Cataluña

Maragall rectifica sus críticas y presenta la dimisión, pero Montilla no la acepta

[&hellip

Agencias / Redacción
Lunes, 15 de febrero de 2010 | 18:39

Ernest MaragallEl consejero de Educación, Ernest Maragall, ha puesto este lunes su cargo a disposición del presidente de la Generalidad, José Montilla, por sus polémicas declaraciones sobre la fatiga de los catalanes con tripartito. Sin embargo, Montilla, tras una reunión de una hora, no se la ha aceptado.

Maragall, además, ha rectificado sus declaraciones, negando ahora que Cataluña esté fatigada del tripartito y que el Gobierno autonómico no tenga un proyecto integral de país.

12 Comments en “Maragall rectifica sus críticas y presenta la dimisión, pero Montilla no la acepta”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. el lobo fereoz - Lunes, 15 de febrero de 2010 a las 20:29

    los socialistas han sido los tontos útiles del nacionalismo en Cataluña y los anestesistas de la población castellanohablante de izquierdas.

    Ahora que ya no pueden seguir engañando y que ven que les hemso calado, empiezan a pelearse entre ellos.

    Hay que vota una alternativa que progresista y no nacionalista que realmente represente a una inmensa mayoría de la población. Hay que votar C’s y conseguir un grupo parlamentario que lso ponga en su sitio.

    Por cierto, dejo este enlacesobre el asunto
    http://www.ciudadanos-cs.org/prensa....anas/3427/

  2. Mariacruz - Lunes, 15 de febrero de 2010 a las 21:09

    ,,A que espera el TC?,,
    Editorial
    http://www.abc.es

  3. POSEIDÓN - Lunes, 15 de febrero de 2010 a las 21:38

    Leyendo a Fernando Huidobro, abogado como quien les escribe he decido componer unos principios deontológicos que, desde mi humilde punto de vista considero que pueden resultar un buen tamiz por el que pasar cualquier crítica antes de darle al botón de publicar.

    Permítanme formular dos consideraciones preliminares:

    El error es el mejor maestro y, en consecuencia, he aprendido mucho de todas aquellas críticas y crónicas pasadas, algunas repletas de vanidad otras rebosantes de ingenuidad, que, seguro, hubiesen perdido peso al pasar por el entramado de principios que ofrezco.

    En ningún caso estos principios que espero que con la colaboración de muchos cristalicen en un gran código deontológico de la crítica generalizada nacen para adoctrinar. Ello es así pues lo que aquí pretendo regular trasciende de lo meramente intelectual, está contaminado por lo sensorial. Y no, no es baladí el uso de término contaminar, ya que son los sentidos, intrínsecamente subjetivos, los que permiten entrar en juego a las valoraciones, las verdaderas asesinas de la episteme. Así pues, y sin ánimo de alcanzar el mundo de las ideas a Platón, los principios que seguirán nacen para aportar luz a esa zona gris que separa, pero también conecta, la episteme y la doxa, y no se me ocurre mejor manera de unir verdad y opinión que tirando del sentido común, formalmente un sentido, materialmente un fruto de la razón.

    Principios que pretenden recuperar la definición ofrecida por Descartes de la percepción, hoy desgraciadamente rodeada sólo por un halo de subjetividad, obviando que ésta es el fruto de la experiencia, de los sentidos, pasados por el tamiz de la razón, en definitiva, lo que debería ser el hito de toda sana crítica y que, desafortunadamente, se ha convertido en un rara avis en el panorama de la mayoría de los “posts” de esta y de otras muchas “webs”.

    ¿Qué propongo para entendimiento racional general entre todos?

    Independencia para que las opiniones no se encuentren siempre sometidas a intereses bastardos y
    desproporcionados.

    Objetividad, no entendida como valoración despojada de toda emoción, pues para un análisis completo de lo sensorial no puede prescindirse de la componente emocional, sino como un análisis alejado de prejuicios y apriorismos.

    Sinceridad, como máxima expresión de la veracidad. Bueno, en realidad la sinceridad es sólo la expresión de que alguien cree que dice la verdad; no de que diga la verdad. Recuerdo una frase de Nietszche: “¿y qué demostraron los mártires, sino la fuerza de su fe?” Decir lo que uno cree (expresar una doxa) no implica expresar una verdad…

    Honradez, como tesoro nacido de la virtud y méritos propios.

    Exigencia, pues no hay mejor campo para que florezca la mediocridad que la condescendencia.

