Cataluña

El ex dueño de Burberry España se llevó presuntamente más de 13 millones de euros

[&hellip

Redacción
Lunes, 7 de junio de 2010 | 16:42

Eugenio Mora Olivelles es, según consta en el sumario, la persona que más beneficio obtuvo de toda la presunta trama de corrupción del caso Pretoria. El empresario se encargaba de cubrir las inversiones que los miembros de la trama necesitaban para llevar a acabo las operaciones.

La persona que más dinero ha ganado con los pelotazos de Santa Coloma de Gramanet, Badalona y San Andrés de Llavaneras no es Luis García Luigi, tal y como hasta ahora se había publicado, ni ningún cargo público, sino Mora, empresario y ex dueño de la empresa Burberry España quien se ha embolsado, según consta en el sumario de la Audiencia Nacional y este lunes ha publicado El País, más de 13 millones de euros. Los investigadores han calculado que la trama defraudó en total unos 30 millones de euros.

El empresario Mora era el encargado de invertir una cantidad de dinero suficiente -hasta 11 millones, por ejemplo-, desde paraísos fiscales, introduciéndolo en España, para, una vez obtenidos los beneficios, volver a sacarlos del país.

Modus operandi

En 2005, en el despacho de los abogados Petrus -de donde toma nombre la operación judicial- se requisó un informe de operaciones de lo que ocurrió poco tiempo después y en el que aparecen, entre otros, los nombres de Luigi y Mora: compraban una empresa con algún proyecto bloqueado, invertían en terrenos, esperaban que el ayuntamiento recalificara el suelo y vendían. Eso hicieron, por ejemplo, con el Centro Comercial Gramanet S.A. Los implicados en esa operación están ahora imputados por el caso Pretoria: Luigi, Bartomeu Muñoz, Manuel Dobarco, Pascual Vela y Emili Mas.

Lo mismo hicieron en San Andrés de Llavaneras: compraron, recalificaron y vendieron. Y la mayoría de los implicados en la operación están ahora imputados. Sin embargo, en el caso de Badalona hay alguna diferencia. No hay una recalificación en medio de la operación y sí una maraña de pagos y comisiones, como publica El País, y la venta de un solar por parte de la administración pública por debajo de su precio de mercado.

Podría quedar impune

En total, la empresas controladas por Mora ganaron en estas tres operaciones unos 14,7 millones de euros, que descontado el coste de abogados e intermediarios, un 10%, según Hacienda, le quedarían al empresario algo más de 13 millones. Y, sin embargo, Mora puede que no sea condenado.

Los abogados del empresario presentarán la defensa en dirección a que Mora solo invertía y que era Luigi quien controlaba el tema del supuesto tráfico de influencias y pagaba las comisiones ilegales. De hecho, la única imputación real a Mora, según sus abogados, puede ser la de sacar el dinero fuera de España sin tributar, pero para eso ya ha acordado, según publica El País, que devolverá 27 millones de euros a la Agencia Tributaria, de entre estos alguno de los ganados con el caso Pretoria.

Temas: ,

2 Comments en “El ex dueño de Burberry España se llevó presuntamente más de 13 millones de euros”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. POSEIDÓN - Martes, 8 de junio de 2010 a las 11:03

    Petrus, Eugenio Mora y otros muchos catalanes que mencionaremos en el próximo libro que editaremos en París en septiembre de este año, “La Endogámia de la Burguesía Catalana” solamente son un claro ejemplo de la golfería del “ejemplar empresariado catalán”.

    Petrus tenía su despacho, personalmente, en su yate anclado normalmente en Montecarlo en donde tenía residencia y un gran lujoso piso. De cuando en cuando atracaba -en el amplio sentido y significados de la palabra- en Barcelona en donde también tenía abogados que trabajaban a sus ordenes y socios en Madrid y resto de España.

    Eugenio Mora al vender sus derechos de representación de Burberry España a la central y propietaria de la marca radicada en Inglaterra, tuvo que repartir los altos beneficios obtenidos entre su mujer, de la que se divorció, Carmen y no se si su hijo Eugenio consiguió un pellizco pero si continuó trabajando para sus amos ingleses y papá también retuvo cargo e ingresos mensuales y sobre todo movió bastardamente sus millonarios beneficios que ahora conoceremos en detalle para que sirvieron.

    Esto solo acaba de empezar y nuestro libro dejará desnudas a cerca de cien familias “millonarias” nietos de negreros -indianos- incluyendo a esa gran familia andorrana con enorme protagonismo en los últimos años en Barcelona y resto de España.

    Pero, Eugenio Mora, podría quedar impune.

    “En total, la empresas controladas por Mora ganaron en estas tres operaciones unos 14,7 millones de euros, que descontado el coste de abogados e intermediarios, un 10%, según Hacienda, le quedarían al empresario algo más de 13 millones. Y, sin embargo, Mora puede que no sea condenado.

    Los abogados del empresario presentarán la defensa en dirección a que Mora solo invertía y que era Luigi quien controlaba el tema del supuesto tráfico de influencias y pagaba las comisiones ilegales. De hecho, la única imputación real a Mora, según sus abogados, puede ser la de “sacar el dinero fuera de España sin tributar”, pero para eso ya ha acordado, según publica El País, que devolverá 27 millones de euros a la Agencia Tributaria, de entre estos alguno de los ganados con el caso Pretoria.

    Todos somos iguales ante la Ley, pero no se te ocurra robar un paquete de galletas “para matar el hambre de tus hijos” que no puedes adquirir porque llevas dos años parado y con un subsidio mínimo de vergüenza.

    Menos mal que los sindicatos nos protegen !!!!

  2. maria - Martes, 14 de febrero de 2012 a las 22:19

    Muchos millones se llevo el Mora e hijos.Y encima los pobres e ignorantes de sus trabajadore le regalaron un cuadro valorado en más de seis mil euros dicho esta de paso que el sueldo de cada trabajador no era para tirar cohetes. Los muy desagradecidos se sentian como el gran dictador en su mejor batalla.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.