Un año de cárcel para el imán de Cunit por graves coacciones contra una mediadora cultural

02.11.2010 | 12:48
 

Fatima Ghailan, mediadora cultural en el Ayuntamiento de Cunit (foto: Josep Lluís Sellart / 'El País').

El juzgado penal número 2 de Tarragona ha condenado a un año de cárcel al imán de Cunit (Tarragona), Mohamed Benbrahim, por coacciones graves contra Fatima Ghailan, la musulmana empleada como mediadora cultural en el Ayuntamiento de la localidad y a la que el imán y otros miembros de la comunidad islámica del municipio aislaron y acosaron por llevar un estilo de vida occidental.

También se ha condenado a nueve meses de cárcel por el mismo delito al presidente de la Asociación Islámica de Cunit, Abderramán El Osri, y se ha impuesto una multa de 730 euros a la hija del imán, Haffsa Benbrahim.

Los tres condenados, que han sido absueltos por los delitos de calumnias, no podrán acercarse a menos de 500 metros de la víctima durante los próximos dos años. Sin embargo, la sentencia es recurrible.

La alcaldesa de Cunit y senadora por Tarragona, Judit Alberich (PSC), había mostrado su apoyo a la versión de los ahora condenados frente a la víctima, asegurando que se trataba de un “conflicto privado” ajeno a tensiones en el seno de la comunidad musulmana local, reclamando a la víctima que retirara la denuncia.