Opinión

Gobernar, ¡esa es la cuestión!

‘Y si Sarkozy no le parece buen ejemplo, bien haría en tomar nota de otro gobernante, en este caso presidenta, que en lo que a tomar decisiones se refiere tampoco le tiembla el pulso’.

Carina Mejías
Viernes, 17 de septiembre de 2010 | 07:23

Esta semana tiene como protagonistas a dos gobernantes que entienden bien lo que significa la palabra gobernar, es decir, ejercer la dirección, la administración y el control de una comunidad, tomando decisiones, aunque a veces no gusten, que nadie quiere perder el mando.

Nicolas Sarkozy y Esperanza Aguirre lo saben y lo ejercen. Saben que si hay que decidir, se decide; si hay que legislar, se legisla. Lo habitual es hacerlo por interés general, para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y hacerlo en su justa medida, para que las normas no resulten un estorbo, en lugar de un remedio.

El presidente de Francia ha dejado muy claro que, por mucha soberanía que haya cedido a las altas instancias europeas, nadie le va a decir cómo gobernar su país. Francia es para los franceses y no está dispuesto a que alguien abuse y se ampare en supuestos derechos étnicos o culturales para campar a sus anchas y saltarse la ley.

Sarkozy y Zapatero, con Aguirre en un segundo plano, en la visita a España del primero en 2009 (foto: elmundo.es).

Advierte a los extranjeros que la liberté de los demás empieza dónde acaba la de los franceses, la fraternité está muy bien, si no les incomodan, y la égalité tiene sus límites para todo aquel que llegue a Francia como ilegal y se compruebe que no tiene la más mínima intención de vivir en unas condiciones dignas, ni de ganarse la vida honradamente. A los franceses les sale a cuenta regalarles un billete de vuelta y pedir cuentas al país de origen por el dinero que recibieron y debieron invertir en mejorar sus condiciones de vida para que no tuvieran que emigrar. Y a quién no le guste, que se los lleve a su casa. Así de claro.

Es todo un ejemplo, que en tiempos de lo políticamente correcto un gobernante sea la voz de sus ciudadanos, se atreva a hablar claro y sobre todo a decir la verdad. Los franchutes nunca me han caído simpáticos pero ¡qué envidia de presidente! Eso son agallas, las que le faltan al nuestro que permite continuos órdagos de los marroquíes sin darles réplica, y así estamos, soportando impertinencias de sus diplomáticos, tolerando humillaciones a nuestras policías y aguantando bloqueos y amenazas de rebelión en Melilla. Ni una decisión, ni una respuesta, nada. Así está el orgullo patrio, amedrentado por el nacionalismo y abochornado por nuestra falta de autoridad en el exterior, con fama de débiles y de paganos, que el último secuestro nos salió por un pico a todos los españoles.

Y si Sarkozy no le parece buen ejemplo, bien haría en tomar nota de otro gobernante, en este caso presidenta, que en lo que a tomar decisiones se refiere tampoco le tiembla el pulso. En tiempos de crisis, no está uno para tonterías. Si descubre que alguno de los suyos ha metido la mano en la caja, se le manda a su casa sin miramiento. Si a un responsable político, por muy héroe que sea, le pillan in fraganti poniendo en riesgo la seguridad del tráfico, se le cesa. Y si hay que recortar el gasto público, mejor empecemos por aquellos que, cobrando sueldo del erario público, convocan huelgas y acuden a mítines en horario laboral. Y así se acaba la fiesta.

Dice Montilla que Aguirre tiene la pretensión de ser la Thatcher madrileña, como si fuera un descrédito; ya quisiera él. Y ya quisiera yo que Zapatero tuviera la pretensión de parecerse, ni siquiera un poquito, a Sarkozy. Pero va ser que no.

Carina Mejías es diputada autonómica del PP

Temas: , , ,

9 Comments en “Gobernar, ¡esa es la cuestión!”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. DLM - Viernes, 17 de septiembre de 2010 a las 08:03

    En el tema de inmigración y sin discutir la gran diferencia que existe entre Sarkozy y Zapatero en la toma de decisiones, creo que, en nuestro caso, existe un aspecto diferencial importante en la política de nuestro Presidente; me refiero a la decisión de ” papeles para todos ” que en su momento lideró el Sr. Caldera secundado por la progresía de nuestra querida España. Aquella decisión, enmascarada en el slogan de solidaridad con los inmigrantes, llevaba una carga política de gran calado. Me refiero al objetivo final de la masiva legalización que, en mi opinión, no es otro que el ampliar el segmento de los potenciales votantes de izquierdas, primero en la Municipales y después en las Autonómicas y Generales. Que todo ese proyecto afecte negativamente al mercado de trabajo, a los Servicios Sociales, a la seguridad Ciudadana etc. etc. al Sr. Zapatero le importa bien poco o nada. Así que, en esta materia, lo de menos bajo mi punto de vista, no es únicamente la falta de talla política de nuestro Presidente, lo peor es que para mantenerse en el Poder, es capaz de cualquier cosa.
    Saludos y hasta la próxima participación.

  2. Quatre i el Gat - Viernes, 17 de septiembre de 2010 a las 09:04

    ¡Qué bonito…..! ¡Que bién descrito por la Sra. Mejías….! ¡Es la leche!

