RevistaWeb

«Me siento ofendido como gallego [por lo que dijo Rosa Díez] y como miembro de un sistema político que transige ante esas gilipolleces. Me gustaría ser mujer para darle un buen hostión y no incurrir en un delito de violencia de género»

[&hellip

Redacción
Jueves, 11 de marzo de 2010 | 15:00

Rober Bodegas, cómico, guionista y colaborador del programa Sé lo que hicisteis… de La Sexta, el 10 de marzo de 2010 en un chat emitido en El Faro de Vigo.

¿Que opinas sobre Rosa Díez? ¿Te sientes ofendido como gallego por lo que dijo?

Me siento ofendido como gallego y como miembro de un sistema político que transige ante esas gilipolleces. Me gustaría ser mujer para darle un buen hostión y no incurrir en un delito de violencia de género.

20 Comments en “«Me siento ofendido como gallego [por lo que dijo Rosa Díez] y como miembro de un sistema político que transige ante esas gilipolleces. Me gustaría ser mujer para darle un buen hostión y no incurrir en un delito de violencia de género»”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Sánchez Alcalá - Jueves, 11 de marzo de 2010 a las 15:06

    Hay que ver cómo nos la cogemos con papel de fumar!

  2. roncesvalles - Jueves, 11 de marzo de 2010 a las 15:16

    pero para venir a trabajar a madrid si te haces el gallego no? y te haces español no? y si te ponen billtes sobre la mesa seguro que haces onologos de los gallegos? y qeda guay por ser progre, si eres de derexas es un insulto

  3. uno de UPyD - Jueves, 11 de marzo de 2010 a las 15:28

    Pues cuando se presentó al rey de la comedia, iba por León, menudo sinverguenza, que es este cazurro, en todos los sentidos de la palabra.

  4. Jesús Rodriguez - Jueves, 11 de marzo de 2010 a las 16:11

    Eu pensaba que este tal Rober era humorista, non camorrista… Vaille pedir perdón este individuo a Rosa Díez? Gracias.

  5. jose - Jueves, 11 de marzo de 2010 a las 16:46

    Parece ser que opinar de Rosa Diez es gratuito, y lo que es mejor, parece ser que este «simpatico» personaje es más violento de lo que parece. Pues chico, como demócrata dejas mucho que desear. ¿Por cierto, que piensas de Willy Toledo?.. parece ser que los de «izquierdas» pueden decir lo que quiera sin ser maltratados por los salvajes que andan sueltos por ahí, haciendo peliculas o presentando programas.

  6. marti tonic - Jueves, 11 de marzo de 2010 a las 17:08

    Este sujeto es una demente.

  7. Barcelona is not Catalonia - Jueves, 11 de marzo de 2010 a las 18:26

    Otro pijoprogre de extrema izquierda al que le gusta usar la violencia si no está de acuerdo con alguien.

  8. nostrus - Jueves, 11 de marzo de 2010 a las 21:13

    Yo soy gallego y no tengo nada contra este comico, pero habia tambien que preguntarse si el estilo de humor que hace no molesta tambien a muchos gallegos.

  9. roncesvalles - Viernes, 12 de marzo de 2010 a las 01:13

    el jefe zp tiene miedo de rosa diez, ppor eso lanza a sus cachorros en las universidades y a sus marionetas en la tele a atacarla

  10. Josep Pla - Viernes, 12 de marzo de 2010 a las 01:54

    11 M MAS ALLA DEL SILENCIO

    Categorías: 11-M, España, Poesía

    Homenaje a las víctimas del 11-M

    Más allá del silencio (2007)
    Dedicado a los peones negros y a EPI

    ¿El silencio?, el silencio,
    ¡el silencio en los muertos!.

    La palabra no se rinde
    ante la muerte,
    La memoria no concluye
    con el tiempo.

    Ellos eran nosotros,
    ¿Y nosotros qué somos?:
    lo que queda sin ellos.

    Que se labren sus nombres
    en lápidas de viento.
    Queremos dormir en paz
    y nos sobra el silencio.

