta disonancia sobre las formas tan poco eficaces de gestionar la política “esos suyos”.

    En el campo de la lengua, es de pena como lo están haciendo. Pero, resulta anómalo escuchar a gentes como éste, que critiquen sus “engendros”.

    Y creo que, al fín y a la postre, por mucho que estén “cobrando un sueldo extra” gracias a la generalitat, al final, no se pueden aguantar ni ellos mismos de lo malísimamente mal que funcionan estos politicuchos de pacotilla.

    Tienen un problema de complejo.

    Lo peor, es que este problema, lo hacen extensible a toda la sociedad catalana, que no tenemos culpa de sus miserias y complejos.

    Los catalanes de bién, seríamos partidiarios pagarles a un buén especialista en psicoterapia, a que nos torturen día sí día también con su ineficacia en el campo de la política.

    ¡Menos mal que despiertan los medios afines!.

  21. Ufrasico - Domingo, 31 de enero de 2010 a las 09:42

    Coño, un elemento que defiende al catalán adecuadamente y que considera que lo primero para que millones de ciudadanos se interesen por esa lengua es que no sea usada como herramienta ideológica nacional-separatista, que lo que hace es que sufra el desdén si no la inquina de la citada gente.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.