‘PhotoLaporta’

15.09.2010 | 14:44
 

Historia de una fotografía:

Joan Laporta, en su etapa de presidente del F.C. Barcelona.

Yo fui a Barcelona a hacer un ’24 horas’ [un seguimiento fotográfico de 24 horas de duración] del programa ‘Punto pelota’, sobre el partido Barcelona-Madrid. Hice todos los preparativos previos, el programa… duró hasta las tantas y me dejo reventado, así que me fui a dormir en cuanto pude. Cuando ya estaba en el hotel me llamó un compañero y me contó que estaba en una discoteca y que estaba Laporta en una actitud un poco alegre. Me volví a vestir y me marché para allá. Esto era la una y media de la madrugada.

Llegue a la discoteca y en efecto encuentro al señor Laporta con gente de su directiva. Estaban en una zona, digámoslo así, privada, en un rincón. En ese momento yo no quise hacer ninguna fotografía porque según mi criterio estaba en una zona privada, en un acto privado suyo.

En un momento el decide irse al medio de la pista, abrir botellas de champan y regar a la gente. Hay una persona que se enfada incluso, y curiosamente esta persona es recriminada por la seguridad del local. En ese momento yo decido que aquello ha dejado de ser algo privado y lo ha convertido en un acto público… y decido acercarme a él. Saqué mi camarita pequeña que llevo siempre encima, no un móvil como se ha comentado por algún lado, y le hice las fotografías de frente.

No fue ni un robado ni una fotografía a traición… fue con flash y de frente. Pero no fui el único que la hizo; quizá como yo soy un profesional supe valorar las fotos que estaba tomando pero estoy seguro de que hay gente en Barcelona que también tiene fotos de esa noche, pero es posible que esas fotos en Barcelona no se publiquen nunca… es el poder de los clubs de futbol.

No me esperaba la repercusión que tuvieron estas fotos. Ha sido un año de toda clases de comentarios y acusaciones, y algunas palmaditas en la espalda también. Profesionalmente me ha venido muy bien ya que ha permitido afianzarme en el medio de comunicación para el que trabajo y que, por otro lado, me respaldó muy bien.

Volvería a hacer la foto, y si fuera otro personaje, un político u otro también.