España

Huelga no general

Según qué periódicos se lean hoy -ya sean conservadores o progresistas- parecerá que la jornada de ayer fuera dos distintas, pese a que sí hay una cosa común, la huelga no fue general y sí, en todo caso, sectorial.

Redacción
Jueves, 30 de septiembre de 2010 | 14:35

Portadas y editoriales de la prensa del día después a la jornada del 29S ponen de manifiesto, altercados de Barcelona entre okupas y mossos aparte, que la huelga general ni fue general ni tuvo el impacto que los anteriores seis paros generales que ha vivido España desde la restauración democrática. El dato fundamental, la leve caída de la demanda energética.

Participación de las distintas huelgas en la España democrática (gráfico: 'El Mundo').

En cuanto a datos, el editorial de Abc destaca que el Gobierno no entrase en una ‘guerra de cifras’ con los sindicatos, cumpliendo el ‘guión’ que, según el diario de Vocento, habían planificado ‘UGT, Comisiones Obreras y el Ejecutivo socialista’ de no ‘romper la cuerda que los sigue uniendo por intereses recíprocos’. Unos intereses que se descomponen en ‘paros sectoriales’, es decir, la huelga no fue general fueron unos paros ‘intensos en industria, siderurgia, puertos y, con matices, transportes; y mucho menos relevante en comercio, sanidad, servicios o educación’.

Para Abc, el fracaso fue general, como lleva a portada el diario y la ‘derrota’ de la jornada se la llevaron los sindicatos y el Gobierno, como lleva el titular de su único editorial del día, porque: ‘La situación no ha cambiado, salvo en el desgaste aún mayor que han sufrido el Gobierno y los sindicatos, por haber adulterado sus papeles institucionales en una situación de crisis. La sociedad se ha dado cuenta y ayer lo demostró‘.

‘Fracaso’

El mismo titular de portada lleva El Mundo: ‘Fracaso general’. Titular que pasado por el editorial no carga contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como sí hace Abc: ‘Los sindicatos, noqueados por su huelga’, en el que pone de manifiesto -datos a un lado- el ‘descrédito’ de las centrales sindicales y la escasa participación de los ciudadanos, ‘a pesar de la acción de piquetes violentos que paralizaron el transporte por carretera, lograron impedir la salida de los autobuses urbanos, bloquearon accesos estratégicos y dificultaron el abastecimiento de los mercados centrales’.

Portada, hoy, de 'La Razón'.

‘No hay duda de que los sindicatos salen muy debilitados de esta convocatoria, con mucho menor seguimiento que la última contra el PP y ya no digamos de las que se organizaron en la etapa de González’, asegura el editorialista de El Mundo, que recuerda también que ‘el paro de ayer va a ser inútil porque el Gobierno carece de margen para dar marcha atrás en sus políticas, a diferencia de lo que sucedió en anteriores huelgas’.

La Razón va más allá en su portada: ‘Fracaso de la huelga borroka’. Y centra su editorial en cargar contra el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, considerando que ‘ha actuado atendiendo al cálculo más beneficioso para sus aspiraciones políticas en vez de cumplir sus deberes como ministro, lo que implicaba mantener el orden y defender los derechos de los trabajadores a trabajar’. Es decir, le acusa de haber permitido los piquetes sindicales no informativos.

En ese sentido, para el diario de Planeta, pese al ‘guante blanco con el que el Gobierno en general trató ayer a los huelguistas’ no sirvió ‘para que los trabajadores y los ciudadanos secundaran ampliamente la protesta’. Así, los sindicatos, dice el editorialista de La Razón, ‘han dilapidado el caudal de prestigio acumulado desde la Transición y se han convertido en gestoras de sus propios intereses y privilegios‘.

La Gaceta, de Intereconomía, por su parte responsabiliza de lo que considera ‘fracaso’ a los responsables sindicales, Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CCOO), al presidente del Gobierno y carga contra… el diario Público: ‘hojita parroquial del sindicalismo’ y ‘órgano oficioso del zapaterismo’. La Vanguardia, para cerrar el apartado de periódicos conservadores, lleva a portada el titular escogido para este resumen: ‘Huelga no general’, curiosamente matizado con un editorial en el periódico del grupo Godó que llama a no definirse: ‘Una huelga no muy general’.

