PSC, CiU, ERC e ICV-EUiA ‘ratifican’ el reglamento lingüístico suspendido por el TSJC

30.10.2010 | 14:04
 

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este viernes una declaración institucional en defensa del reglamento de uso del catalán, siete de cuyos artículos han sido cautelarmente suspendididos por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por dar preferencia al catalán sobre el castellano, tras un recurso del PP.

El texto, aprobado con los votos del PSC, CiU, ERC e ICV-EUiA, ‘ratifica la aprobación definitiva de este reglamento’ y afirma que este ‘respeta los derechos individuales, los usos lingüísticos de todo el mundo’ y no es ‘excluyente’. Además, se condena el ‘uso partidista y demagógico’ que se hace del catalán, y recuerda que las leyes establecen que el catalán es ‘la lengua propia’ de Cataluña y, por tanto, ‘la lengua de uso normal’. Por último, anuncia acciones legales para ‘restablecer con todos sus efectos’ el reglamento.

“El españolismo más intransigente”

Jordi Portabella (ERC) ha señalado que “desgraciadamente estamos ante un nuevo plúmbeo y persistente ataque a la lengua catalana protagonizado una vez más por el españolismo más intransigente, pero no nos ganarán, métanselo en la cabeza”. Ha acusado al PP de buscar “la división de la sociedad catalana” y ha advertido de que “no permitiremos que el catalán acabe siendo una anécdota, como ha ocurrido en Valencia”.

Por ICV-EUiA, Ricard Gomà ha aplaudido la declaración porque “expresa firmeza política” para “continuar con una política lingüística orientada al uso normal y preferente del catalán de acuerdo a la Ley de Política Lingüística y al Estatuto de Autonomía de Cataluña”. “Defenderemos el reglamento como expresión de la defensa de nuestro autogobierno y de los derechos nacionales de Cataluña“, ha concluido.

“La conviencia y la paz social”

El presidente del grupo municipal de CiU, Xavier Trias, ha manifestado que “es muy pesado tener que pasarnos toda la vida intentando defender nuestra lengua”, y ha acusado al PP de “intentar romper la convivencia de las lenguas” en Cataluña, mientras Manuel Fraga, en Galicia, habia aplicado normativas similares.

Imma Moraleda (PSC) también ha acusado al PP de hacer “una utilización muy grave de nuestra lengua propia como arma para arañar un puñado de votos” y buscar “desestabilizar la convivencia y la paz social“.

“Consensos básicos”

El alcalde, Jordi Hereu (PSC), ha reprochado al PP que “le encuentra demasiado gusto a no sumarse al resto grupos en consensos que son muy básicos y que tocan aspectos muy fundamentales”. Según Hereu, con el reglamento “siempre hemos querido defender los derechos de todos los ciudadanos y hemos defendido que hay una lengua propia de Cataluña, absolutamente desde el respeto a las dos lenguas oficiales“. Y ha advertido al PP de “no jugar frívolamente a romper consensos básicos de este país y de esta ciudad”.

El líder popular en el Consistorio, Alberto Fernández Díaz, ha defendido fortalecer el catalán pero “sin excluir el castellano”, para lo que ha propuesto una solución: “Que a lo largo de todo el reglamento añadamos, artículo por artículo, y en castellano“. Su propuesta ha sido rechazada y el alcalde ha levantado la sesión negándole un turno de réplica que ha solicitado insistentemente.