La visita del Papa reportará a Barcelona unos ingresos de 29,8 millones de euros

29.10.2010 | 08:14
 

El Ayuntamiento de Barcelona estima que la visita del Papa Benedicto XVI los próximos 6 y 7 de noviembre podría reportar unos ingresos de 29,8 millones de euros a la ciudad. Solo en hoteles, restaurantes, compras y transportes, se espera generar 25,2 millones, y los 4,6 restantes, provendrían de la proyección de la imagen de Barcelona en el mundo.

La visita del Pontífice podría convocar a 400.000 personas, 45.000 de ellas de fuera de Barcelona. El interior y los alrededores del templo de la Sagrada Familia albergarán a 42.000 personas, que contarán con varias pantallas gigantes en las calles para seguir la ceremonia. También habrá pantallas en la plaza de toros Monumental, que se abrirá al público para poder seguir la misa. La señal televisiva podría llegar al 18% de la población mundial.

El coste del acontecimiento para las diferentes administraciones públicas catalanas, se ha estimado en más de 1,8 millones de euros, y el Arzobispado de Barcelona asumirá unos gastos adicionales de cerca de 700.000 euros.

Según ha recogido el diario Avui, el catalán será la lengua que guiará la misa de consagración de la Sagrada Familia y en la que se harán la mayoría de las plegarias y canciones (entre ellas, el Virolai), aunque también se utilizará el latín y el castellano.

Polémica por el bando municipal de bienvenida

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha publicado este jueves en los principales diarios un bando de bienvenida al Papa -únicamente en catalán- en el que se destaca el ‘significado espiritual y la dimensión mundial de Su Santidad’ y se señala que ‘nadie podría entender [la historia de la ciudad] sin la aportación fundamental que la Iglesia católica y todos aquellos que profesan la religión católica han hecho y hacen a nuestra forma de ser colectiva y a los valores que hoy propugnamos’. También propone a los ciudadanos engalanar balcones y ventanas ‘con la Señera, nuestra bandera, la que a todos los catalanes y las catalanas nos identifica, representa y hermana’.

El segundo teniente de alcalde y responsable de Acción Social y Ciudadanía, Ricard Gomà (ICV-EUiA), que ya protagonizó una polémica por unas críticas a la visita del Papa desde la revista municipal, ha reprochado el bando del alcalde asegurando que recuerda “el privilegio del catolicismo en la etapa preconstitucional” y rechazándolo porque “lleva a pensar en la Barcelona del pasado”, ya que, en su opinión, “que determinada religión tienda a monopolizar el espacio público excluye el principio de laicismo“.

Bando de bienvenida al Papa Benedicto XVI por parte del alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, publicado este jueves en los principales diarios.