RevistaWeb

“Yo siempre he creído que siempre hay un último registro de dignidad en las personas y pienso que el Tribunal Constitucional, antes de dictar sentencia, dimitirá, que es lo que tiene que hacer”

[&hellip

Redacción
Martes, 18 de mayo de 2010 | 22:15

Miquel Roca Junyent, ex dirigente de Convergència Democràtica de Catalunya y uno de los padres de la Constitución española, el 18 de mayo de 2010 durante un acto en Barcelona.

“Yo siempre he creído que siempre hay un último registro de dignidad en las personas y pienso que el Tribunal Constitucional, antes de dictar sentencia, dimitirá, que es lo que tiene que hacer

[…] Este Tribunal Constitucional, para respetar la voluntad y respetar el espíritu de la Constitución, lo que tiene que hacer es cesar”.

Temas: , ,

11 Comments en ““Yo siempre he creído que siempre hay un último registro de dignidad en las personas y pienso que el Tribunal Constitucional, antes de dictar sentencia, dimitirá, que es lo que tiene que hacer””

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. El Capitán Trueno - Martes, 18 de mayo de 2010 a las 22:20

    O sea, que el Sr Roca pide una Ley de Plenos Poderes como la de Hitler de 1933…

    vaya, vaya, vaya…

    Salud y libertad, ciudadanos
    ¡No es la pensión, estúpido, es el despilfarro!
    ¡Mitad de ministerios, mitad de consejerías en las 17 autonomías!
    La Cataluña ilustrada

  2. Gato number five - Martes, 18 de mayo de 2010 a las 22:24

    Opino todo lo contrario que Don Miguel, un rasgo de indignidad profesional de sus Señorias sería acabar dimitiendo sin ser capaces de votar una resolución colegiada, con mayoría suficiente, con todos los votos particulares que se quiera. Ojalá mañana haya Sentencia. Tengo ese palpito….

  3. DLM - Miércoles, 19 de mayo de 2010 a las 08:19

    !!!!Este Tribunal Constitucional, para respetar la voluntad y respetar el espíritu de la Constitución, lo que tiene que hacer es cesar!!!!

    Y quién interpreta adecuadamente LA VOLUNTAD Y EL ESPIRITU DE LA CONSTITUCION ? El Sr. Roca? El Sr. Pujol ? El Sr. Mas ? El Sr. Montilla ? El Sr. Carod Rovira ? Toda estos individuos que directa o indirectamente viven de nuestros impuestos, se otorgan el derecho de ser los únicos que están capacitados para interpretar la Constitución y lo que es mejor para Catalunya. Eso si, recurren a la demagogia y al mayor de los cinismo, para retorcer el Derecho Constitucional. Respetar la Ley no va con ellos. A este paso, todos estos políticos y en especial estos independentistas, nos llevarán al precipicio, rememorando tiempos que muchos de nosotros, pensabamos que estaban olvidados y superados. Malditos sean y espero que se tengan que gastar EN BOTICA todo el patrimonio que tienen acumulado.

  4. Ufrasico - Miércoles, 19 de mayo de 2010 a las 08:42

    Seguramente que la mayoría del TC, igual que la del personal de esa taifa, pensarán que, antes de parir el estatuto, la casta política de esa taifa debería haber dimitido.

  5. Angel - Miércoles, 19 de mayo de 2010 a las 13:50

    Roca debe pensar que la mayoria de españoles somos idiotas.

  6. Ufrasico - Miércoles, 19 de mayo de 2010 a las 17:00

    Angel:Ese elemento está convencido…, y con razón.

  7. marianito el corto - Miércoles, 19 de mayo de 2010 a las 22:32

    Y despues de todos sus fracasos sin que dimitiese, se atreve ahora a pedir la dimison de alguien, menudo golfo cierrabares.que te den Roca.

  8. Spanish - Jueves, 20 de mayo de 2010 a las 10:51

    Se han acostumbrado tanto a ser juez y parte que desconocen lo que significa trabajar por defender los intereses reales de los ciudadanos.

