Domingo, 7 de noviembre de 2010 | 19:40

Benedicto XVI ha estado 22 horas en Barcelona. Punto y final del viaje. Según el propio Papa, la visita “ha sido un día inolvidable que servirá para la evangelización”, tal y como ha comentado durante la comida ante los alrededor de 150 asistentes. Hacía 28 años que un Papa no visitaba Barcelona.

No hay comentarios en “”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.