Opinión

Tarde de Kalimocho

‘Ya desfilaban los furgones de la policía cuando los gritos procedentes del interior del bar de la plaza les ha obligado a detener la marcha. El F.C. Barcelona iniciaba su remontada frente al Sevilla’.

Jordi Bernal
Domingo, 22 de agosto de 2010 | 17:37

Plaza barcelonesa del Raspall, en el barrio de Gracia, donde policías y periodistas superaban en número a manifestantes, este sábado (foto: LVdB).

La plaza del Raspall permanece férreamente acordonada por una quincena de furgonetas policiales. Los petos y brazaletes distintivos de los medios de comunicación superan en número al grupo de manifestantes que dice estar allí para dar fe de la desconvocatoria de la manifestación. A su vez este grupo destaca entre la veintena de policías sin uniforme por la uniformidad de la indumentaria. Mientras los policías optan por el estilo casual del recién duchado y salido del Dir, los jóvenes desconvocantes eligen la estética de casco viejo de Bilbao. Aportando, eso sí, el toque autóctono con alguna camiseta del Barça entre destintadas efigies del Ché Guevara. El plató, pues, está listo para la acción.

Hay, sin embargo, un deje de rutina en las imprecaciones gritadas a la policía, algún melifluo amago de porrazo y la detención del portavoz de los manifestantes desconvocantes. De momento, la acción no corresponde precisamente a una superproducción hollywoodiense. Con el fin de sumar metraje, se suceden las declaraciones de improvisados portavoces. Algunos periodistas piden a uno de ellos que repita las declaraciones en castellano. Su rapidez en el cambio idiomático despierta un pequeño debate entre sus compañeros que finalmente es zanjado por un posibilismo de corte leninista. “Ja ens va bé que ens escoltin a Espanya”.

Las expectativas del guión casi quedan cumplidas cuando la policía ha cargado contra otro grupo de manifestantes en las inmediaciones de la plaza. Sin embargo la levedad y la rapidez no ha facilitado la espectacularidad visual. Algunas declaraciones más y planos de recurso. La plaza volvía a la calma húmeda justo al anochecer. Ya desfilaban los furgones de la policía cuando los gritos procedentes del interior del bar de la plaza les ha obligado a detener la marcha. El F.C. Barcelona iniciaba su remontada frente al Sevilla.

Jordi Bernal es periodista

Temas: , , ,

2 Comments en “Tarde de Kalimocho”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. angel - Lunes, 23 de agosto de 2010 a las 19:08

    Ha bajado el nivel. Mucho. ¿Estaba Laporta?

  2. FUERA SEPARATAS - Lunes, 8 de noviembre de 2010 a las 20:14

    Y si ha fracasado el Estado de las Autonomías, ¿ahora qué se puede hacer?

    Hay algunas competencias que tendría que recuperar la Administración central. Un ejemplo que no debería acarrear conflictos políticos internos sería la Sanidad. La Educación sería un tema mucho más conflictivo. Pero la gran reforma que habría que poner en práctica sería que, en lugar de que las autonomías vivan en un 90% de las transferencias de la Administración central del Estado, tuvieran que recaudar para sus necesidades con sus propios impuestos.

    ALBERTO RECARTE DICE:

    Pero esto supondría el desmoronamiento del actual modelo de financiación autonómico

    Hay que asegurar la igualdad entre los españoles en aspectos básicos como pensiones, prestaciones de desempleo, subsidios, Educación, Sanidad y servicios sociales. El resto debería financiarse con impuestos autonómicos. El problema es que tenemos 17 autonomías y más de 8.100 municipios, y hemos generado una casta de políticos autonómicos irresponsables, primero nacionalistas, después los del PSOE del sur y luego todas las del PP.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.