    O sease, que Sarkozy lo hace de muerte.

    ¿Cuántos “pantalones” puso el PP ante el problema de la inmigración al “estilo Sarkozy” del que habla la Sra. Mejías? Se lo diré claramente: Zero Zapatero.

    ¿Y sabe Vd. por qué? ¡Muy sencillo!

    Al PP ya le interesaba una mano de obra baratísima para su Neo-Liberal forma de estructurar una economía basada en “mano de obra ultra-mega barata”, y a partir de ahí y con la eclosión apoteósica de la Burbuja Inmobiliaria, los ricos, ¡se hicieron mucho mas ricos! y el PP ayudó a que España y los Españoles empobreciéramos enormemente.

    De modo que, Sra. Mejías, aplaudo lo de Sarkozy, detesto muchas de las actuaciones de ZP en esta materia, pero, reconózcame que ZP siguió la misma “maravilla de aznar” ó “la misma porquería de aznar”.

    ¡Un respeto!

    Y, natural que entre Sarkozy y Aznar… en fín… ¡sobran las comparaciones!

  3. Angel - Viernes, 17 de septiembre de 2010 a las 11:14

    Sarkozi tiene mucha razon.El problema de los gitanos es un problema de la UE y solo es posible solucionarlo con una politica europea y no de solo un estado.

    Los gitanos son personas y no se les puede dejar a su suerte porque el problema no se solucinara nunca,por eso es necesario un plan a largo plazo para que esta gente cambie y sean como los demas con derechos y deberes.

  4. DLM - Viernes, 17 de septiembre de 2010 a las 13:30

    !!!!reconózcame que ZP siguió la misma “maravilla de aznar” ó “la misma porquería de aznar”!!!

    Es cierto que en la etapa de Aznar también se favoreció la inmigración, pero hay una sensible diferencia; cuando Zapatero llegó a la Moncloa aproximádamente había 600.000 inmigrantes legalizados incorporados a un mercado de trabajo en etapa de expansión y con un crecimiento notable de la economía. Zapatero regularizó, bajo el lema de ” papeles para todos “, a unos 2.000.000 de inmigrantes y ya empezaba a ralentizarse el crecimiento económico. Creo que la diferencia es importante y nos ha colocado en una situación bastante dificil, con unos costes Sociales disparados, una Sanidad saturada, una Educación que ve sus recursos agotados y un clima social peligroso. Esta es una de las herencias de Zapatero y no pienso que sus objetivos fueran de solidaridad con los débiles.

  5. Quatre i el Gat - Viernes, 17 de septiembre de 2010 a las 15:18

    DLM, tiene Vd. toda la razón, y yo estoy completamente de acuerdo.

    El “papeles para todos” hizo que quienes estaban a la sombra, (en la economía sumergida) aflorara a la “relativa normalidad” y eso ayudó a abrir la veda de una llegada ingente de inmigración a nuestra España.

    Pero ni lo uno ni lo otro entran en contradicción.

    Aznar aprovechó la inmigración y siguió aumentando la economía sumergida, el abaratamieno de costes laborales, y todos esos trabajos se hacían en las condiciones mas miserables que jamás hayamos tenido… Y, a consecuencia de él, (primero) y de ZP (después), nos encontramos a día de hoy con unas políticas de empleo y de sueldos que hace que a día de hoy tengamos en España un nivel salarial muy por debajo de lo que se lleva en Europa.

    La responsabilidad, ni se la quito ni se la pongo a nadie, pero, ambos son cómplices de la misma miserable actuación laboral. Y las consecuencias a día de hoy, a la vista están.

  6. DLM - Viernes, 17 de septiembre de 2010 a las 16:50

    Quatre i el Gat

    Estoy de acuerdo con Vd.; únicamente trato de resaltar algunos aspectos diferenciales que, bajo mi punto de vista, son importantes.El primero es cuantitativo, ya que el papeles para todos se aplicó de forma masiva. El segundo, cualitativo, ya que la legalización se hizo con ” unos criterios ” bastante cuestionables. El tercero, el crecimiento de la economía ya se estaba ralentizando y no se justificaba la regularización de tanta mano de obra. Y el cuarto y quizás el más criticable es que, desde mi punto de vista, se ocultó bajo el slogan de la solidaridad un objetivo político, ampliando masivamente un segmento de la población cuya tendencia de voto es mayoritario de izquierdas o mejor dicho, lo será en las próximas Municipales y después en el resto de Elecciones y sino…..al tiempo.
    Un saludo.

  7. ciudadanos fa mes pena que el meu teclat - Viernes, 17 de septiembre de 2010 a las 19:22

    Aix[o de deportar gitanos en trens es veu molt, per[o que molt lleig. Com alg’u ha dit, per derrotar a lepen han assumit el discurs de lepen.

  8. DLM - Viernes, 17 de septiembre de 2010 a las 19:39

    comentario de las 19:22 hrs.

    Es una verdadera lástima que haya individuos que utilizan algo tan importante como el Derecho Fundamental de la Libertad de expresión para decir !!! semejante parida !!!.

  9. Ufrasico - Lunes, 20 de septiembre de 2010 a las 10:30

    Mandar, y mamar de los presupuestos, esa es la cuestión.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.