    Justicia, como virtud cardinal orientada a dar a cada uno lo que le corresponde.

    Comedimiento, como sosiego y juicio necesarios para identificar y rehusar lo no objetivable, lo personalísimo.

    Racionabilidad, como presupuesto básico para la emisión de cualquier juicio.

    Afán constructivo, pues el que sólo destruye llega un punto en que, rodeado por los escombros, ya no alcanza a divisar la belleza que nos rodea. Porque destruir es siempre la opción mas simple, al alcance de cualquiera.

    Asepsia, pues las emociones nunca deben tener translación sobre el papel.

    Y por último…

    Un eterno penúltimo principio, pues nunca llegará a coparse un bolsillo de principios, nunca le robará el sitio uno a otro, siempre cabrá el que queráis sugerirme.

  4. Mariacruz - Lunes, 15 de febrero de 2010 a las 22:50

    POSEIDON,
    que opiniòn tienes de las ùltimas doce lineas de ese Editorial (en Opiniòn) de ABC?.

  5. embrutecimiento cat - Lunes, 15 de febrero de 2010 a las 23:13

    POSEIDÓN, por primera vez te has acercado a Mariacruz. Pero a quién le interesa seguir tus premisas en España. El país está dirigido y repleto de fanderubianes. Así que pintan bastos.

  6. Oscar - Lunes, 15 de febrero de 2010 a las 23:47

    Entre bueyes no hay cornada dice un refrán.
    Entre corruptos no hay dimisión, salvo, claro está que uno se arrepienta, y en este sentido se aplica
    la ley de la camorra, es decir, la muerte física o la muerte civil en política. No os extrañe, tanto el uno como el otro ya nos han mostrado como son, se venden al primer postor y a veces muy barato.
    Deben estar fatigados de querer vender la moto que nadie compra, al tiempo que las elecciones son más pronto que tarde y en el INEM de los políticos ya veréis como habrá overbooking.

  7. POSEIDÓN - Martes, 16 de febrero de 2010 a las 00:56

    embrutecimiento cat

    Probablemente tengas toda la razón para ponerte en el peor de los escenarios, pero por probar no se pierde nada.

    Gracias por tus comentarios y tal vez entre todos mejoremos este espacio.

  8. Mariacruz - Martes, 16 de febrero de 2010 a las 21:43

    POSEIDON
    Gracias por tu lecciòn de Filosofia,digna de tener en cuenta.
    Lo que entiedo,de esas doce lineas del Editorial,es que no se trata de poner la pica de la balanza justamente en el medio y se acabò!.Sino estar dejando pasar tiempo a ver si ocurre algo para que uno de los platillos sobrepase en peso al otro.Esto no es amar la Justicia,sino jugar las cartas de los intereses polìticos. Y esto una y otra vez, que si el faisan,el zorro,el lobo o el sapo ! ,a la larga acaba hartando y la gente decide, ciao!

  9. Mariacruz - Martes, 16 de febrero de 2010 a las 22:37

    EMBRUTECIMIENTO CAT,
    ,,Bien predica Fray Ejemplo,sin alborotar el templo,,.
    Saludos cordiales.

  10. Mariacruz - Miércoles, 17 de febrero de 2010 a las 01:16
  11. holoy - Miércoles, 17 de febrero de 2010 a las 02:43

    La principal desgracia de partido supuestamente progresista PSC es que se nutre de los votos de las grandes bolsas de población que conforman el cinturón metropolitano
    Población que no se destaca precisamente por su progresismo ni por su creatividad, ni por su capacidad de innovación ni por su cultura (más allá de la proporcionada por Tele5 o Antena 3) ni por sus valores (salvo su preocupación por el buen vivir y su odio a todo lo catalán)
    Ahí es donde bebe el progresista-PSC al igual que los partidos españolistas
    Carne de cañón

  12. manuel - Miércoles, 17 de febrero de 2010 a las 17:59

    ¡NO A LA FALTA DE LIBERTAD EN CATALUÑA!.
    Hoy dia 17 de febrero a las 14 horas he pasado por la Plaza Universidad y la Guardi Urbana estaba confiscando las tablas de patinar y multando a 6 o 7 chicos que estaban practicando patinaje sobre la tabla. Estos chicos deberían de tener 17 años.¡QUE LOS DEJEN EN PAZ!. No hacían daño a nadie. ¿Qué es mejor que patinen o se dediquen a los porros o a las drogas?.
    Esto por un lado y por el lado lingüístico es obvio lo que pienso.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.