Culo al Viento

Desayuno con Dios

[&hellip

Juan Abreu
Viernes, 5 de febrero de 2010 | 23:57

“Todos los días doy gracias a Dios”, ha dicho el presidente Obama en el famoso desayuno en Washington. Ya sabemos que en USA todos los políticos son muy religiosos. Es para ponerle los pelos de punta a cualquiera.

Veo en las pantallas y en los diarios a toda esa gente que tiene los medios para empeorar, mejorar o hasta para destruir el mundo dando gracias, pidiendo a un ente cuya creación (al menos en lo que respecta al planeta Tierra) está hecha un asco, que los guíe.

La cosa tiene muy mala pinta.

Obama, un tipo inteligente y preparado, reza a Dios todos los días. Con muy poco éxito, basta mirar a nuestro alrededor para comprobarlo. Pero sigue rezando, imperturbable. ¿Por qué una persona inteligente rodeada de gente inteligente se obstina en una chorrada como esa?

Pasemos por alto que debemos a las religiones la mayoría de los horrores, guerras y toda suerte de miserias espirituales que ha sufrido la humanidad. Pasemos por alto su considerable contribución al ejercicio de la pederastia, el embuste, el fanatismo, la misoginia el oscurantismo y la ignorancia.

Ya sé que es difícil pasar algo así por alto. Pero hagámoslo.

Pues bien, aún después de pasar por alto todo lo anterior, que los líderes del mundo se pongan a rezarle a un Dios que nadie ha visto, que no existe y que si existe maneja el mundo mucho peor de lo que la verdulera de la esquina lleva su verdulería, me parece algo demencial.

Escapa a mi comprensión.

Fue una sorpresa ver por a Zapatero en el famoso desayuno de Washington. Bueno, es una manera de hablar. Zapatero va a cualquier parte donde pueda juntarse con alguien a cuya sombra lo confundan con un presidente. Yo me divierto horrores viendo a Zapatero en las televisiones. La forma en que pronuncia sus tonterías, la manera en que mueve las manitas. ¿Se han fijado ustedes en que todos sus ministros enuncian y mueven las manitas en las televisiones igual que su presidente? Son como una banda de clones. Esto también me divierte muchísimo.

Con Zapatero al frente del Gobierno es un verdadero milagro (hablando de Dios) que no haya cinco o seis millones de parados en España.

¿Qué hacía Zapatero en el desayuno con Dios, Zapatero, un progre laico izquierdoso y rojo declarado?

¿Ante cuántas banderas norteamericanas habrá dejado de ponerse en pie, pobrecillo?

Zapatero. Contra todas sus convicciones, si es que realmente tiene alguna que no sea aferrarse a la poltrona, allí, en casa del odiado enemigo yanqui fingiendo, soltando babas, leyendo pasajes de la Biblia ante Obama y aquella panda de criminales capitalistas cuando en su alma lo que quería en verdad era leerles el Manifiesto Comunista. Y alzar el puñito cerrado. Y cantar la Internacional, también conocida como la Canción de los Gulags.

El famoso desayuno, ahora que me acuerdo, lo auspicia The Family, un grupo bastante homófobo. Ya sabemos que uno de los deportes favoritos de Dios es perseguir a los homosexuales.

Es imposible a estas alturas que Zapatero despierte en alguien como yo el más mínimo respeto. El otro día, ya acostado y leyendo, me pregunté si habría algo que podría hacer Zapatero para merecer mi respeto.

Medité largamente. Al final, llegué a la conclusión de que si me mandara una foto de la Pajín en bolas…

Sí señor. Me gusta la Pajín, qué le voy a hacer; aunque hay que reconocer que, últimamente, la buena vida la ha deformado bastante.

También, debo admitirlo, si Zapatero se hubiera negado a acudir al famoso desayuno en Washington, me hubiera visto obligado a respetarlo.

Al menos un poco.

Juan Abreu es escritor y autor del blog Emanaciones.

13 Comments en “Desayuno con Dios”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. que tiene ver fidel Castro conmigo? - Sábado, 6 de febrero de 2010 a las 12:34

    ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿…DROGAS NO!

  2. Poseidón - Sábado, 6 de febrero de 2010 a las 17:07

    Bienvenido de nuevo a esta “web”. Te echábamos de menos y mañana mismo me permitiré realizar un comentario en este tu “blog”.
    Gracias por enriquecernos con tus artículos.

