Opinión

La guerra de los vídeos

‘Cuando se cierre el telón y se apaguen los focos, la realidad nos arrojará la verdad a la cara: desafección, crisis y abstención’.

Carina Mejías
Viernes, 19 de noviembre de 2010 | 09:26

Mi condición de ex diputada autonómica me permite seguir por primera vez en muchos años una campaña electoral desde la distancia. Mucho han cambiado las campañas electorales en estos últimos años. Antiguamente, se ganaban los votos con buenos líderes, con elaborados programas electorales, de mitin en mitin y de puerta en puerta.

Ahora, la irrupción de las nuevas tecnologías y el entusiasmo por las redes sociales, traza un antes y un después en la estrategia electoral. Por mucho que se esfuercen hoy los ideólogos, en política no eres nadie si no dices una sandez o no cuelgas en la red un vídeo extravagante.

En tan sólo una semana de campaña electoral, las estridencias y la guerra de los vídeos es lo único que alimenta el debate. Imágenes absurdas en las que se pretende enlatar mensajes políticos que nada tienen que ver con el honesto propósito de servir a los demás y contribuir en algo para sacarnos del atolladero económico y político en el que estamos metidos.

Es la guerra de los vídeos con la que se pretende provocar y polemizar para que se hable de uno u otro, aunque sea para mal. Así que estas elecciones los que queremos ejercer el noble deber cívico de votar podemos elegir entre la propuesta de Laporta que, en su imparable espiral de pretensiones, declarará que Cataluña es un continente con denominación de origen y nombrará embajadora principal a Maria Lapiedra, esa pornostar políglota que ha sido reclamada del paraíso televisivo de los frikies y reciclada en señuelo político.

La actriz del vídeo de las juventudes del PSC -a la izquierda- y Montserrat Nebrera, al final del vídeo presentado en esta campaña electoral por su Alternativa de Govern (fotos: vídeo).

Aunque, nada mejor para exigir atención a los suyos que los vociferantes reclamos de Puigcercós, ese valiente republicano que se ha atrevido a declarar al vecino andaluz enemigo para siempre. Si la idea nos da mareos, lo mejor es suministrarnos una buena dosis de Carreterina, que debe inocularte una suerte de alucinógeno que te permite encontrar en las encuestas la docena de diputados autonómicos a los que aspira Reagrupament.

Antes de que eso llegue, lo mejor es subirse a la gaviota del PP y hacerlos desaparecer del mapa. Si no logras contrarrestar el efecto, Ciudadanos ya tiene programada la terapia. Por si esto no fuera poco, los de Plataforma per Catalunya nos condenan a estar solos en casa. Ahí, en la intimidad del hogar, encontraremos el mejor momento para disfrutar el vídeo porno que nos propone como alternativa Nebrera, que será el preludio del placentero orgasmo que nos producirá votar socialista. Aún nos quedará algo por ver hasta que acabe la campaña.

Cuando se cierre el telón y se apaguen los focos, la realidad nos arrojará la verdad a la cara: desafección, crisis y abstención.

Carina Mejías es ex diputada autonómica del PP en el Parlamento de Cataluña

Temas: , , , ,

1 comentario en “La guerra de los vídeos”

NOTA: Sean respetuosos con sus comentarios. Se borrarán los comentarios cuyo contenido o enlaces puedan ser considerados difamatorios, vejatorios o insultantes. Recuerden siempre que las formas importan y que hay muchas formas de decir lo mismo. Gracias por participar.
  1. DLM - Sábado, 20 de noviembre de 2010 a las 11:15

    Lo que viene ocurriendo en la campaña electoral de las Autonómicas en Catalunya, es un fiel reflejo de la degradación de la Sociedad en su conjunto. Estamos inmersos en una carrera en la que el fin justifica los medios y de ello, quizás, los máximos responsables son una mayoria de políticos que han visto en esa actividad, una profesión en la que se pueden labrar un brillante presente y un dorado futuro. Para ello no les hace falta una preparación profesional, ni una demostrada experiencia; primordialmente lo que necesitan es una baja catadura moral y una ” cara dura como el cemento “. Eso si, una cierta facilidad de palabra y punto. A partir de esa sólida base, se encuentran con un terreno perfectamente abonado para desarrollar su actividad, contando además con el dinero de nuestros impuestos para financiar ” su carrera hacia el éxito “. Todo les ampara para ello; tienen bajo su bota todos los resortes de llamado ” Estado de Derecho “, alimentan al gran capital con leyes y normas a su medida, a los Sindicatos con cuantiosas subvenciones y a sus redes Sociales y de Comunicación con financiación sin límites……..y así nos luce el pelo. Cada cierto tiempo, cuatro años, ” se someten a la dictadura del Voto ” y lo más que les puede pasar es que cambie el turno y unos pasen a primer plano y otros se mantengan en la oposición a la espera de una nueva oportunidad; eso sí, en la mayoría de los casos, manteniendo la mayor parte de sus privilegios económicos y sociales. No nos debe de sorprender, en absoluto, lo que está ocurriendo y el problema o mejor dicho, uno de los problemas que tiene el común de los ciudadanos, es encontrar entre toda este ponorama de corrupción, a alguien en el que confiar y darle su Voto, con la ” ilusión ” de que algo pueda llegar a cambiar a mejor…………
    Tenemos una situación muy dificil delante de nuestras narices y lo peor, desgraciadamente, no es el lamentable espectáculo de los vídeos. La gran tragedia, es que vamos directos y en quinta velocidad, al precipicio en donde quede sepultada la mayor parte de nuestra Sociedad,
    con un nivel moral, social y económico digno de un mundo subdesarrollado. De ese triste y trágico destino, sí se salvarán la mayoría de los responsables, que ya se habrán preocupado de poner a buen recaudo y en algún paraíso fiscal, todo el producto de su ” brillante gestión “.
    Espero Carina, que tu próxima participación en éste Foro, pueda ser para comentar algún tema de signo positivo; es dificil dada la situación, pero gracias a Dios, la esperanza es lo último que se pierde.
    Saludos.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.