Clavell: ‘Hace falta la creación de una unidad de Diplomacia Pública, […] la ‘smart diplomacy’ […] para influir sobre la sociedad civil y en la opinión pública de países extranjeros’

17.11.2010 | 16:56
 

Roser Clavell, viceconsejera de Asuntos Exteriores de la Generalidad y mano derecha de Josep-Lluís Carod-Rovira, este miércoles en Avui:

‘Hace falta la creación de una unidad nueva de Diplomacia Pública. Las relaciones internacionales no son exclusivas de los estados y, por tanto, tampoco lo es el uso de la diplomacia. La diplomacia tradicional, aquella que dialoga de gobierno a gobierno, continúa siendo imprescindible, pero tiene que complementarse con una nueva: la smart diplomacy. Se trata de la capacidad que tiene un gobierno para influir sobre la sociedad civil y en la opinión pública de países extranjeros, frecuentemente tan poderosas que podrían ser tratadas como unas potencias más. Esta unidad tendría la responsabilidad de proyectar la imagen, los valores y la reputación de Cataluña en el mundo y desarrollaría una estrategia de trabajo que incluiría la formación de expertos en relaciones internacionales, negociación, análisis del riesgo político, económico y de seguridad. También se encargaría de los programas de visitas de gente influyente de otros países, de la gestión de las actividades de la comunidad catalana en el mundo y del desarrollo de una marca Cataluña que se complementase con la marca Barcelona’.