    Y es ahora cuando les sale la artillería, a la vista de una sentencia que podría restringir sus expectativas respecto del Estatuto.

    A acatar la sentencia! Es la obligación de cualquier ciudadano de bién!

    Pero, Vd. está acostumbrado a ser el inquisidor de las libertades en cataluña, y, ahora le toca probar su propia medicina… ¿Cómo jode eh?

    Saludos!

  9. pandugar - Jueves, 20 de mayo de 2010 a las 16:19

    Si la ley no es igual para todos.Si cualquiera puede hacer lo que le de la gana.Si el TC y el gobierno de la nación permite todo tipo de atropellos claramente inconstitucionales.Pues habrá ,o que rendirse ,o que plantar cara,con grave riesgo de que nos la rompan.
    Y claro ,cómo se pueden ustedes imaginar ,yo no estoy por la labor .Total ,si lo que pretenden es vivir del cuento…Yo ya hace muchos años que cuando oigo a alguien hablar (o escribir ,que para el caso es lo mismo) con mucha vehemencia de lengua,de religión,o de historia mezclada con política, aprieto fuerte la cartera por si me la vuelan.
    Insoportable el tostón, en un país donde hay problemas serios y reales,cada uno tiene los suyos claro está,del victimismo convertido en verduguismo.Donde a gente normal se le saca los colores por el tema de la lengua y otros.Donde ahora se habla ya con desprecio de unionistas.¡Coño,que Cataluña nunca ha sido el Ulster o Bosnia! Tener un presidente de origen andaluz y que tenga el valor (iba a decir los santos huevos,pero no me atrevo) de ,para mantener el sillón y a toda su cuadrilla,en lugar de defender escrupulosamente la ley ,haga declaraciones propias de un insumiso a la misma.Ver para creer.Que no nos pase nada pues el recambio será ,con otro acento y mejor dicción eso sí,MÁS de lo mismo.Un saludo.

  10. Ramon Muntaner - Jueves, 20 de mayo de 2010 a las 20:38

    No t’entenen, Miquel. Hauries estat un digníssim successor d’en Jordi Pujol. Llàstima !
    Saps moltíssim més de Dret dels que et critiquen. Perdona’ls perquè no saben el que fan.

  11. POSEIDÓN - Sábado, 22 de mayo de 2010 a las 20:55

    Miquel Roca Junyent, ex dirigente de Convergència Democràtica de Catalunya y uno de los padres de la Constitución española.

    Padres como este son lo que ningún hijo desea.

    Lo increíble es que Miguel Roca que podía haber sido mucho mejor político y con mejor proyección, tanto en Cataluña como en un futuro gobierno de España, cayera en la atroz trampa de una traicionera y canallesca iniciativa y apoyo económico de Pujol y del resto de CIU para “quemarlo” en el pretendido Partido Reformista procurando el fin, antes de empezar, de un gran proyecto que hubiera desplazado a la endogámica “familia pujolista” a la oposición y tal vez a su desaparición del panorama político catalán y por ende, español.

    La operación Roca prometía tomar las riendas de España en una situación muy mala en todos los sentidos:

    La situación económica, social y política de España era muy grave en aquel momento, aunque no tan profunda como la actual. Para describirla me valgo de unas declaraciones de Roca en “ABC” (26.07.1983) que lo presentaba como “artífice” del nuevo partido. Decía, por ejemplo:

    – “La situación es muy grave y un drama el que la plantee un partido de la oposición” (Se refería a Alianza Popular).

    – “España tiene, fundamentalmente, una grave crisis económica y una grave amenaza a la libertad. Estos son los dos grandes ingredientes que caracterizan la situación actual. En el terreno de la economía las cosas no funcionan. La herencia ya no vale como argumento Los mecanismos arbitrados por el Gobierno para hacer frente a la crisis no han solucionado nada, por el contrario, en algunos puntos, han empeorado sensiblemente”.