La Vanguardia -en su único editorial- no da por seguro que Zapatero no ceda a las presiones de los sindicatos: ‘Hay que preguntarse si la huelga general llevada a cabo ayer en España servirá para crear más empleo, para sacar al país de la crisis o para garantizar el futuro de las pensiones. Para nada de ello. Está por ver si conseguirá hacer retroceder al Gobierno en el camino de las reformas estructurales y de ajuste del gasto público que ha emprendido en los últimos meses, tal como pretenden los sindicatos. Eso se comprobará en los próximos días‘.

‘Éxito’

En el ámbito de los diarios progresistas, destaca El País en portada con una contundencia fuera de toda duda: ‘Zapatero mantendrá la reforma laboral tras una huelga de impacto moderado’. Si en los periódicos conservadores la palabra más repetida es ‘fracaso’, en los del ámbito de izquierda la palabra clave es ‘discreto éxito para los sindicatos’. Así es como define el diario de Prisa la jornada de ayer, que invita a la reflexión.

Sin embargo, el editorialista de El País recuerda a los sindicatos que no pueden ‘reclamar el capital popular para exigir la eliminación de la reforma laboral y la rectificación de las decisiones económicas de los últimos meses’, pues no hubo ayer una ‘huelga masiva’ que, según interpreta el editorial, no es percibida por la ciudadanía como la solución a la crisis. Es decir, ‘no tendría credibilidad alguna la convocatoria de otra huelga general’, y pide a las centrales sindicales que eviten el ‘enfrentamiento directo’ con el Gobierno.

El Periódico atina en portada al diferenciar la huelga sindical de la huelga general. El diario del Grupo Zeta no entra en declarar un vencedor de la jornada del 29S: ‘En una democracia madura como la nuestra, y en la situación que vive el país, carece de sentido hablar de triunfo o fracaso de una huelga general. Oír la palabra éxito en boca de sindicalistas o de políticos suena frívolo’.

Portada, hoy, de 'Público'.

De todas maneras, El Periódico considera en su editorial que sí hay motivos para defender la huelga general: ‘Los motivos de esta movilización existen y son importantes, quizá más que en otras ocasiones’ y recomienda a CCOO y UGT que defiendan ‘eficazmente los intereses de los trabajadores en una economía globalizada y en recesión, donde las recetas que hace seis meses eran buenas, ahora son contraproducentes; en un mundo donde los llamados mercados ponen firmes a los gobiernos’. Y les tira de las orejas, suavemente, eso sí, pues esta defensa no puede hacerse ‘solo con los piquetes informativos’.

Finalmente, Público -que no publica editoriales- se posiciona claramente a favor de los sindicatos, ya en su portada: ‘La huelga general triunfa en las fábricas y los transportes y registra un seguimiento modereado en otros sectores’. Para el diario de Mediapro, ‘La industria se para’ y ‘la gente se mueve’. Movimiento, sí, pero no masivo, al menos según los asistentes a la manifestación que tuvo lugar en Madrid, ayer por la tarde, que aglutinó a poco más de 17.000 personas.

Temas: , , , , , , , ,

3 Comments en “Huelga no general”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. váyase señor zapatero váyase - Jueves, 30 de septiembre de 2010 a las 16:13

    Que les den por saco a los malditos piquetes, uno de los parásitos que me impedía entrar en mi oficina recibió un buen puñetazo. ¡Menos “vaguear” y más dar el palo, gandules!

  2. caesarsoy - Jueves, 30 de septiembre de 2010 a las 17:01

    Una cosa hay que decir también… Más que un día de huelga, fue un día de coacción, amenazas, daños materiales y agresiones… Todo eso delitos perfectamente tipificados en el Código Penal. Fue un día de delitos y desmanes. Un día en que todos estuvimos a merced de unos sindicatos delincuentes compuestos por vagos y maleantes…
    Habría que pasarles ahora la factura… Los dos sindicatos convocantes, son, como mínimo responsables civiles de todos los daños causados. Si se reclaman judicialmente hay muchas posibilidades de que los Tribuales estimen las denuncias o demandas… Vamos pues al Juzgado!! ¡Veremos si hay o no justicia en este País!

  3. Mariacruz - Jueves, 30 de septiembre de 2010 a las 22:30

    Teatro pactado interesado.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.