    ¡Que se calle el silencio!.
    Y que fluyan las lágrimas,
    cuando el recuerdo brote
    del audaz sentimiento.

    Seamos lo que somos
    con la fuerza de adentro,
    una patria de todos
    que despierta del sueño.

    España no está muda,
    porque clama justicia
    dignidad y respeto,
    y no acepta el silencio.

    Con silencio, se entierra
    el honor de los muertos.

    E.S.R.

    —————–
    IN MEMORIAM

    Eva Belén Abad Quijada, española, 30 años
    Óscar Abril Alegre, español, 19 años
    Liliana Guillermina Acero Ushiña, ecuatoriana, 26 años
    Florencio Aguado Rojano, español, 60 años
    Juan Alberto Alonso Rodríguez, español, 38 años
    María Joséfa Alvarez González, española, 48 años
    Juan Carlos Del Amo Aguado, español, 28 años
    Andriyan Asenov Andrianov, búlgaro, 22 años
    María Nuria Aparicio Somolinos, española, 40 años
    Alberto Arenas Barroso, español, 24 años
    Neil Hebe Astocondor Masgo, peruano, 34 años
    Ana Isabel Avila Jiménez, española, 43 años
    Miguel Ángel Badajoz Cano, español, 34 años
    Susana Ballesteros Ibarra, española, 42 años
    Francisco Javier Barahona Imedio, español, 34 años
    Gonzalo Barajas Díaz, español, 32 años
    Gloria Inés Bedoya, colombiana, 40 años
    Sanaa Ben Salah Imadaquan, española hija de marroquíes, 13 años
    Esteban Martín De Benito Caboblanco, español, 39 años
    Rodolfo Benito Samaniego, español, 27 años
    Anka Valeria Bodea, rumana, 26 años
    Livia Bogdan, rumana, 27 años
    Florencio Brasero Murga, español, 50 años
    Trinidad Bravo Segovia, española, 40 años
    Alina Maria Bryk, polaca, 39 años
    Stefan Budai, rumano, 37 años
    Tibor Budi, rumano, 37 años
    María Pilar Cabrejas Burillo, española, 37 años
    Rodrigo Cabrero Pérez, español, 20 años
    Milagros Calvo García, española, 39 años
    Sonia Cano Campos, española, 24 años
    Alicia Cano Martínez, española, 63 años
    José María Carrilero Baeza, español, 39 años
    Álvaro Carrion Franco, español, 17 años
    Francisco Javier Casas Torresano, español, 28 años
    Cipriano Castillo Muñoz, español, 55 años
    María Inmaculada Castillo Sevillano, española, 39 años
    Sara Centenera Montalvo, española, 19 años
    Oswaldo Manuel Cisneros Villacís, ecuatoriano, 34 años
    Eugenia María Ciudad-Real Díaz, española, 26 años
    Jacqueline Contreras Ortiz, peruana, 22 años
    María Soledad Contreras Sánchez, española, 51 años
    María Paz Criado Pleiter, española, 52 años
    Nicoleta Diac, rumana, 27 años
    Beatriz Díaz Hernandez, española, 30 años
    Georgeta Gabriela Dima, rumana, 35 años
    Tinka Dimitrova Paunova, búlgara, 31 años
    Kalina Dimitrova Vasileva, búlgara, 31 años
    Sam Djoco, senegalés, 42 años
    María Dolores Durán Santiago, española, 34 años
    Osama El Amrati, marroquí, 23 años
    Sara Encinas Soriano, española, 26 años
    Carlos Marino Fernández Dávila, peruano, 39 años
    María Fernández del Amo, española, 25 años
    Rex Ferrer Reynado, filipino, 20 años
    Héctor Manuel Figueroa Bravo, chileno, 33 años
    Julia Frutos Rosique, española, 44 años