    “Y no funciona (nuestra competitividad) porque no se han tomado, desde el gobierno socialista, las medidas oportunas para crear una política crediticia que estimule nuestra presencia en el exterior, como tampoco se han adoptado los criterios necesarios para aligerarla presión fiscal”.

    CASI DA LA IMPRESIÓN DE QUE ESTÁ HABLANDO DE LA ACTUALIDAD.

    LOS coaligados en el Partido Reformista Democrático eran: Miguel Roca, por Convergencia Democrática de Cataluña; Antonio Garrigues Walker, por el Partido Democrático Liberal; Jerónimo Alberti, por Unión Mallorquina; Gregorio Toledo, por Convergencia Canaria; Ramón Ponce, por el Grupo Independiente de Almería; José Rodríguez Peña y Manuel Caballero, por Coalición Gallega; y Florentino Pérez, por la comisión gestora de Madrid.

    Se trataba en realidad de una coalición de partidos nacionalistas, algunos de ellos con notoria impregnación masónica, a los que servían de soporte integrador Antonio Garrigues, el hombre del poder mundialista, y Florentino Pérez, ya poderoso en el ámbito empresarial, aunque mucho menos que ahora.

    ¿Existió realmente en aquella operación una ideología política, o se trataba de un potente grupo de presión en el que detrás de Roca estaba Pujol y que, mediante una encubierta coalición de partidos nacionalistas, buscaba aprovechar la debilidad coyuntural del gobierno socialista para cobrarse parcelas de poder, avanzar en el proceso dispersivo del Estado de las Autonomías y salvar los muebles a la alta burguesía financiera y empresarial en serios apuros a causa de la crisis?

    MIGUEL ROCA compartía despacho de abogados con el ex seminarista Narciso Serra, sobrino de un rico empresario catalán apellidado Carreras. Ambos entraron en el tardo franquismo a formar parte del Frente Nacional de Liberación a cuyos miembros se les conocía como los “felipes”. Julio Cerón, comunista, era dirigente del FLP y años más tarde apareció como columnista en “ABC”. Relató en una de sus colaboraciones que al disolverse los “felipes” tras la muerte de Franco y en marcha el transaccionismo democratizador, Roca y Serra se jugaron a los chinos quien se afiliaría al PSC y quien a Convergencia Democrática de Cataluña. Roca lograría acta de diputado y formaría parte del apaño constitucional. Pero el turbio maniobrerismo de Pujol y el fracaso del PRD cercenarían sus ambiciones políticas, aunque lo intentara de nuevo por otros caminos. El doblemente ambiguo Serra llegaría con Felipe González a ministro de Defensa de triste memoria. Hoy uno y otro están sólidamente instalados en la red de intereses de la alta burguesía catalana.

    Recuerdo perfectamente mi encuentro con un personaje que de la mano de Pujol, Prenafeta y “familia” -en el sentido más peyorativo de esta palabra- se encargó de “llevar a la gloria, al triunfo político” a Roca y los que le acompañaron en aquella aventura perfectamente dirigida por Pujol. Me dijo, palabras textuales, “Acabo de recibir 200 millones de pesetas para “HACER TRIZAS” la aventura Reformista de Roca. Este individuo era quien llevaba la imagen de los dirigentes de CIU y especialmente de los Pujol. Era Josep María GENÉ ayudado por su hermana, Nuria, que sabían muy bien como cumplir las ordenes del JEFE, del que deseaba el fracaso definitivo de Roca Junyent y a cualquier precio.

    En todo caso recibió buenas compensaciones y hoy se puede decir que es uno de los abogados más influyentes y poderosos de España y para CIU fue un episodio más sin trascendencia.

    Una vergüenza de la que todos fueron partícipes, cómplices y una presunta víctima: Miquel Roca Junyent.

    Así se escribe la historia y de nuevo este prestigioso abogado se quiere colgar del “candelabro” del protagonismo político. Pobre hombre rico.!!

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.