  3. butifarrendum - Sábado, 6 de febrero de 2010 a las 20:04

    EL LLAMADO ESTADO DE LAS AUTOMANÍAS ES UNA SIMPLE ESTUPIDEZ CREADA POR LA CASTA POLÍTICA, PARA SOMETER AL PUEBLO.

    EL PUEBLO ESPAÑOL ES EN TODAS PARTES EL MISMO. TRATAN DE DIVIDIRLO, PARA SOMETRLO MEJOR, LOS QUE EN TODAS PARTES LO EXPLOTAN

  4. POSEIDÓN - Sábado, 13 de febrero de 2010 a las 20:07

    (..) Zapatero va a cualquier parte donde pueda juntarse con alguien a cuya sombra lo confundan con un presidente.
    (..) ¿Qué hacía Zapatero en el desayuno con Dios, Zapatero, un progre laico izquierdoso y rojo declarado?

    (Él se define como republicano pero todos sabemos que es un perro rabioso comunista que no sabe ni una palabra de Marx ni se espera que lea “el Capital”)

    Querido amigo Juan Abreu:

    Zapatero escogió un pasaje del Deuteronomio (“No explotarás al extranjero”) en el Desayuno Nacional de Oración en el que participó en Washington, invitado por Obama. En su conferencia en castellano, “la primera lengua en que se rezó al dios del Evangelio en esta tierra”, realizó varias referencias a la inmigración, a la multiculturalidad, a la tolerancia y a la libertad, e hizo una “plegaria” por “el derecho de cada persona a su autonomía moral”. (¿Qué sabrá este individuo de moralidad?)

    Atrevimiento impensable para un personaje que está consiguiendo dividir a los españoles en distintos reinos de taifas y que se define como laico o mejor: ateo.

    Citó una sola vez a Dios, hizo un alegato sobre los derechos de los inmigrantes y aludió a los homosexuales.
    Descarado y atrevido ante una cita de dignatarios y personajes variopintos que jamás hubieran esperado terminar oyendo alegatos en favor de los homosexuales ni del aborto libre para chiquillas de 16 años. Afortunadamente, no se atrevió a tanto.
    Todo el mundo sabe que Zapatero ha estado en Washington. No sé si a estas alturas hay alguien que sepa si ha ido a desayunar y de paso a rezar, o quizá al revés. O quizá ha ido a hacerse una foto con Obama, en plan “a por atún y a ver al Duque”. No lo sé. Se hizo acompañar de un grupo de doce -digamos- conocidos suyos, que no discípulos o colegas. Hablando es castellano puesto que en inglés no puede, no sabe y no aprenderá jamás, con una traductora para Obama que me hizo su intervención interminable, tediosa y sumamente aburrida.
    Citó el libro del Deuteronomio y así ha logrado dar aire a una frase tremenda que -con las medidas laborales que promueve en su país- quizá se le puede caer encima: “No explotarás al jornalero pobre y…
    ¿Qué pensará de nuestros compatriotas que superan los 4,5 millones de parados?; ¿Tendrá alguna fórmula para CREAR EMPLEO en lugar de sufragar sine día a los que ya han agotado su subsidio de desempleo?

    ¿Qué más podemos comentar sobre este ridículo viaje de pleitesía a su dios?

  5. Zoé Valdés - Miércoles, 17 de febrero de 2010 a las 00:17

    ¿La Pajín en bolas? Juan, noooooo.

  6. POSEIDÓN - Miércoles, 17 de febrero de 2010 a las 19:55

    HOY, AHORA, TOCA HABLAR DE EL BULLI

    Desayunos, comidas o cenas con dios que resultan imposibles.

    La semana pasada, me llegó otra vez el email del Bulli diciéndome: “La demanda ha superado de nuevo nuestras limitadas posibilidades de reserva y sentimos no poder complacer más peticiones para el 2010.” Con este creo que van ya cinco años seguidos intentándolo, y recibiendo este email, quizás se debiera valorar la constancia a la hora de elegir que reservas atender.

    Si pienso además que, como han anunciado, cerraran el Bulli en el 2013, veo que me quedan ya pocas oportunidades de cenar, comer o merendar en este templo de la cocina moderna. 