    María Dolores Fuentes Fernández, española, 29 años
    José Gallardo Olmo, español, 33 años
    José Raúl Gallego Triguero, español, 39 años
    María Pilar Gamiz Torres, española, 40 años
    Abel García Alfageme, español, 27 años
    Juan Luis García Arnaiz, español, 17 años
    Beatriz García Fernández, española, 27 años
    María de las Nieves García García-Moñino, española, 46 años
    Enrique García González, dominicano, 28 años
    Cristina Aurelia García Martínez, española, 34 años
    Carlos Alberto García Presa, español, 24 años
    José García Sánchez, español, 45 años
    José María García Sánchez, español, 47 años
    Javier Garrote Plaza, español, 26 años
    Petrica Geneva, rumana, 34 años
    Ana Isabel Gil Pérez, española, 29 años
    Óscar Gómez Gudiña, español, 24 años
    Felix González Gago, español, 52 años
    Ángelica González García, española, 19 años
    Teresa González Grande, española, 38 años
    Elías González Roque, español, 30 años
    Juan Miguel Gracia García, español, 53 años
    Javier Guerrero Cabrera, español, 25 años
    Berta María Gutiérrez García, española, 39 años
    Sergio de las Heras Correa, español, 29 años
    Pedro Hermida Martín, español, 51 años
    Alejandra Iglesias López, española, 28 años
    Mohamed Itaiben, marroquí, 27 años
    Pablo Izquierdo Asanza, español, 42 años
    María Teresa Jaro Narrillos, española, 32 años
    Oleksandr Kladkovoy, ucraniano, 56 años
    Laura Isabel Laforga Bajón, española, 28 años
    María Victoria León Moyano, española, 30 años
    María Carmen Lominchar Alonso, española, 34 años
    Myriam López Díaz, española, 31 años
    María Carmen López Pardo, española, 50 años
    María Cristina López Ramos, española, 38 años
    José María López-Menchero Moraga, español, 44 años
    Miguel de Luna Ocaña, español, 36 años
    María Jesús Macías Rodríguez, española, 30 años
    Francisco Javier Mancebo Záforas, español, 38 años
    Ángel Manzano Pérez, ecuatoriano, 42 años
    Vicente Marín Chiva, español, 37 años
    Antonio Marín Mora, español, 43 años
    Begoña Martín Baeza, española, 25 años
    Ana Martín Fernández, española, 43 años
    Luis Andrés Martín Pacheco, español, 54 años
    María Pilar Martín Rejas, española, 50 años
    Alois Martinas, rumano, 27 años
    Carmen Mónica Martínez Rodríguez, española, 31 años
    Míriam Melguizo Martínez, española, 28 años
    Javier Mengíbar Jiménez, español, 43 años
    Álvaro de Miguel Jiménez, español, 26 años
    Michael Mitchell Rodríguez, cubano, 28 años
    Stefan Modol, rumano, 45 años
    Segundo Víctor Mopocita Mopocita, ecuatoriano, 37 años
    Encarnación Mora Donoso, española, 64 años
    María Teresa Mora Valero, española, 37 años
    Julita Moral García, española, 53 años
    Francisco Moreno Aragonés, español, 56 años
    José Ramón Moreno Isarch, español, 37 años
    Eugenio Moreno Santiago, español, 56 años
    Juan Pablo Moris Crespo, español, 32 años
    Juan Muñoz Lara, español, 33 años
    Francisco José Narváez de la Rosa, español, 28 años
    Mariana Negru, rumana, 40 años
