España

La Abogacía del Estado rechaza la petición de que el Constitucional se declare incompetente

[&hellip

Agencias / Redacción
Sábado, 12 de junio de 2010 | 17:03

La Abogacía del Estado, dependiente del Ministerio de Justicia, ha rechazado este viernes la petición de la Generalidad y del Parlamento autonómico de Cataluña que reclamaba que el Tribunal Constitucional (TC) se declarase incompetente para dictar sentencia sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña.

El Alto tribunal había instado este martes a la Fiscalía y a los siete recurrentes del Estatuto a que presentaran sus alegaciones ante el recurso de súplica de la Cámara y el Gobierno autonómicos de Cataluña contra la decisión del propio Tribunal de rechazar la petición de estos para que el TC se declarase incompetente para sentenciar sobre el Estatuto.

La Abogacía del Estado, en su escrito, advierte que pedir a los magistrados que suspendan sus deliberaciones hasta que se renueve el órgano ‘supone invitarles a que incumplan los deberes de su cargo’ y señala que el TC actuó correctamente denegando la petición.

El incumplimiento de la renovación no es culpa del TC

‘Los preceptos impugnados en este recurso [contra el Estatuto] serán conformes o contrarios a la Constitución con independencia de que el Senado haya cumplido tempestivamente su obligación de renovar un tercio de magistrados que le corresponde’, añade la Abogacía en su nota.

Además, subraya que la falta de renovación del Tribunal ‘no puede reprocharse ni a los magistrados que continúan en funciones por imperio del artículo 17.2 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) ni al tribunal, sino al órgano que ha incumplido ese deber constitucional de designación en tiempo’, que es el Senado.

La inhabilitación perturbaría el funcionamiento del TC

Y recuerda que, si la continuidad en el ejercicio de las funciones de los magistrados del TC sólo operara durante un periodo de tiempo limitado, ‘cualquier fuerza política cuyo acuerdo fuera necesario para alcanzar los tres quintos de quórum de una de las Cámaras legislativas nacionales tendría en su mano perturbar seriamente el funcionamiento del TC, impidiendo incluso el ejercicio de sus funciones si esa misma fuerza política pudiera hacer otro tanto en la renovación del tercio de magistrados correspondientes a la otra Cámara’.

Así que, concluye la Abogacía del Estado, ‘para evitar tales amenazas’ la continuidad del ejercicio de las funciones de los magistrados del TC ‘carece de límite temporal y debe proseguir mientras el órgano constitucional obligado a asegurar la renovación del Tribunal no cumpla su deber institucional (y constitucional) de hacerlo’.

Temas: ,

4 Comments en “La Abogacía del Estado rechaza la petición de que el Constitucional se declare incompetente”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Angel - Sábado, 12 de junio de 2010 a las 21:52

    El TC terminara aprobando articulo por articulo del estatuto catalan.

    Este es el camino al que van,por eso el nacionalismo catalan intenta por todos los medios de eliminar al TC.

    El actual estatuto catalan tiene articulos anticonstitucionales que no pueden ser aprobados por el TC con esta constitucion.

    Tenemos una constitucion y no existen atajos para nadie.

  2. ¡Hola, España! - Sábado, 12 de junio de 2010 a las 22:29

    Eliminar al TC es totalitarismo

  3. Spanish - Domingo, 13 de junio de 2010 a las 04:04

    Que empiecen de una vez, y si ha de hacerse artículo por artículo, que se pongan a trabajar haciendo todas las horas extras que sean necesarias, y que acabe de una vez esta pesadilla.

    ¿No hemos tenido suficiente los ciudadanos con este infumable estatuto?

    ¡Un respeto!

    Saludos!

  4. Cordobés - Domingo, 13 de junio de 2010 a las 12:40

    Y presionar al TC es cobardía

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.