    A mi me da la impresión que el mejor cocinero del mundo, intuye que es necesario un cambio de rumbo, pero no sabe aun la nueva dirección, tiene ideas, pistas que le marcan el nuevo camino, pero aún no lo conoce y en estos años que le quedan, lo encontrará.

    Yo, en mi self marketing, me vendo como una persona con ideas, una persona creativa.

    Aquí va mi idea: diseñar los platos, para que los clientes comiéndolos tengan alguna conexión con sus recuerdos; tienen que acabar llorando de emoción, porque han comido algo que les ha conectado a la sopa de cebolla que hacia su abuela, y que tienen fijada en su memoria. Para esto habría que hacerles una entrevista, para conocer sus recuerdos, sus costumbres, y trabajar en un menú para cada persona. No es necesario que este tenga 30 platos.    

    La conexión, sobre todo olfativa con los recuerdos, es según mi teoría, la que hace que pensemos que la mejor tortilla de patatas, o la mejor paella es la que hace nuestra madre o  nuestra abuela. Hay platos que hace 20 años que no pruebo pero que puedo tener en mi memoria y pensar en miles de matices olfativos de los mismos. Probad a hacerlo os emocionareis con el recuerdo.

    Suerte señor Adrià, a ver si el año que viene, tiene un hueco en el  Bulli, y le explico otra idea que he tenido y dos más que tendré. 

  7. POSEIDÓN - Miércoles, 17 de febrero de 2010 a las 20:35

    Cocina terminal (un cuento) sobre el BULLI

    Desde que el gran Ferran Adrià se había retirado a una ignota isla paradisíaca donde, cuentan ciertas leyendas no comprobadas, vivía como un eremita a base de moluscos y cocos, no había surgido en el planeta ningún cocinero como P. Lógicamente, P. se formó en aquel mítico Bulli que hoy, como todos sabemos, se ha convertido en un macroedificio de apartamentos, el más alto de la atestada Cala Montjoi. P. mostró desde el principio, además de una rara perfección técnica (acaso obsesión), una sorprendente capacidad prospectiva y sintética en todo lo referente a la gastronomía. Muchos, al principio, lo calificaron de loco peligroso. Para él, el producto era una rémora. Lo único decisivo eran las sensaciones. Todos recordamos, por ejemplo, sus polémicas grageas de paella valenciana. ¿Qué me decís de aquellas inyecciones intravenosas que colocaban en el cuerpo todo un menú degustación, con vinos, mientras el comensal veía, a través de gafas 3D, el desfile icónico de los platos originales? Aunque yo, particularmente, me quedo con sus revolucionarios, hoy ya clásicos, lo sé, mariscos mutantes… ¡Aquellas ostras-jamoneras! ¡Mmm!
    Hay que reconocer que su progresión en los fogones fue fulgurante. Tanto que, avanzando en sus tesis minimalistas, pronto los fogones desparecieron de su coquinaria. Fue cuando diseñó su segundo restaurante, todo un éxito del momento. El que ofrecía sólo aromas. Su disparatada búsqueda del algoritmo sensorial perfecto, aquel que permitiera con el menor coste biológico llegar a las más altas cotas de sensaciones, lo llevó a diseñar el odódromo. Aún se exhiben en el MOMA de Nueva York sus famosas cajas de metacrilato, que él llenaba de olores para satisfacer a los clientes más vanguardistas.
    Con la invención de los sensores cerebrales externos, P. logró llegar a la cima. Así, aquellos centros que creó en diversos países donde el público sentía, por estimulación directa del córtex, la sensación gustativa de sus creaciones. Ese software es aún críptico para la mayoría del sector, a pesar de la multitud de copias piratas que todavía hoy proliferan.
    Tanta osadía, sin embargo, condujo a la catástrofe. En su arrebato creador, creyó que debía dar el paso definitivo: la ausencia total de materia, catalizadores o periféricos. Sólo la mente. Fue cuando se lanzó con sus, al principio, escandalosos “no restaurantes”. Establecimientos que imitaban los anacrónicos chill out y donde el cliente, cómodamente reclinado, recibía sólo una carta con el nombre de los platos propuestos. Como recordaréis algunos, al final ya sólo se servían platos vacíos. La idea era que el propio comensal crease sus sensaciones gustativas a partir de sus reflexiones. Si bien al principio fue la novedad y el eco mediático, pronto llegó el desengaño. Se empezó a hablar de fraude. Llegaron denuncias.
    P., tras protagonizar pintorescas huelgas de hambre en defensa de sus tesis gastronómico-mentales, en poco tiempo, pasó al olvido.
    Lo encontraron muerto el otro día. Rodeado, al parecer, de un montón de jamones Joselito furiosamente roídos y de una cantidad enorme de latas de fabada asturiana vacías. El parte médico era escueto y terrible: sobredosis alimentaria.