    Ismael Nogales Guerrero, español, 31 años
    Inés Novellón Martínez, española, 30 años
    Miguel Ángel Orgaz Orgaz, español, 34 años
    Ángel Pardillos Checa, español, 62 años
    Sonia Parrondo Antón, española, 28 años
    Juan Francisco Pastor Férez, español, 51 años
    Daniel Paz Manjón, español, 20 años
    Josefa Pedraza Pino, española, 41 años
    Miryam Pedraza Rivero, española, 25 años
    Roberto Pellicari Lopezosa, español, 31 años
    María del Pilar Pérez Mateo, española, 28 años
    Felipe Pinel Alonso, español, 51 años
    Martha Scarlett Plasencia Hernandez, dominicana, 27 años
    Elena Ples, rumana, 33 años
    María Luisa Polo Remartinez, española, 50 años
    Ionut Popa, rumano, 23 años
    Emilian Popescu, rumano, 44 años
    Miguel Ángel Prieto Humanes, español, 37 años
    Francisco Antonio Quesada Bueno, español, 44 años
    John Jairo Ramírez Bedoya, colombiano, 37 años
    Laura Ramos Lozano, hondureña, 37 años
    Miguel Reyes Mateos, español, 37 años
    Marta del Río Menéndez, española, 40 años
    Nuria del Río Menéndez, española, 38 años
    Jorge Rodríguez Casanova, español, 22 años
    Luis Rodríguez Castell, español, 40 años
    María de la Soledad Rodríguez de la Torre, española, 42 años
    Ángel Luis Rodríguez Rodríguez, español, 34 años
    Francisco Javier Rodríguez Sánchez, español, 52 años
    Ambrosio Rogado Escribano, español, 56 años
    Cristina Romero Sánchez, española, 34 años
    Patricia Rzaca, polaca, 7 meses
    Wieslaw Rzaca, polaco, 34 años
    Antonio Sabalete Sánchez, español, 36 años
    Sergio Sánchez López, español, 17 años
    María Isabel Sánchez Mamajón, española, 37 años
    Juan Antonio Sánchez Quispe, peruano, 45 años
    Balbina Sánchez-Dehesa Francés, española, 47 años
    David Santamaría García, español, 23 años
    Sergio dos Santos Silva, brasileño, 28 años
    Juan Carlos Sanz Morales, español, 33 años
    Eduardo Sanz Pérez, español, 31 años
    Guillermo Senent Pallarola, español, 23 años
    Miguel Antonio Serrano Lastra, español, 28 años
    Rafael Serrano López, español, 66 años
    Paula Mihaela Sfeatcu, rumana, 27 años
    Federico Miguel Sierra Serón, español, 37 años
    Domnino Simón González, español, 45 años
    María Susana Soler Iniesta, española, 46 años
    Carlos Soto Arranz, español, 34 años
    Mariya Ivanova Staykova, búlgara, 38 años
    Marion Cintia Subervielle, francesa, 30 años
    Alexandru Horatiu Suciu, rumano, 18 años
    Danuta Teresa Szpila, polaca, 28 años
    José Luis Tenesaca Betancourt, ecuatoriano, 17 años
    Iris Toribio Pascual, española, 20 años
    Neil Torres Mendoza, ecuatoriano, 38 años
    Carlos Tortosa García, español, 31 años
    María Teresa Tudanca Hernández, española, 49 años
    Jesús Utrilla Escribano, español, 44 años
    José Miguel Valderrama López, español, 25 años
    Saúl Valdez Ruiz, hondureño, 44 años
    Mercedes Vega Mingo, española, 45 años
    David Vilela Fernández, español, 23 años
    Juan Ramón Zamora Gutiérrez, español, 29 años
    Yaroslav Zojniuk, ucraniano, 48 años
    Csaba Olimpiu Zsigovski, rumana, 26 años

