RevistaWeb

‘Hay que reconocerlo: nos va la marcha. A los catalanes los primeros. Sólo este frenesí explica que, ¡al fin!, tras siglos de espera, el Gobierno de la Generalitat haya escogido este estratégico momento para presentar su proyecto de ley de veguerías’

[&hellip

Redacción
Jueves, 11 de febrero de 2010 | 14:49

Margarita Rivière, el 10 de febrero de 2010 en El País:

‘¿Crisis, problemas? ¿Desorganización, embrollo, lío? ¿Sobran parados? ¿Apretarse el cinturón? ¿Está complicado el futuro? Qué va. Hay que reconocerlo: nos va la marcha. A los catalanes los primeros. Sólo este frenesí explica que, ¡al fin!, tras siglos de espera, el Gobierno de la Generalitat haya escogido este estratégico momento para presentar su proyecto de ley de veguerías.

Se trata de una hazaña político-mística que conjuga lo medieval con la cultura de Facebook, Twitter (véase vegueries.com, en cinco idiomas) y la catalanización del cine de Hollywood (¡se van a enterar!). Somos, así, capaces de ir de la prehistoria al chip y lo ultramoderno sin pasar por la Ilustración y sus pedestres derivados. La demanda vegueril acucia: desde hace años, los catalanes -es su forma de diferenciarse del resto de la humanidad- no piensan en otra cosa que en la nostra vegueria. ¿Verdad?’.

11 Comments en “‘Hay que reconocerlo: nos va la marcha. A los catalanes los primeros. Sólo este frenesí explica que, ¡al fin!, tras siglos de espera, el Gobierno de la Generalitat haya escogido este estratégico momento para presentar su proyecto de ley de veguerías’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Soy un gnomo - Jueves, 11 de febrero de 2010 a las 16:17

    Exacto yo estoy que no cago con las Veguerías desde hace años.

    Ojalá llegue pronto el siguiente paso: la Tarraconensis.

  2. Soy un gnomo - Jueves, 11 de febrero de 2010 a las 16:19

    “Se trata de una hazaña político-mística que conjuga lo medieval con la cultura de Facebook, Twitter (véase vegueries.com, en cinco idiomas) y la catalanización del cine de Hollywood (¡se van a enterar!). Somos, así, capaces de ir de la prehistoria al chip y lo ultramoderno sin pasar por la Ilustración y sus pedestres derivados.

    Excelente comentario.

  3. Castell de Ferro - Jueves, 11 de febrero de 2010 a las 16:33

    Que pronto llegue el tribalismo, por lo menos habrá un bantustán para los castellanos : http://ca.wikipedia.org/wiki/Castel%C2%B7lans

  4. ñoño - Jueves, 11 de febrero de 2010 a las 17:11

    Bueno Margarita,

    Esta es una visión muy gráfica de por donde nos mueven los políticos catalanes que nos des-gobiernan a diario.

    Se mueven a “golpe de sentimiento” y así su “populismo” va en aumento.

    Claro que, esa crítica, que se acentúa con la figura de Hugo Chávez, aquí se mitiga porque “son los de cosa nostra”.

    Naturalmente que, para cobrar impuestos “se ponen a la última” utilizando los máximos recursos tecnológicos… Pero, para mejorar el estilo de vida de los catalanes, deben recurrir al medievo de donde nadie recuerda lo maravillosamente bién que vivían en CAT gracias a las Vaguerías.

    ¡De cuento! ¡De Alicia en el país de las maravillas! … ¡No me negará Margarita que no son “dulces” nuestros políticos de medio pelo catalanes?

    Saludos

  5. Oscar - Jueves, 11 de febrero de 2010 a las 21:20

    En la 2ª Guerra mundial se utilizaban cortinas de humo para esconder navíos de los ataques enemigos.
    Esto de las veguerías es humo, solo humo.
    Como no saben que hacer para que desviemos la atención de los problemas cotidianos, nos venden la novedad de una nueva división territorial que, no os quepa la menor duda, generará más empleo.
    Eso si, este empleo será público, improductivo y cada vez más caro. Me explico, cada vez deberemos pagar más impuestos para mantener zánganos en su gran mayoría. Dejaremos que esto ocurra o les damos puerta, la de la cárcel?

  6. anotehr fan - Jueves, 11 de febrero de 2010 a las 22:06

    Pues sí.
    Las veguerías eran territorios gobernados por un enviado de la Corona de Aragón.

    Creo que para hacerlo más real, ahora Zaragoza nos tendría que dar unos emisarios para ponerlos de jefes.

  7. juan - Viernes, 12 de febrero de 2010 a las 00:25

    otra tonta del bote que debe de estar muy aburrida,
    no entiendo esta gente, no sabeis diferenciar, vivir en paz de la guerra, no te das cuenta tonta que los separatismo solo traen problemas de conbivencia, queremos paz,
    todos los que estan alimentando las patrañas del independecismo, solo estan buscando vivir del cuento a costa de los tontos que trabajamos .la solucio a este problema es pasarlos por madan guillotina, y acabamos con la enfermedad, de esa forma podremos vivir con tranquilidad,

  8. another fan - Viernes, 12 de febrero de 2010 a las 00:32

    Juan,

    ¿no te parece que llevamos demasiados años de dictaduras, generalísimos y generalísimas?

    No les hace falta guillotina, simplemente que vean la realidad, que TV3 les niega.

  9. Josep - Viernes, 12 de febrero de 2010 a las 20:18

    lo de Vaguerias (castellanizando el termino) ¿va por los VAGOS de los politicos que vamos a tener que mantener tambien para que acaben de explotar a los ciudadanos de esta tierra????

  10. Alpargata Riojana - Viernes, 12 de febrero de 2010 a las 22:48

    Os llevan al la edad de piedra, chavales!!
    Lo siento por vosotros.
    Eso si, medios tecnologicos para recaudar del siglo XXI, y poltronas… las mejores y mas caras.
    No vale con no solo no poner el otro lado de la cara. Hay que repeler el golpe.
    Uff, catalanes de bien….menudo percal os preparan.

  11. Voltaire - Sábado, 13 de febrero de 2010 a las 15:15

    ¡Tonto el último que no se venda el piso y emigre de Catalunnya! Yo ya me lo he vendido. No hay más que ver cómo Margarita Rivière, que procede de una de las familias ricas de Barcelona, y que jamás había hablado en catalán antes de los cuarenta o cincuenta años, ahora hace angustiosos esfuerzos para hablarlo y ser (más) aceptada por el establishment. Así que no es ni debe ser adalid de ninguna crítica a dicho establishment catalán.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.