RevistaWeb

‘El Estatut del 2006 no cabe en la Constitución según el criterio de unos y de otros. No es deseable que los catalanes estén decepcionados y, menos, que se incremente el sentimiento de desafección a España y crezca el independentismo’

[&hellip

Redacción
Jueves, 27 de mayo de 2010 | 20:08

José Antonio Zarzalejos, periodista y ex director de Abc, en un artículo publicado en La Vanguardia el 27 de mayo de 2010.

‘[…] El Estatut del 2006 no cabe en la Constitución según el criterio de unos y de otros. No es deseable que los catalanes estén decepcionados y, menos, que se incremente el sentimiento de desafección a España y crezca el independentismo. Con lo cual, no con este Estatut, sino con una reforma constitucional que lo haga viable, habrá que abordar en su momento la diferenciación normativa que comportan las categorías de nacionalidades y regiones y actuar en consecuencia con un Estado autonómico federalizado que ofrezca, sobre la base de la soberanía única, una salida a las nacionalidades frente a las regiones en un diseño necesariamente asimétrico de España. En cierto modo ya lo es, especialmente en el País Vasco, pero hemos de encontrar el modo de encajar a la Catalunya del 2010 en ese modelo que ahora salta por los aires.

El dilema no es ni sólo catalán, ni sólo español. Y no se debe formular en términos de involución o secesión, sino desde la reforma constitucional razonable y coherente con el tránsito de 32 años de constitucionalismo autonomista que excluye la independencia de sus nacionalidades, pero que debe dar cuerpo a ese concepto de manera distinta al actual. Podemos y debemos seguir. Evitando la frustración de unos y de otros. Y es posible hacerlo sin hacer saltar el Estado que es más fuerte que el sectarismo de los políticos que dicen servirle’.

Temas: ,

9 Comments en “‘El Estatut del 2006 no cabe en la Constitución según el criterio de unos y de otros. No es deseable que los catalanes estén decepcionados y, menos, que se incremente el sentimiento de desafección a España y crezca el independentismo’”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. lolita - Jueves, 27 de mayo de 2010 a las 21:01

    Pero que catalanes? los únicos que están decepcionados son los independentistas que no consiguen sus caprichos,los ciudadanos bantante tienen con luchar por vivir lo mejor posibler y pagar impuestos ya que estos sres.. se llevan el dinero y los trabajadores solo hacemos que pagar.

  2. LluisC - Viernes, 28 de mayo de 2010 a las 13:59

    “los únicos que están decepcionados son los independentistas que no consiguen sus caprichos”.
    Ho has entés al revés això…..

    Per un independentista, com més retallin aquest estatuet, millor.
    Quans més articles siguin rebutxats, millor que millor.

  3. LluisC - Viernes, 28 de mayo de 2010 a las 14:01

    I en quan als im postos, també ho tens mal entés. El que s’emporta els impostos és lEstat Central, que després el mal reparteix.
    Informa’t una mica abans de dir les coses, no costa gens.

  4. Tomás - Martes, 1 de junio de 2010 a las 18:14

    La única “reforma constitucional razonable y coherente con el tránsito de 32 años de constitucionalismo autonomista” (SIC), no es, obviamente, la que enuncia Zarzalejos (con el objeto, supongo, de que le encarguen más artículos o le den una columna, como a Ónega, en La Vanguardia.
    La única refundación nacional de España sería aquélla que instaurara el unionismo español republicano frente al confederalismo antiespañol borbónico y acabe de una vez con la naturaleza antinacional, antidemocrática y antisocial del régimen juancarlista y su imparable dinámica de “taifismo” neo-feudal, que en estos momentos converge con una crisis sistémica del orden capitalista, de alcance devastador.

  5. LluisC - Martes, 1 de junio de 2010 a las 18:38

    Tomás: Mira, amb la Constitución Española, feu el que vulgue-ho o us sembli millor, només faltaría. Nosaltres, arribat el moment ja farem la nostra.

  6. Tomás - Martes, 1 de junio de 2010 a las 19:58

    LluisC | 1 de Junio de 2010 a las 18:38: De il.lusió també es viu, LluisC.

  7. Tomás - Martes, 1 de junio de 2010 a las 20:38

    Benvolgut LluisC (1 de Junio de 2010 a las 18’38 h.): Te supongo firme postulante del derecho de autodeterminación.
    Yo también lo postulo:
    Deseo fervientemente que llegue el ansiado día en que, civilizadamente, mediante referéndum, se pregunte a los electores catalanes si quieren -o no- seguir siendo ciudadanos españoles. Y esto, claro es, con todas las consecuencias jurídico-políticas que del ejercicio de este derecho se derivan; es decir, quienes no quieran ser ciudadanos españoles perderán esta condición, aunque podrán gozar de un estatuto especial de “residentes” de duración indefinida, con derecho al libre establecimiento en todo el territorio nacional y con derecho también, si así lo desean, a buscar un nuevo país de acogida que permita en su legislación defender el fraccionamiento territorial por razones étnico-cultural-identitarias.
    El ejercicio del derecho de autodeterminación antes planteado,satisfará también a quienes queremos ser ciudadanos españoles porque podremos serlo con plenitud, es decir, iguales ante la ley y en condiciones sociales de desarrollo, sin que gente como tú, benvolgut LluiC, ni tus amigos separatistas, nostálgicos de la Edad Media y racistas nos asesinen, opriman y expolien.
    Y sin que unos listos se pongan a vuestro rebufo para dividirnos y vivir del cuento. ¿Quiénes queremos ser españoles?

    Comparte este artículo:

  8. Sinceridad - Jueves, 3 de junio de 2010 a las 15:09

    Donde no cabe es en los españoles de mentalidad y nación CASTELLANA y de talante SUPREMACISTA y excluyente de todo lo que, aun siendo español, no sea esa cultura, lengua y raza superior castellana ( perdón, española para vosotros, claro). Lógico: ¿cómo va a caber en una mente así?

  9. LluisC - Jueves, 3 de junio de 2010 a las 15:34

    Tomás: Ho tens mal entés tot aixó:
    En el referemdum, no es pregunta si vols “deixar de ser” quelcom. Es pregunta si “vols ser quelcom”.
    Es clar que si surt que si perde´rém la condició d’espanyols, de això es tracta (el que vulgui, només faltaría).pèrò, el que no dius es que ESPAÑA PERDERIA L’ADMINISTRACIÓ DE CATALUNYA, TERRITORIALMENT PARLANT. Això o bé no ho saps, o t’ho calles (m’agradaría pensar que fos per ignorància, no per mala fe).
    A més, el referendum es sitúa al final de procés.
    Primer es declara unilateralment amb les majories parlamentaries exigides internacionalment (que és sens dubte el que costarà més), i després de les gestions internacionals, el referendum.
    Des del moment de la declaració d’independència la legislació espanyola queda derogada automàticament
    (són les normes i costums internacionals) en territori català.
    Tot l’espanyolam us penseu que la independència us-la hem de demanar a vosaltres i que tot es basaría en el referendum.
    Doncs, no, el refrendum és la part més fàcil. El difícil és obtenir una majoría parlamentaria que proclami l’Estat Català.
    Que us pense-ho que no està estudiat i ben estudiat tot això??
    El difícil, repeteixo, és obtenir aquesta majoría al Parlament. Tot lo altre no són més que tràmits, exigits per la legislació internacional, res més.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.