    Fuente: Barcepundit

    Publicado por Ciudadanos en la Red

  11. Josep Pla - Viernes, 12 de marzo de 2010 a las 02:15

    Todos los sátrapas políticos a quienes pagamos con nuestros impuestos se han unido para cambiar la fecha del 11-M, !malditos seais H.P.¡

    http://www.libertaddigital.com/naci....276386976/

  12. Eduard - Viernes, 12 de marzo de 2010 a las 15:53

    Otro violento disfrazado de progre…
    Otro «José Rubiales» en estado puro…

  13. Anxo - Viernes, 12 de marzo de 2010 a las 19:01

    Bravo por Rober, porque di o que pensamos a maioría de todos os galegos. Imos empezar unha campaña para que o termo ‘español’ sexa sinónimo de ‘cabestro’ no dicionario galego.

  14. gatopardo - Viernes, 12 de marzo de 2010 a las 19:30

    Pues yo soy gallego y no me he sentido ofendido por las palabras de Rosa Díez. ¿Cuál es el sentido peyorativo de «gallego»? Simplemente no existe dicho sentido. Y el «Borregas» este además de ser un mediocre no es más que un paleto resentido, como todos los que se han sentido insultados, humillados, etc…

  15. barreiro - Sábado, 13 de marzo de 2010 a las 00:05

    Pues yo también soy gallego y ni me siento ofendido por las palabras de Rosa Diez y dede luego las palabras de Roboerto Bodegas, Wily Toledo u el Sr. Rubianes que en paz descanse son lo mismo unos intolerantes. Adelante Rosa acude a Galicia que forma parte de España y la mayoría de la población es respetuosa. El Sr. Bodegas podía condenar a los políticos de PP, PSOE, BNG, que cobran grandes sueldos y mucha gente encuenta dicultades para llegar a final de mes. El Sr. Quintana del BNG cobrando 8000 Euros mensuales,más coche oficial, chofer, secretariaue mucha gente. Acuerdense que es Secretario de un Parlamento que dimana de la Constitución Española. Que facil es ser independentista. Los politicos del PP y PSOE cobrando miles de Euros en dietas por utilizar tranporte privado y resulta que hay personal de l Xunta que dice que utilizaron vehículos oficiales y el del PP devolvió el dinero. Eso si que es….

  16. Angel - Sábado, 13 de marzo de 2010 a las 10:11

    Pues si te sientes ofendido como gallego por la mimez que dijo Rosa imaginate como se sienten de ofendidos los españoles con las barbaridades que dijo un tal Poco Rubianes,en paz descanse.

  17. NO PAGUES MULTAS - Sábado, 13 de marzo de 2010 a las 11:27

    ¡Qué error! ¡Qué inmenso error!

    Juan Francisco Martín Seco
    Nadie se atreve a decirlo, pero cada vez somos más los que lo pensamos. ¡Qué error!, ¡qué inmenso error se cometió al diseñar el Estado de las Autonomías! Lejos de solucionarse los dos problemas que entonces supuestamente existían, se han creado otros quince y se han agravado aquellos dos problemas originales. Habrá que comenzar a decirlo.
    Y es que se pretendió realizar un experimento nuevo, sin precedentes. Hasta ese momento se conocían dos maneras de crear un Estado federal. La primera, por la unión de distintos estados independientes que para ganar en fortaleza y eficacia ceden progresivamente competencias a la Unión. La segunda, la asunción de esa forma política, la federación, por un Estado que ha perdido una guerra y los vencedores se la imponen para debilitarle y como garantía de que le será más difícil retornar a veleidades expansionistas. Lo ignoto radica en que un Estado decida de forma libre y espontánea entrar en un proceso de disgregación.

    Porque el verdadero problema radica en que el proceso, lejos de converger en una situación de equilibrio, diverge de forma explosiva, sin límites y sin fin. Bajo una fuerza centrífuga, las nuevas comunidades creadas reclaman más y más competencias sin posibilidad de término. Es más, ha surgido en cada una de ellas una clase política cuyos intereses, prestigio y poder están unidos al proceso autonómico. Serán tanto más importantes cuanto más competencias logren para su autonomía; de ahí el interés de estimular en la población sentimientos nacionalistas y provincianos, creándolos en algunas regiones que jamás los habían albergado y, en otras donde ya existían, exacerbándolos hasta un extremo desconocido.

    Estas clases políticas funcionan como verdaderos sindicatos de intereses. Diecisiete sindicatos instalados permanentemente en la reivindicación frente al Gobierno central, sin darse cuenta de que, en el fondo, los intereses de éste no difieren de los del conjunto de las autonomías. Existe un sistema de suma cero en el que lógicamente lo que unas ganen las otras lo perderán.