  8. Cristobal Macias - Miércoles, 24 de febrero de 2010 a las 12:33

    Debemos todos por educacion y por etica respetar las ideas o costumbrea de cada uno, por esta misma causa me parece de muy mal gusto porno decir educacion, que este señor que encabeza el articulo (DESAYUNO CON DIOS)Comente tan despectivamente a toda aquella persona que no piense como el, o que comulgue con sus ideas:
    En primer lugar quiero puntualizar que si somos democratas y nos queremos llevar bien en la vida, lo imprescidible es respetarnos mutuamente, haga y piense lo que quiera y deje a los dewmas con sus ideas, aunque a usted le parezcan grotescas

  9. Barcelones - Miércoles, 24 de febrero de 2010 a las 15:38

    “Pasemos por alto que debemos a las religiones la mayoría de los horrores, guerras y toda suerte de miserias espirituales que ha sufrido la humanidad. Pasemos por alto su considerable contribución al ejercicio de la pederastia, el embuste, el fanatismo, la misoginia el oscurantismo y la ignorancia.”

    Curiosa forma de pasar por alto una cuestión…. Sus afirmaciones son tan simples como subjetivas. No creo que las religiónes, bueno los creyentes de las distintas religiones, hayan contribuido en mayor medida que los no creyentes. De hecho usted creo que se marchó de su país para no seguir luchando con un no creyente que se dedica a saltarse los derechos humanos todos los días.

    “Pues bien, aún después de pasar por alto todo lo anterior, que los líderes del mundo se pongan a rezarle a un Dios que nadie ha visto, que no existe y que si existe maneja el mundo mucho peor de lo que la verdulera de la esquina lleva su verdulería, me parece algo demencial.”

    Existe o no existe?? Difícilmente podrá convencer a nadie de una cosa o la contraria. Afirmar como usted hace es una actitud tan arrogante como simple. Y plantear que de existir maneja muy mal el mundo es una estupidez que raya la demencia.

    Creo que la rabia con la que percibe a todos y a todas nace de su actitud cobarde en el pasado. No logrará superarlo hasta que se enfrente a lo que no le gusta en lugar de criticarlo desde la seguridad de la distancia.

  10. antonio - Martes, 23 de marzo de 2010 a las 14:30

    Un respeto inmeredico por otra parte…………
    hacia ZyP, claro jiji

  11. Miguel - Viernes, 9 de abril de 2010 a las 21:39

    Las autonomias son una manera de empobrecer mas al pueblo tenemos que pagar a mas chupopteros mientras pagamos mas impuestos que en el resto del pais pero a nuestros governantes catalanes les da igual con decir viva cataluña y poner la mano cada mes el pueblo paga y se muere de hambre,que fracaso las autonomias y sobre todo la catalana.

  12. Anna - Sábado, 9 de octubre de 2010 a las 18:46

    Hablando de Dios y amor a la poltrona encontramos ahi a casi los presidentes. Sucede que cuando se habla de inteligencia como la capacidad de relacionar la solución adecuada con el problema (si es que estamos hablando de la misma misma inteligencia; no la de las máquinas o el resto de los mamíferos) no sé por qué el cuestionamiento con la inteligencia de Obama, que lo único que ha demostrado es no sabe es resolver un problema.
    Me es indiferente que inviten a Dios a su café con leche matinal, siempre que sepan que son ellos y no Dios quienes tienen rque resolver el problema que ellos han agravado.

  13. Bisbé - Martes, 6 de marzo de 2012 a las 16:02

    Cierto es que las religiones han causado grandes horrores. Cierto es que la ausencia de las mismas no ha mejorado la mala naturaleza humana.Siempre estarán los que tienen necesidad de las mismas. Por desgracia constituyen una mayoría que ahora se desboca en confusión y con el temor interior del sentir que no hay escape posible.
    España es ahora una colonia alemana vaya ironía.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.