RevistaWeb

“Con este nuevo Código [de Consumo] el ciudadano pasará a ser a un vigilante de la Administración, un hecho extremo, sin precedentes, que hará que se instaure la Gestapo lingüística en Cataluña”

[&hellip

Redacción
Lunes, 22 de febrero de 2010 | 11:13

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos y diputado en el Parlamento autonómico de Cataluña, el 20 de febrero de 2010 en declaraciones a los medios:

“Con este nuevo Código [de Consumo] el ciudadano pasará a ser a un vigilante de la Administración, un hecho extremo, sin precedentes, que hará que se instaure la Gestapo lingüística en Cataluña, es decir cuando se apruebe este código de consumo, chivatos como el señor Espot u Omnium Cultural serán considerados ciudadanos ejemplares para colaborar con la Gestapo lingüística del señor Castells.

[…] No se puede permitir, en plena democracia, que un gobierno encabezado por el PSC haga que los ciudadanos se conviertan en policías lingüísticos de sus vecinos, una situación propia de regímenes totalitarios. Un presidente que no tiene el nivel C de catalán es el creador de esta persecución en los autónomos, comerciantes y empresarios que no rotulen en catalán. Los complejos políticos del señor Montilla no los podemos pagar todos los catalanes con el recorte de nuestras libertades”.

9 Comments en ““Con este nuevo Código [de Consumo] el ciudadano pasará a ser a un vigilante de la Administración, un hecho extremo, sin precedentes, que hará que se instaure la Gestapo lingüística en Cataluña””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Hans - Lunes, 22 de febrero de 2010 a las 15:32
  2. pau - Lunes, 22 de febrero de 2010 a las 18:08

    Aquest tema ja s,ha tocat altres cops,sembla extrany tanta insistència per no res.La pretesa obligacio de “delatar” en questions linguístiques diu que els ciutadans tenen el dret i el deure de col.laborar en el compliment de la llei,com en totes les lleis,es clar.L,apartat en questió no està en el que parla de la llengua.Tampoc preveu,com es normal,cap sanció per no fer-ho,es pura lletra morta.

  3. Jaumot - Lunes, 22 de febrero de 2010 a las 19:37

    Uno es esclavo de sus palabras y señor de sus silencios. Alguno debería reflexionar un poco más antes de escribir un post

  4. Juanc - Lunes, 22 de febrero de 2010 a las 20:52

    O sea que si una tienda está solamente rotulada en español, ¿multarán a todos los vecinos y los de las fincas colindantes? ¿a la calle entera? ¿al barrio completo?… Esto se parece cada vez más a la película de Robin Hood. Lo importante es recaudar para que los comptesitos y cortijeros lleven una vida muelle….Son unos “descaraos”…

  5. montse - Lunes, 22 de febrero de 2010 a las 22:36

    Com una persona nascuda a Catalunya pot arribà a dir en contra del seu país tans disvarats.

  6. Rafa - Lunes, 22 de febrero de 2010 a las 23:08

    Querida Montse, a lo mejor dice esas cosas porque le repugna ver en qué se ha convertido esa Cataluña en la que nació ¿Te has parado a pensarlo?.
    Per cert, Catalunya no és cap país.

  7. Oscar - Martes, 23 de febrero de 2010 a las 19:55

    Estoy completamente de acuerdo con Rivera. La situación que nos está imponiendo la generalitat es dictatorial e indigna de una democracia.

  8. elenita - Martes, 23 de febrero de 2010 a las 19:58

    Toda la razón para el Sr. Rivera.

    On s’ha vist una administració censurant i multant per usar una de les llengües del territori.

  9. Águila_Roja - Martes, 23 de febrero de 2010 a las 20:44

    José Zaragoza ya ha dicho que si el PSC obtuviera mayoría absoluta no retiraría las multas. El PSC está dispuesto a traicionar la cultura de sus votantes tradicionales.

    Y los sectarios, los excluyentes, los que quieren una Cataluña monolingüe, los que han sido educados en el rechazo a lo español por el sistema adoctrinador catalanista, tan felices delatando a su vecino. Y brindarán con cava cuando le pongan la multa al tendero de la esquina de toda la vida, eso sí, escondidos detrás de su montón de estiércol particular.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.