    No se entiende por qué la transferencia de competencias incrementa el autogobierno, ¿es que acaso el Gobierno central no es también autogobierno o es que en un Ayuntamiento hay más autogobierno que en una Autonomía y en ésta más que en la Administración central? El mayor o menor grado de autogobierno no parece que esté determinado por la circunscripción territorial, sino por lo bien o mal que funcionen los mecanismos democráticos. Tampoco está nada claro que la descentralización haya contribuido a la eficacia. Está por realizar el estudio de los despilfarros en el gasto público, las duplicidades, el clientelismo, la explosión de las burocracias que ha originado el proceso autonómico.

    Los problemas sociales y económicos han sido desplazados por el problema autonómico. ¿Cuánto tiempo hace que los medios de comunicación dan un trato de preeminencia absoluta a este tema relegando a un lugar secundario cualquier otro asunto? La lucha de clases se ha sustituido por la guerra entre regiones. El pluralismo no es ideológico sino territorial. Y las disputas pueden tener un alto grado de ofuscación y parcialidad. Si no, ¿cómo explicar que Cataluña y el País Vasco adopten tamaño victimismo y consideren que el resto de las autonomías, curiosamente las más pobres, les explotan?

    Y lo más grave es que en este disparatado espectáculo la izquierda también desempeña y asume un papel nada lucido. La propuesta de financiación recientemente presentada por el tripartito para Cataluña se basa en un principio que debería ser inaceptable para cualquier fuerza progresista y que incluso creíamos ya abandonado por todos en la esfera política, la de que aquellos que más impuestos pagan tengan que recibir mejores servicios. Ése es un axioma del mercado que precisamente toda Hacienda Pública pretende corregir. Cataluña no paga más que Andalucía, son los catalanes los que quizás paguen por término medio más que los andaluces, pero simplemente porque, también por término medio, su renta es mayor.

    La propuesta de que sean las regiones las que contribuyan al Estado central se da tan sólo en los primeros momentos de un proceso federal o confederal. A poco que avance la integración, la federación contará con sus propios impuestos. En la Constitución de los Estados Unidos de América, sólo en el inicio eran las distintas colonias las que tributaban a la federación, pero ésta comenzó a tener ingresos propios enseguida, aceptándose el principio de que la contribución al Gobierno central era personal y no por intermedio de los estados federados. Uno de los extremos que algunos hemos criticado a la Unión Europea es precisamente el que su presupuesto no cuente con impuestos propios y se nutra de las aportaciones de los estados miembros. Lo increíble es que dentro de nuestro país algunos pretendan retrotraerse a esos estadios primarios de la Hacienda Pública superados hace siglos. Bien es verdad que, contra toda lógica, nuestra Constitución permite en la actualidad tal modelo para Navarra y el País Vasco.

    Que el proceso es explosivo se constata de forma palmaria en cuanto se contemplan los términos de las negociaciones autonómicas. Siempre se parte de lo conseguido como suelo ya consolidado y se negocia más a más, jamás a menos. Quizás ya es hora de plantearse si el menos no es también posible.

  18. NO con mi dinero - Sábado, 13 de marzo de 2010 a las 14:12

    Otro ridículo.

  19. Vortx - Lunes, 15 de marzo de 2010 a las 17:16

    Lo que se necesita en España es RESPETO, los unos con los otros… RESPETO Y EDUCACIÓN entre la diversidad de pueblos que existen en este país. Yo, con respeto y educación, dialogo con quien sea, con hostias y pedradas, lo siento, pero NO!

  20. Leticia - Martes, 20 de abril de 2010 a las 20:38

    Al q se presenta como «uno de UPyD»: Rober Bodegas se presentó como gallego, deberias ver algun video de youtube. Y kizas mi comunidad vecina se sienta ofendida por tu tu calificativo hacia ellos: cazurros.
    Rosa Díez no es la primera vez q se mete con alguna persona de este país… recordad lo q dijo de nosotros, los asturianos, y nuestro bable… Para mi, esta señora no merece ningun respeto.
    un saludo a tdo el mundo.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.