Cataluña

La fundación de Unió también está en el ojo del huracán de la corrupción política

[&hellip

Agencias / Redacción
Lunes, 26 de julio de 2010 | 17:59

Las fundaciones ligadas a los partidos siguen siendo fuente inagotable de posibles casos de corrupción. La Fiscalía de Barcelona ha presentado una querella contra quince personas, de las que tres ocuparon cargos de resposabilidad en la Fundació Catalunya i Territori, de UDC.

Los máximos responsables de la fundación cercana a Unió Democràtica de Catalunya (UDC), partido que lidera el congresista y portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, urdieron una trama, según el fiscal, de casi una treintena de empresas, Grupo de empresas IMS, gestionadas en un segundo escalón por personas que ‘carecían de una real vinculación con las empresas, actuando al modo de testaferros’.

La Fiscalía de Barcelona ha presentado una querella por apropiación indebida y falsificación de documentos mercantiles contra el presidente y los vocales de la Fundació Catalunya i Territori hasta 2007, Josep Boqué, Joan Albert López Sans y Miguel Ángel Cortés. Además, también ha señalado a José Coronado Mateu, administrador de la Constructora Pirenaica (Copisa), que desvió parte de los fondos de su empresa a pagar parte de la deuda de las empresas de la fundación de UDC.

Según el escrito del fiscal, el importe total desviado desde Catalunya i Territori hacia el grupo empresarial IMS sería de 1.786.651,46 euros. El destino final, según la Fiscalía, se desconoce. Otro querellado es el administrador de la firma Kontrast Produccions, Jordi Cuevas, que vinculó al también congresista de CiU y dirigente de UDC, Josep Sánchez-Llibre, aunque la Fiscalía General del Estado archivó en marzo de 2010 las diligencias.

Posible delito de administración desleal con varios locales

Asimismo, el fiscal ha visto indicios de un delito de administración desleal en el alquiler de cinco locales propiedad de la fundación a UDC, desde 2002, ya que desde 2005 la fundación no percibió ningún alquiler de los nacionalistas, además de la venta posterior de los mismos locales ‘por un precio sensiblemente inferior al de mercado’.

Para la Fiscalía, resulta ‘razonable’ que debido a la ‘afinidad ideológica y los vínculos estrechos entre fundación y partido’, la disposición de bienes de uno en favor del otro no se produzca necesariamente a precios de mercado, pero ‘una cosa es no obtener beneficios en la transmisión o procurar al comprador un precio ventajoso, y otra diferente es consentir el impago del alquiler durante más de cuatro años o vender cuatro inmuebles por poco más del valor catastral‘.

Unió defiende su inocencia

Unió Democràtica de Catalunya ha señalado en un comunicado que la Fundació Catalunya i Territori ‘no tiene ninguna vinculación orgánica’ con el partido, que se trata de ‘una fundación privada que no pertenece a Unió Democràtica, tiene sus patrones y su funcionamiento independiente’.

Además, desmienten haber tenido ‘cualquier trato con IMS, ni con sus responsables’ y reiteran que ‘no ha habido ninguna financiación irregular de Unió’, que sus cuentas han sido auditadas, son conocidas y manifiestan ‘su predisposición para atender a cualquier aclaración para investigar los hechos’.

Temas: ,

2 Comments en “La fundación de Unió también está en el ojo del huracán de la corrupción política”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. Rafael del Barco Carreras - Martes, 27 de julio de 2010 a las 17:59

    En su escrito al Juzgado de Instrucción de Barcelona de guardia, el Fiscal presenta querella contra doce personas, entre ellas el presidente y los vocales de la Fundación Catalunya i Territori hasta el año 2007, Josep Boque, Joan Albert López Sans y Miguel Ángel Cortes, respectivamente.

    Uno de los querellados es el administrador de la Constructora Pirenaica (Copisa), José Coronado Mateu, que destinó parte de los fondos de su compañía para pagar parte de la deuda de las empresas vinculadas a la Fundación.

    El importe total desviado desde la Fundación hacia el grupo empresarial IMS S.L. alcanza la cifra de 1.786.651,46 euros, cuyo destino final se ignora, indica el fiscal en la querella.

  2. Don Nadie - Miércoles, 28 de julio de 2010 a las 14:03

    Iginate si les dieran mas automia…

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.